22 julio, 2024

El 8 de marzo las mujeres se concentraron con autonomía del gobierno y de la oposición patronal

0

Movilización de mujeres en Caracas el 8M2020.

 Por Laclase.info

Un nutrido grupo de mujeres se concentró el pasado domingo 8 de marzo en Plaza Venezuela, a la salida de la estación del Metro de Caracas para hacer públicas las consignas contra el femicidio, en defensa del aborto legal y gratuito, contra el machismo de nuestra sociedad, y en repudio a la violencia gubernamental y patriarcal contra las mujeres.

La acción fue el resultado de semanas de reuniones entre distintas organizaciones feministas y partidos políticos de izquierda, entre las que se encontraban las Comadres Púrpuras, Tinta Violeta, Faldas-R, Uquira, Mujeres Trans, Araña Feminista, Comité de Inquilinas, la Liga de Trabajadores por el Socialismo (Pan y Rosas), Marea Socialista (Juntas y a la Izquierda), el Partido Socialismo y Libertad, entre otras organizaciones.

Con pancartas que decían: ¡La calle es nuestro único refugio! ¡Basta de feminicidios, precarización y miseria por el aborto legal, seguro y gratuito!; ¡Ni una menos!; ¡Mientras haya una mujer sometida no seremos libres!; Salario igual a canasta básica, anticonceptivos gratuitos, despenalización de aborto!; ¡Basta de violencia gubernamental y patriarcal contra las mujeres!

No fue una tarea fácil porque sin duda, hay diferencias. Pero el 8M las Mujeres organizadoras y participantes pueden decir: ¡Lo hicimos! más allá de la diversidad se logró la movilización. A la calle salieron las consignas y exigencias. Claudia Rodríguez Gilly del Partido Socialismo y Libertad afirma: «Nos reconocimos en el verbo y en la rabia por las que no están, por todo lo que falta por hacer, ya sea por acción o por omisión del Estado. Nos demostramos a nosotras mismas, a la gente con que nos topamos en la calle y al mundo, que estamos en el camino correcto, y tenemos voz propia».

En la concentración se pusieron en evidencia las diferencias que caracterizan al movimiento en nuestro país. Algunas organizaciones provenientes del chavismo, no logran romper con el gobierno, y le atribuyen supuestos logros inexistentes. Por nuestra parte dejamos claro que la lucha por nuestras reivindicaciones y contra el patriarcado está estrechamente ligada a la pelea contra el capitalismo, y el gobierno quien lo encarna en nuestro país.

En medio de esta algarabía unitaria levantamos nuestra voz en nombre de la mujer trabajadora venezolana afectada por el plan hambreador del gobierno, con salarios hechos polvo, hiperinflación, sanciones económicas imperialistas, dolarización de facto, golpe a los derechos laborales y gremiales, donde el trabajo remunerado pierde sentido, ya ni la doble o triple jornada proporciona el ingreso necesario para alimentar a las mujeres y a sus familias.

Tal como lo expresamos en el Mitín de Mujeres, convocado por las Comadres Púrpura, el 9M en la Plaza Morelos de Caracas, al responder a la pregunta ¿Qué es ser mujer trabajadora en la actualidad? (https://lascomadrespurpuras.com/que-es-ser-una-mujer-trabajadora-en-la-actualidad/ ), la compañera Claudia Rodríguez Gilly, expresó:

«No contamos con servicios básicos y el transporte público es una calamidad. Cada vez más mujeres vamos quedando confinadas al espacio doméstico, al cuidado gratuito de otros, nos quieren en silencio, atareadas y dependientes esperando el agua, el gas, la caja de comida desbalanceada para matar el hambre algunos días del mes. Nos quieren sumisas anuladas como sujetas políticas. A parir y a parir hijos de la patria (esto no puede llamarse patria), desnutridos y sin futuro, sometiendo nuestros cuerpos, ofreciendo el cuerpo de las hijas como moneda de cambio para paliar el hambre.

«¿Cómo escapar de esta lógica mercantilista e indignante propia del capitalismo y de este gobierno extractivista y entreguista? ¿Cómo educar la sexualidad responsable de nuestras hijas e hijos en una sociedad sexualizada y con alto costo de anticonceptivos, servicios de salud, artículos de higiene y aún más grave con penalización del aborto?

Sin duda, la acción del 8M y 9M mostró que en Venezuela también las mujeres nos levantamos, y que más temprano que tarde empalmaremos con la poderosa y masiva ola feminista que recorre el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *