20 julio, 2024

La lucha de los trabajadores de Bimbo: «Es evidente que hay un acuerdo de las inspectorías con el patrono»

0
Por Prensa C-cura
Caracas, 16 de mayo de 2022. En Venezuela se viene produciendo en los últimos meses una eclosión de conflictos obreros, tanto en el sector estatal como en empresas privadas. Una de esas luchas es la que llevan adelante los vendedores de la empresa transnacional mexicana Bimbo, que como muchos venezolanos y venezolanas conocerán, produce distintos tipos de pan de sandwich. La planta donde se elaboran los panes se encuentra en Guarenas, de allí el pan se envía a varios centros de distribución a nivel nacional, en Caracas hay dos, uno en Macaracuay y otro en Carapa, Antímano; hay otros en Maracay, Valencia y Barcelona. En otras regiones la empresa procedió a tercerizar sus funciones.
Bimbo tuvo conflictos con sus trabajadores en sus plantas de Colombia en el año 2018. Ese mismo años con sus vendedores en el Estado español. En 2019 los tuvo en Córdoba, España. No son nuevos los conflictos laborales en esa empresa, como se puede ver.

Hace unos años atrás, los trabajadores de planta que laboran en la producción del pan, también tuvieron una confrontación con la empresa. Como resultado de eso despidieron a varios de los directivos sindicales, a pesar de tener fuero. La mayoría desistió de la lucha, aunque algunos continuaron la pelea, la corriente sindical C-cura a través de Orlando Chirino, participó activamente en ese conflicto; pero nos referiremos a ese caso en otro reportaje.

La lucha de los vendedores ya lleva varios años, aunque en el último período ha ganado cierto espacio en los medios de comunicación y redes sociales, gracias a la movilización y presión que vienen ejerciendo los trabajadores.

Edwin Villamizar, con quien conversamos, trabajaba como vendedor de la empresa, aunque él nos dice que los patronos usan el eufemismo de “colaborador”, para desdibujar el hecho de que en realidad es un asalariado que presta un servicio por un salario, como él miso dice: “en realidad soy un trabajador”.

Villamizar fue despedido de la empresa hace 16 meses sin ninguna justificación, sin ni siquiera ser calificado ante la inspectoría del Trabajo.

El motivo del conflicto en Bimbo es simplemente que los trabajadores se alzaron ante los atropellos y se decidieron a exigir respeto a la convención colectiva. “Fuimos despedidos por la directiva de la empresa que tiene unos 3 años encargada del negocio, simplemente por defender nuestros derechos”, afirma Villamizar, quien nos dice que tiene año y medio esperando que la inspectoría de Carmelitas en Caracas, donde está su caso, se manifieste a favor de su despido.

“En un primer momento eramos 350 vendedores, la empresa procedió a suspender a algunos temporalmente, pero antes esta situación muchos terminaron yéndose de la empresa, aceptando las limosnas que la empresa les ofrecía”.

En este momento permanecen en la lucha 17 trabajadores, y tres compañeras viudas de trabajadores de la empresa que fallecieron durante el conflicto. Uno por accidente y otro por causa natural. El caso más dramático es el de un trabajador que se suicidó “a raíz de que la empresa lo despidió el mismo día que estaba cumpliendo 25 años de servicio. Así fue como la empresa le pagó”, afirma Villamizar. La esposa de ese trabajador tiene 4 años esperando que la empresa le pague sus prestaciones.

Los vendedores de Bimbo tenían un sindicato nacional pero en octubre del 2020, la empresa negoció con la directiva del sindicato para pagarles, estos entregaron el conflicto, y se fueron con lo que la empresa les dio, y dejaron a los demás trabajadores en el aire. Desde entonces vienen luchando en condiciones adversas y sin representación sindical.

Villamizar nos cuenta que han agotado todas las instancias legales. Han ido a las inspectorías del trabajo, tuvieron dos audiencias con la viceministra del trabajo Dra. Johana Santeliz, quien designó una funcionaria para el caso; se hicieron 3 mesas de trabajo con el jefe de personal y abogado de Bimbo, José Manuel González, quien desestimó el amparo por despido injustificado. La mesa se levantó y no ha habido ninguna respuesta. “Vamos todas las semanas al ministerio y a la inspectoría, y siguen en silencio administrativo”, dice el vocero de los trabajadores de Bimbo.

En las inspectoría de Carmelitas, de la avenida Nueva Granada en Caracas, en la de Maracay, en Guatire, los trabajadores de Bimbo han constatado que hay funcionarios que actúan a favor del patrono. Villamizar nos dice que en Maracay y en la Nueva Granada, las inspectoras les dijeron que renunciaran a la lucha y negociaran con los patronos. “Lo hemos denunciado ante el Ministerio pero no ha habido ninguna respuesta, quedando evidenciado que hay un acuerdo con el patrono violando nuestros derechos”.

Gracias a la presión que han venido ejerciendo, lograron que su caso se discutiera en la reunión de la OIT con el gobierno, centrales sindicales y los empresarios, realizada el pasado mes de abril, incluso allí le informaron al Ministro pero hasta ahora no ha habido respuesta.

Ante la pregunta que le hiciéramos al compañero Villamizar: ¿Qué van a hacer ahora? Fue categórico.

“Vamos a tomar las calles. Hay compañeros con hijos menores y adolescentes, viudas, incluso con hijos discapacitados. Vamos a seguir la lucha y la movilización, y contamos con el apoyo y la solidaridad de todas las trabajadoras y trabajadores del país”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *