Presidente Chávez asegura que la devaluación es "revaluación" y decreta pírrico aumento salarial

Sáb 16/01/2010 - 01:11
Chávez se dirige a la AN.jpg
Por: 
Laclase.info
Errático discurso, fiel reflejo de la crisis del gobierno

El presidente Hugo Chávez presentó la Memoria y Cuenta correspondiente al año 2009 ante la Asamblea Nacional, y pronunció un extraño discurso en el que justificó la devaluación de la moneda, presentándola inexplicablemente como una revaluación, y anunció un pírrico aumento del salario mínimo que lo elevará en 96,75 BsF en marzo, y en 159,64 BsF en septiembre, para alcanzar a finales del 2010 el magro monto de 1223.89 BsF. Mientras tanto, la inflación más alta del hemisferio occidental sigue avanzando, espoleada por la devaluación monetaria.

El salario pasará de mínimo a microscópico

El gobierno venezolano durante los últimos años se ha jactado de que en el país se paga el salario mínimo más alto de América Latina, basando sus cáculos en el bolívar cotizado en 2,15 por dólar. Sin embargo, esta cuenta no refleja la realidad económica del país, azotado por la inflación más alta de la región y donde los precios de los productos muchas veces se basa en el dólar del mercado negro, que ha llegado a multiplicar por más de tres al precio del dólar oficial.

En su discurso, el presidente Chávez reconoció que el 99,9% del comercio en Venezuela es capitalista, y que los precios se han basado en el dólar paralelo. “Los precios, hasta ahora en ese comercio capitalista que es el 99,9%, estuvieron marcados en función al dólar permuta que llegó a ser de hasta de ocho bolívares por dólar y ellos (los comerciantes), en base a eso, marcaron los precios”, admitió el presidente, echando por tierra la tesis de que en Venezuela se disfruta del salario mínimo más alto de la región. Calculado al monto del dólar permuta, que según el presidente ha regido la mayoría de los precios en el país, el salario mínimo en Venezuela sería considerado uno de los más bajos de Suramérica.

En octubre de 2009, el Instituto Nacional de Estadística (INE) calculaba el monto de la canasta alimentaria normativa en 1.021,22 bolívares. El organismo gubernamental calcula que la canasta básica, que además de la alimentación incluye los gastos por vivienda, educación, salud, y vestido, equivale a dos canastas alimentarias normativas. De tal manera que según cifras oficiales, los gastos básicos de una familia se cubren con 2.042,44 bolívares. Actualmente el salario mínimo cubre menos de la mitad de la canasta básica, y el aumento decretado para el 2010 es menor a la inflación esperada para ese mismo período, con lo cual el salario será también devaluado de manera importante, y perderá terreno frente a la canasta alimentaria y la canasta básica. Dirigentes sindicales ligados a la corriente CCURA habían exigido un aumento del salario mínimo del 150%, para igualarlo a la canasta básica.

La devaluación es revaluación según Chávez

Una de las ocurrencias más sorpresivas del presidente Chávez, que incluso arrancó risas entre diputados y ministros, fue el planteamiento de que el bolívar no fue devaluado sino revaluado, y que en vez de inflación, la medida produciría deflación. "Bueno, hay una campaña terrible, destinada a atemorizar al pueblo y hacerle creer, que bueno, que una espantosa devaluación del bolívar, así, esa palabra la repiten, una espantosa devaluación y que la gente perdió ya la mitad de su poder adquisitivo o más; ¡mentira!, ¡mentira!... El dólar permuta está bajando y los precios deben tender también hacia la baja, es decir, lo que hemos hecho ha sido una revaluación del bolívar", dijo Chávez, añadiendo que el dólar permuta debía desaparecer, aunque contradictoriamente el gobierno lo ha legalizado. Con el establecimiento del cambio dual, con 2,60 y 4,30 bolívares por dólar, la moneda pierde valor en un 21% y un 100% respectivamente, por eso se trata de una devaluación.

Tampoco existen indicios claros de que el dólar permuta esté estabilizándose en torno a un valor más bajo. El 16 de dicimebre se cotizaba en 5,95 BsF, el 11 de enero, tres días después de la devaluación, se ubicaba en 6,45 BsF, y al día de hoy se ubica en 5,90 BsF, con lo cual se mantiene oscilando en torno a los 6 BsF.

No estamos saliendo de la crisis

"Nosotros vamos siempre por delante del caos... Unos dicen que ya pasó la crisis, no me atrevo a defender esa tesis, la crisis es tan profunda y tiene muchas implicaciones que es bastante improbable que podamos pasar la página, claro, quienes defienden al modelo capitalista mundial, es lo que quieren, como pasar la página o decir que pasó lo peor”, dijo Chávez, quien ha venido adoptando medidas de ajuste en función de preservar la salud del capitalismo en Venezuela.

En esa dirección, anunció la creación de un fondo de tres millardos de BsF para entregar a la burguesía, con el propósito de estimular las exportaciones y la sustitución de importaciones.

El presidente Chávez anunció la fusión de los ministerios de Finanzas y Planificación y Desarrollo, y colocó en la cartera a Jorge Giordani. Alí Rodríguez, por su parte, se encargará del Ministerio de Electricidad.
Chávez también reconoció el retraso en la ejecución de obras hidroeléctricas y la desinversión en el sector eléctrico, pero añadió que no obstante el único causante de la crisis eléctrica es la sequía.

Chávez dice ser marxista, cristiano, bolivariano, sandinista, martiano, sucrista, y mirandista

Luego de haber declarado al marxismo como una doctrina dogmática y pasada de moda en el 2007, y haberse pronunciado a favor de un "socialismo petrolero" en alianza con la burguesía, ahora el presidente Chávez dijo haber cambiado de opinión. "Por primera vez asumo el marxismo. Y lo asumo, como asumo el cristianismo y el bolivarianismo, y el martianismo, y el sucrismo, y el mirandismo, y el sandinismo... Esta revolución es profundamente cristiana. ¡Viva Cristo el redentor!", dijo, añadiendo que Judas Iscariote, por el contrario, era capitalista. Más adelante, el presidente dijo ser también paecista, refiriéndose a Páez, prócer independentista que posteriormente rompió con Bolívar y propició el desmembramiento de la Gran Colombia.

Chávez en varias ocasiones ha desmentido ser marxista o comunista, y ha dicho que su gobierno aboga por una alianza con la burguesía. Las medidas económicas aplicadas recientemente han sido aplaudidas por el empresariado y por el Fondo Monetario Internacional.