Argentina: Por una marcha nacional contra la megamineria

Escribe:
Liliana Olivero
Legisladora Izquierda Socialista – Córdoba

Basta de saqueo y represión
Por una marcha nacional contra la MEGAMINERÍA

Escribe:
Liliana Olivero
Legisladora Izquierda Socialista – Córdoba

Basta de saqueo y represión
Por una marcha nacional contra la MEGAMINERÍA

Como antes Famatina, ahora Catamarca marca el camino. Esta semana vamos a llevar la solidaridad con este heroico pueblo y la moción de que se apruebe una marcha nacional unitaria para frenar la megaminería y contra la represión.
Izquierda: Las nuevas generaciones defienden el agua y su suelo. Derecha: Multinacionales que saquean nuestros recursos naturales. Abajo: Marcha frente a la Casa de Catamarca en Capital en repudio a la represión en Tinogasta
Izquierda: Las nuevas generaciones defienden el agua y su suelo. Derecha: Multinacionales que saquean nuestros recursos naturales. Abajo: Marcha frente a la Casa de Catamarca en Capital en repudio a la represión en Tinogasta

Balas de goma, gases, palos y perros adiestrados provocaron el repudiable saldo de 50 heridos en Tinogasta, Catamarca, entre ellos mujeres, niños, hombres y hasta discapacitados. Esta semana se armó un piquete pro-minero para no dejar entrar a quienes nos vamos a solidarizar con esa heroica lucha. Y se allanaron casas de los asambleístas. Todo contra quienes defiende la vida contra la saqueadora y contaminante minera La Alumbrera.

Esa es la respuesta del gobierno kirchnerista provincial (avalado por Cristina Kirchner), -es decir, de quienes se autodefinen “defensores de los derechos humanos”- contra los que ponen su cuerpo contra la megaminería y las multinacionales que se llevan todo el oro y nuestros minerales, dejándonos muerte y contaminación.

En el mismo momento de la represión -que se extendió también en Tucumán y antes en Belén-, en Catamarca se reunía el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, y funcionarios locales para ver cómo siguen defendiendo a las empresas. Ante la brutal salvajada a cargo de un cuerpo represivo especial de policía denominado Kuntur (Cóndor), Cristina no dijo ni mu. El bocón de Anibal Fernández señaló que nada tiene que opinar porque se trata de una “jurisdicción provincial”.

Un día antes, la presidenta defendió la minería criticando por “dogmáticos y cerrados” a quienes se oponen… ¡Poniéndose claramente del lado de la Barrick y demás empresas, como las de origen británico que operan en Malvinas, las cuales siguen saqueando nuestras riquezas! Mientras las cámaras empresarias del sector saludaron el llamado al “diálogo” de la presidenta.

El gobierno nacional es quien impulsó el saqueo minero como no lo hizo nunca antes gobierno alguno. De 18 proyectos en 2003 se pasó a 572 en 2010: 3.072% más. (Fuente: página de la Secretaría de Minería de la Nación- Ministerio de Planificación Nacional-Presidencia de La Nación). Siendo la tierra de los Kirchner, Santa Cruz, donde existen la mayor cantidad de proyectos, seguida por San Juan, Salta, Catamarca, Jujuy, Mendoza, Neuquén y La Rioja. Cristina, incluso, llegó al colmo de apelar a un burócrata del PJ, el famoso “minero” (ver recuadro) para defender la actividad depredadora.

La lucha contra la megaminería y la represión se tiene que unificar y expresar en una gran marcha nacional a Plaza de Mayo. Donde vengan todos los pueblos del interior. Para exigir al gobierno nacional que frene el saqueo. En Andalgalá se va a debatir esta semana la necesidad de una “acción nacional” en una Multisectorial. Con esa propuesta vamos a viajar esta semana llevando nuestra solidaridad. Hay que hacer votar esta moción en asambleas, cortes y multisectoriales. En Córdoba se ha conformado una Coordinadora solidaria, amplia y unitaria. La pueblada de Famatina marcó el camino. Esa misma fuerza hay que extenderla ahora frente a la Casa Rosada.

Néstor Kirchner apoyó fervientemente la megaminería

Extractamos algunos párrafos del discurso de Néstor Kirchner del año 2004, cuando presentó el Plan Minero Nacional, en el cual destaca el claro apoyo de su gobierno a la megaminería.

“El sector minero argentino es uno de los pocos que durante la década del ‘90, con cambios importantes en la legislación, empezó a tener un principio y un punto de inflexión que le permitió avizorar un destino estratégico diferente. (…) Una legislación que nosotros estimamos que fue positiva, que ayudó, y que evidentemente hoy estamos ante una posibilidad concreta de consolidar el proceso de inversión y de desarrollo minero en la Argentina”. “También es cierto que creemos que en un proceso donde se consolide el desarrollo productivo, que ha comenzado como ser en la provincia de San Juan en estos días, más procesos de investigación y de producción que se están poniendo en marcha en el resto de la Argentina, estamos absolutamente confiados en que este proceso se va a afirmar, que va a crecer la producción minera, la exportación, las fuentes de trabajo, que van a crecer fuertemente los ingresos.” “Es muy importante (…) que la gente perciba que la minería trae progreso, trabajo, mejoramiento en la calidad de vida y que tiene que ver con el desarrollo económico y el crecimiento de la región donde se están desarrollando este tipo de inversiones. Estas son las instrucciones que hemos dado en esta área y esperamos que esto se pueda sustentar rápidamente.” “Así que nosotros, desde el Gobierno Nacional, vamos a jugar fuertemente a apoyar al sector, dispuestos también a escuchar permanentemente la visión del sector para tratar, como siempre, en la verdad relativa que tiene cada uno, de encontrar puntos permanentes de renovación que nos permitan estar adecuados a las probabilidades y a garantizar las perspectivas de rentabilidad”. “Por eso nosotros creemos y estamos dispuestos a ver un crecimiento fuerte del sector, apoyarlo fuertemente y a su vez escuchar qué políticas activas desde el Gobierno Nacional podemos promocionar para que evidentemente esto se agilice, la inversión sea más rápida.” (Página Presidencia de la Nación)

Burócrata y del PJ: El “minero” de Cristina

“Grande, Antonio… un trabajador… la implacable voz del pueblo”. Eso dijo Cristina cuando pidió hablar con un minero, mientras protagonizaba una teleconferencia en la que se inauguró la semana pasada una obra en Olavarría. El tal “Antonio” resultó ser Armando Domínguez, flor de burócrata, Secretario General de la Asociación Minera Argentina (AOMA) y vicepresidente del PJ de esa ciudad. Desacreditó la lucha ambientalista y dijo que quieren “paz” para trabajar. Fue designado interventor del gremio en San Juan, desempeñándose como cómplice de la Barrick, donde persiguió a trabajadores. “Tengo muy buena relación con las grandes compañías”, señaló al diario de Cuyo en 2010 (La Nación, 11/02). La señora presidenta, ¿tenía que llegar a tal actitud repudiable y vergonzante para intentar contrarrestar el profundo repudio popular a su política pro-minera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *