Reprimidos trabajadores de la salud por Polimiranda en Los Teques

Jue 30/10/2008 - 17:06
Represión contra trabajadores de la salud
Por: 
La Comuna, órgano de CCURA-Miranda
Cuando exigían el pago de varias quincenas que llevaban sin cobrar

Cerca de un centenar de trabajadores asistenciales, adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Salud, fueron reprimidos brutalmente por la policía de Miranda, cuando protestaban en las adyacencias de la estación del Metro de Los Teques.

Empleados y obreros suplentes, que se desempeñan en distintos centros hospitalarios de Barlovento, Guarenas-Guatire, Valles del Tuy y Altos Mirandinos, se concentraron el pasado martes en la Av. Víctor Baptista, donde se encuentra la sede de Corposalud, en la capital mirandina, con el objeto de reclamar el pago de cuatro quincenas de sueldo vencidas, igualmente exigían el aumento salarial de 30% decretado el pasado 1 de mayo por el presidente Chávez, así como la garantía del pago de los aguinaldos y el bono de Bs. F 6000 que aún se les adeuda, según planteó a los medios, William Ramírez, directivo de Sirtrasalud.

La situación de estos trabajadores no es distinta a la de otros miles, que en todo el país atraviesan por una situación similar en la mayoría de los centros hospitalarios. Como se puede apreciar por las constantes protestas reseñadas por los medios de comunicación, el sector salud atraviesa hoy por una grave crisis laboral y hospitalaria.

Los trabajadores que protestaban argumentaron que además de adeudarles dos meses de sueldos, algunos de ellos tienen hasta 15 años sin que se les descuente el Seguro Social ni la Política Habitacional.

Los manifestantes piden que los trabajadores adscritos a Minsalud sean nivelados en aguinaldos y vacaciones con los que pertenecen a Corposalud.

Por otra parte, los trabajadores que laboran en el hospital Victorino Santaella de Los Teques, que participaban de la protesta, exigieron también la destitución de la jefa de Personal de ese centro hospitalario, debido a los continuos atropellos que comete contra los trabajadores.

Los trabajadores, que fueron instados a abrir un canal de la vía que cortaban, a pesar de atender la solicitud policial, fueron agredidos con perdigones y metidos a empujones en los vehículos de la policía de Diosdado Cabello, gobernador de Miranda. Unas diez trabajadoras y trabajadores fueron detenidos y soltados al final de la tarde.

Los directivos sindicales anunciaron que de no firmarse un acta compromiso y de la emisión de las órdenes de pago de las quincenas vencidas, convocarían a un paro de salud en todo el estado Miranda.