Protestas en Costa Rica contra acuerdo del gobierno con el FMI

0

Por Laclase.info

No al Fondo Monetario, “no más impuestos” en Costa Rica

Costa Rica, 2 de octubre de 2020. El miércoles 30 de septiembre hubo una protesta en distintas partes de Costa Rica rechazando las últimas medidas del gobierno de Carlos Alvarado; son un nuevo paquetazo económico al país con repercusión en los bolsillos de la clase trabajadora. Estos impuestos se aplican hasta para sacar el salario del cajero o una transferencia, también hay un incremento del 200% de la tasa impositiva del valor de las propiedades. El gobierno se justifica en la contracción económica 2020 para incrementar la deuda externa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Aunque el descontento contra el gobierno crece, detrás de “no más impuestos” pudieran solaparse los intereses de grandes empresarios que tampoco quieren pagar sus respectivos impuestos. Aunque la convocatoria nacional no tiene una identidad clara, dadas las limitaciones que impulsa la cuarentena, la marcha en sí es muy significativa: incentiva la conciencia política y posibilita rechazar medidas antipopulares.

Nuevo Arenal: la comunidad trancó la vía principal

La actividad en Nuevo Arenal (cantón Tilarán) fue convocada por Cindy Murillo, una activista jóven de la comunidad. La presencia de manifestantes permitió la tranca de la vía principal durante dos días seguidos; las consignas principales fueron “no más impuestos” y “basta de deuda con el FMI”. La intervención principal de Murillo fue clara: “las medidas incentivan mayor pobreza para las mayorías y reconcentración de riqueza de los archimillonarios, en esto se basa el aprovechamiento de la crisis”.

Hace 2 años se aplicó un paquetazo y ahora quieren aplicar medidas fiscales con incidencia en las actividades cotidianas y disminución de la capacidad de consumo. Murillo afirma sobre la situación económica: “muchas familias están pasando hambre, ahora con un paquetazo adicional es muy difícil subsistir. ¿Cuántas personas están sin trabajo, cuántas no han podido cubrir sus gastos básicos y están desesperados?” Por otro lado, considera que quienes han salido a robar son algunos políticos que se han aprovechado de la pandemia para aprobar leyes que en vez de reactivar la actividad económica viene a perjudicarla”.

A su vez, hay un rechazo al gobierno por hipotecar al país con el FMI. Si en la actualidad la economía no da para pagar sus requerimientos peor será con el endeudamiento y las medidas que como contraparte exige el ente multilateral. Lo que si no tocan, dice Murillo: “son las pensiones de lujo de los diputados y los salarios del presidente y sus ministros”.

Por su parte el regidor municipal (legislador local) Enrique Jenkins, enfatizó que el problema es el modelo de desarrollo. Afirmó que “la deuda (interna y externa) es de aproximadamente 55 millones de dólares, dinero que ha servido, como dicen, para pagar la obra pública más cara de América Latina”; además, la situación actual empeora por el pago de intereses y amortización del capital”. En la protesta se decía que para contraer la deuda es que proponen mayores impuestos, aunque no son medidas que van a resolver la elusión y evasión fiscal de las grandes empresas, 8% del PIB, sino que al final hacen depender más a la gente del asistencialismo estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *