20 julio, 2024

Anzoátegui: Denuncian agresión y torturas de la policía contra mujer en Barcelona

0

Por Mujeres en Lucha (PSL e independientes)

Barcelona, 4 de octubre de 2021. La señora Almeira Pariche de 52 años de edad, ama de casa y residente del barrio Guzmán Lander en Barcelona, estado Anzoátegui fue torturada y detenida arbitrariamente por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas (Cicpc), acusada de un presunto robo.

Los hechos ocurrieron el 26 de septiembre de 2021. La detención arbitraria y la tortura fueron realizadas en dos oportunidades, en la primera fue llevada a un lugar desconocido donde le propinaron tratos crueles, inhumanos y degradantes, siendo liberada al día siguiente para luego volverla a llevar detenida, y después presentarla ante tribunales.

“Me detuvo el CICPC el domingo en la noche y me llevaron a un lugar donde me pegaron, se me encaramaron encima, me pegaron bastante, me jalaron por los pelos y me soltaron el lunes, y el lunes al medio día, por ahí también andaban buscando gente, yo salí a la calle a ver que pasaba me volvieron a llevar donde me torturaron, me hicieron bastante maldad, se me encaramaron en el pecho, me pusieron un trapo en la boca, me vendaron la cabeza, me estaban pegando corriente, no sé porque mojaban el piso y me decían: pon el pie porque te vamos a pegar corriente, me esposaron en una silla, después me tiraron en el piso, en un colchoncito donde se me encaramaban encima…”

De acuerdo a sus propias declaraciones, la señora Pariche relata lo que claramente se conoce como tortura, una violación a los derechos humanos, tipificado en los instrumentos de protección a nivel nacional e internacional. Como feministas denunciamos que también se trata de violencia sexual, lo que ocurre cada vez que el cuerpo de las mujeres es agredido por ser considerado territorio para ejercer el poder, para ejercer la autoridad, y son entendidos como objetos que se pueden poseer, violentar, acción justificada por la normalización de la superioridad masculina, machista y patriarcal, recurrente en los cuerpos policiales.

Sin duda que la condición de mujer trabajadora, madre de familia, residente en un sector popular la hacen más vulnerable ante la violencia machista e institucional. Las mujeres sabemos que en crisis se afianzan las desigualdades. La violencia machista no es “normal”, y cuando es ejercida por los cuerpos policiales es violencia institucional y de Estado.

El sistema capitalista y patriarcal, especialmente en pandemia, ha confinado a las mujeres trabajadoras y de sectores populares en sus casas o a la triple jornada laboral para sobrevivir a la precariedad en el marco de la brutal crisis que vive el país, agravada por el paquetazo de ajuste que aplica el gobierno de falso socialismo.

Las mujeres no somos cuerpos a merced de la violencia de un Estado machista y patriarcal, así lo ha expresado Almeira Pariche cuando hizo la denuncia ante la Fundación de Derechos Humanos de Anzoátegui: “Soy una persona de mi casa, trabajadora. Quiero justicia porque al igual que lo hicieron conmigo, pueden hacerlo con otra madre de familia y no me gustaría que le pase lo que me pasó a mi».

La señora Pariche fue liberada con medida cautelar bajo régimen de presentación cada 30 días y con obligación a cumplir servicio comunitario.

Exigimos que la vida e integridad de la Sra. Pariche y su familia sea garantizada plenamente, que se abra una exhaustiva investigación y se sancione a los responsables por la tortura y la violencia sexual, y se le conceda libertad plena.

Una vez más, desde Mujeres en Lucha, hacemos un llamado a cada comunidad, grupo u organización a movilizarnos para exigir al gobierno medidas a nuestro favor. Exijamos un Plan Obrero y Popular alternativo al paquetazo del gobierno, que contemple salario igual a la canasta básica y una renta de cuarentena para las trabajadoras y trabajadores informales, combatir la violencia machista, que se concreten refugios para albergar a las mujeres que se atreven a denunciar, como es el caso de la señora Almeira Pariche.

Demandamos un Fondo Social y Económico de Emergencia conformado por impuestos progresivos a los grandes grupos económicos y transnacionales; con petróleo 100% estatal sin transnacionales ni empresas mixtas; confiscación de bienes de los corruptos; repatriación de los recursos en manos de Estados Unidos y la Unión Europea; eliminación de las sanciones imperialistas.

La pelea de las mujeres es la misma que lleva adelante la clase trabajadora, porque la lucha contra el patriarcado es la lucha contra el capitalismo.

Es mucho lo que se ha logrado y mucho lo que podemos seguir alcanzando con la movilización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *