22 julio, 2024

(Vídeos) José Bodas: «La pelea que estamos dando es por salario, por pensiones, por el Sicoprosa, por los comedores»

0
video petroleros

Por Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

Caracas, 29 de julio de 2020. El martes 28 nuevamente las trabajadoras y trabajadores petroleros se movilizaron en todas las áreas de nuestra principal industria, exigiendo la restitución de todos sus derechos conculcados por el gobierno y la gerencia de Pdvsa, con la anuencia de la dirigencia sindical roja rojita que encabeza Wills Rangel.

Por segunda semana consecutiva los petroleros y petroleras salimos a las calles de Cabimas, Maracaibo, Paraguaná, El Palito, Puerto La Cruz, Anaco, Temblador, Maturín, Cumaná, Carupano, entre otros lugares.

En El Palito exigen salarios y HCM

Lo que comenzó como un movimiento que seguía el ejemplo de los marinos de Pdvsa, los cuales con su movilización lograron que se les restituyera el incentivo de $ 150 que venían recibiendo para adquirir comida, se ha ido transformando en una lucha por el contrato colectivo que se venció el pasado 1 de octubre del 2019, así como por todas las reivindicaciones que el mismo contiene: por el sistema de salud Sicoprosa, que prácticamente desapareció, lo cual se convierte en tiempos de pandemia en un grave problema que afecta a las familia de los trabajadores petroleros. Por los comedores eliminados, por el fondo de pensiones de los jubilados, pero fundamentalmente contra los salarios de hambre que devengamos las petroleras y petroleros, y contra las pensiones miserables de los jubilados que dedicaron su vida a la industria.

Trabajadores concentrados en Temblador, Monagas

Las pancartas y las consignas reflejan con claridad el clamor de los trabajadores y trabajadoras de Pdvsa: “Salario digno por las familias”; “No más salario de hambre”; “Salario justo ya”; “Rescatemos nuestro HCM”. Consignas contra el memorando 2792, contra el factor de equilibrio 9030, y contra el rol nefasto jugado por la burocracia sindical roja rojita que controla la Futpv, arrodillada al gobierno y a los patronos, la cual ha convalidado la destrucción sistemática de todas las reivindicaciones contenidas en el contrato colectivo.

Héctor Rincón de C-cura en protesta de Puerto La Cruz

Los trabajadores y trabajadoras de Pdvsa, gracias a las luchas desarrolladas desde la histórica huelga de 1936, logramos un muy buen contrato, que aseguraba importantes reivindicaciones salariales y socioeconómicas. En estas dos décadas de chavismo, todo eso se fue perdiendo progresivamente. El mismo Chávez planteó que los beneficios contenidos en los contratos de los trabajadores petroleros y de las empresas básicas eran privilegios, cuestionando incluso la autonomía de los sindicatos.

El chavismo inventó un supuesto “salario social” que nunca se concretó, más allá de las cajas y bolsas Clap, sometiendo a los trabajadores a la mendicidad. Poco le importó al gobierno el papel crucial que jugó la clase obrera petrolera en el paro-sabotaje del 2002, enfrentando con decisión al golpismo y al imperialismo.

Pero en los dos últimos años con el memorando 2792 y el factor de equilibrio 9030, la arremetida del gobierno contra los derechos laborales fue brutal. Todo con el objetivo de aplicar un paquetazo de ajuste llamado Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica que perseguía que fueran los trabajadores y trabajadoras los que pagaramos la crisis, en beneficio de las transnacionales que participan en el negocio petrolero. De esta manera el gobierno y Pdsva, con el respaldo de la burocracia sindical chavista, le sacaba las patas del barro a sus socios en la industria, como Chevron, Statoil, Mitsubishi, Total, Rosneft, y a las empresas chinas, y prestadoras de servicios petroleros norteamericanas como Schlumberger y Halliburton, mientras nos sometía a salarios de hambre. Más plusvalía para las empresas privadas nacionales, las multinacionales imperialistas y la boliburguesía asociada al negocio petrolero.

El desastre en el que está sumida la industria petrolera es el mismo de las empresas básicas, del sector eléctrico, de las universidades, del Metro de Caracas. Todos los trabajadores y trabajadoras de este país nos morimos hambre con salarios de 2 y 3 dólares. Nos quieren mantener mendigando cajas Clap paupérimas que llegan de vez en cuando, y bonos miserables que no alcanzan para nada. Pero los petroleros dijimos ¡basta ya!

Las petroleras y petroleros hemos iniciado el camino de la lucha en las calles, desafiando incluso el peligro sanitario planteado por el coronavirus. Pero la voluntad de lucha se ha echado a andar y nada la detendrá hasta que se logren los objetivos. La lucha de los trabajadores de Pdvsa puede convertirse en un ejemplo a seguir por todos y todas las trabajadoras venezolanas, de las empresas privadas y públicas.

Desde C-cura consideramos que es necesario impulsar el debate democrático en todas las áreas. En los muelles, en las plantas, en las refinerías, en Pdvsa Gas, en las oficinas, en las empresas mixtas. Es importante que los trabajadores nos reunamos en asamblea y discutamos las acciones para darle continuidad a la lucha. Que se conformen comités para organizar la movilización. Para difundir las actividades por las redes sociales, para elaborar las pancartas, para definir las consignas. Pero fundamentalmente para incorporar a más y más trabajadoras y trabajadores. Es urgente masificar la protesta. No podemos desmayar. Hay que continuar la lucha.

José Bodas, secretario general de la Futpv interviene en protesta de Pto.La Cruz

Luis Díaz, trabajador de PDV Marina, dirigente de C-cura

En Cabimas. Los trabajadores marchan hacia el monumento Barroso

 

Doménico Belmonte

https://youtu.be/UFGWr_sYbukhttps://youtu.be/UFGWr_sYbuk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *