Argentina: ¡Fuera las mineras!

2012 comenzó con movilizaciones contra la megaminería en distintas provincias. La lucha más importante se está dando en Famatina, La Rioja. Nuestro partido está presente en el corte. Desde allí nos escriben los compañeros.

2012 comenzó con movilizaciones contra la megaminería en distintas provincias. La lucha más importante se está dando en Famatina, La Rioja. Nuestro partido está presente en el corte. Desde allí nos escriben los compañeros.

Desde mediados de 2011 el gobierno de Beder Herrera, leal al kirchnerismo, emprendió una estrategia comunicacional para promover la actividad minera en la provincia de La Rioja en el marco del PET (Proyecto Estratégico Territorial), lanzado en 2006 por Néstor Kirchner. A partir de allí el gobierno firmó acuerdos con distintas multinacionales para realizar trabajos de exploración en uranio en la zona de Los Llanos (Olta y Chamical), Los Altos de Sanagasta, El Cantadero, El Duraznillo y Las Cañas, estas últimas ya a punto de ser explotadas. En este marco se firmó el convenio con la canadiense Osisko Mining Corporation para la exploración y explotación de oro en el cerro El Famatina. Esta ofensiva fue acompañada por la “ley de flagrancia”, que criminaliza la protesta, donde impide pegar carteles y realizar pintadas, escraches o cualquier actividad sospechosa en la vía pública, pudiendo ser detenido y procesado quien lo haga, sumado a que en nuestra provincia permanece el Código Contravencional de la última dictadura. Sin embargo y pese a todo esto, el pueblo de Famatina, Chilecito y La Rioja no ha dejado de luchar ni un minuto y se han llevado adelante acciones coordinadas desde las asambleas de toda la región NOA-Cuyo contra la megaminería el 9 de diciembre en un claro mensaje a la presidenta, que asumía al otro día, de que no queremos mega minería en nuestro país.

Si algo faltaba para completar el año pasado, fue la llegada a Famatina de la empresa Osisko para hablar con la intendencia, hecho que movilizó a todo el pueblo para echar a estos personajes, quienes, ante la desesperación por abandonar el lugar, olvidaron una lista de los principales activistas antimineros de Chilecito y Famatina. Esto caldeó los ánimos y la denuncia por complicidad del gobierno con la empresa en la conformación de listas negras no se hizo esperar. El gobierno le restó importancia y planificó un asadito en una finca del pueblo para reunir a toda su tropa pro-minera. Y para garantizarlo llevó a la policía antidisturbios y militarizó gran parte del pueblo. Esto fue considerado como una provocación, ya que para ese día, 23 de diciembre, se había planificado una marcha antiminera en la plaza, convocada por las asambleas, vecinos y el párroco del lugar. Al terminar la misma se resolvió realizar el corte en el acceso a la mina La Mejicana e impedir el paso a toda persona relacionada con el emprendimiento minero y el gobierno, hasta que se anule el acuerdo firmado con Osisko y se retiren de la provincia, como lo hicieron con la Barrick en 2009.

Es así que el 2 de enero de este año a las 6 de la mañana comenzó el corte con los vecinos de todo Famatina y Chilecito, como también desde distintos lugares de la provincia. El martes 3 se produjo el primer incidente, cuando una cuadrilla pagada por Beder -con machetes, palas y rastrillos y el apoyo de Infantería- intentó abrirse paso, aunque fracasó por la resistencia de más de 200 vecinos que estaban en el lugar. Esto fue un duro golpe para el gobierno y un importante triunfo para el pueblo. No tardaron en llegar la solidaridad de distintos sectores sociales, políticos y gremiales de toda la provincia (incluida la cúpula de la iglesia y algunas figuras nacionales) y la presencia de los medios nacionales.

Desde ese día el corte no ha dejado de crecer. Alrededor de 50 carpas y entre 200 y 400 personas diarias, entre pobladores del lugar y visitantes de otras provincias que vienen a acompañar la heroica lucha del pueblo de La Rioja. Quienes permaneceremos hasta que el gobierno provincial deje sin efecto el convenio con la minera.

Desde Izquierda Socialista tomamos las banderas contra la megaminería contaminante y la defensa de nuestros recursos naturales, contra el saqueo y la contaminación que el gobierno de Beder Herrera y Cristina pretenden instalar en todo el país. Nos sumamos activamente a las asambleas junto al pueblo de La Rioja en la lucha por echar a todas las multinacionales mineras que pretendan instalarse en nuestros territorios.

Desde La Rioja en pie de lucha hacemos un fuerte llamado a las organizaciones políticas, sociales y gremiales a pronunciarse en contra del modelo económico megaminero extractivista y a llevar adelante una campaña nacional y marcha a Capital Federal, exigiendo al gobierno nacional la derogación inmediata del Código Minero y de todas las leyes que habilitan el saqueo y la contaminación a las empresas mega mineras; la prohibición de la explotación minera a cielo abierto con métodos de lixiviación en todo el territorio; que se declare al agua un derecho humano esencial y que se termine con la persecución y judicialización de los luchadores.

Multitudinaria marcha

La misma se llevó a cabo en La Rioja (Capital) y Famatina, en contra del gobierno de Beder Herrera que intenta hacer de la provincia un gran centro minero.

Este lunes 16 de enero, cuando el sol comenzaba a esconderse pero no por eso dejaba de quemar, en la plaza principal de La Rioja se concentraban 7.000 personas, que habían abandonado la comodidad de sus casas para no faltar a la cita de lucha que, una vez más, le venía a decir a este gobierno autista de Beder que “EL FAMATINA NO SE TOCA” y que la mega minería no va a pasar; que no se van a llevar el agua ni el oro y por sobre todo que “NO PASARAN”. En Famatina, a la misma hora, también en la plaza principal, se movilizaban 3.000 personas a reafirmar con la fortaleza de un pueblo que se organiza y lucha, que se vaya Osisko y que no pasaran.

La marcha fue convocada por las Asambleas Ciudadanas el mismo día en que se cumplía la fecha límite que habían fijado el gobierno y la minera para comenzar a trabajar en el Famatina. Ante estas expresiones multitudinarias el gobierno de la provincia mantiene el silencio de un cementerio. Beder hace una semana que no aparece por ningún medio y ni siquiera están sus funcionarios y segundones que mantenían la carpa Pro Minera en la plaza. Han desaparecido. La resistencia del pueblo de La Rioja crece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *