Bolivia: Victoriosa entrada de marcha indígena a La Paz

Victoriosa entrada de marcha indígena a La Paz
Impresionante recepción de centenares de miles de personas

Victoriosa entrada de marcha indígena a La Paz
Impresionante recepción de centenares de miles de personas

Más abajo dos notas periodísticas de El Diario y de Los Tiempos expresan como vieron esta jornada histórica. La recepción popular fue impresionante, emocionante, El Diario habla de centenares de miles de paceños. Pero no es sólo la cantidad, ya enormemente importante, sino la actitud solidaria y combativa, desde niños pequeños hasta ancianos. Parecía que nadie quiso perderse esa verdadera fiesta combativa popular. Los niños de 8 ó 9 años cantaban las consignas: “¡Evo decía que todo cambiaría y ahora la misma porquería! ¡Todos somos Tipnis!”, con toda seriedad. Mujeres de todas las edades, con sus hijos, repartían panes, yogures, jugos, tantos que sobraron… “Gracias hermanos indígenas”. Lágrimas, risas, abrazos. En Villa Fátima el entusiasmo era incontenible. Escuelas completas, niños con sus uniformes, acompañados de sus maestros.
La Protesta estuvo marchando. Una combativa columna de compañeros de El Alto de la Coordinadora por la Dignidad del Pueblo Alteño (CODEDIPA) fue parte de la marcha desde la tranca de Urujara. Los dos delegados brasileños de Unidos Pra Lugar, Neide Solimoes y Eduardo Magno, fueron invitados por Carlos Rojas a formar parte de esta columna alteña de CODEDIPA.
La enorme marcha entró a Plaza Murillo. Evo se había fugado…
El gobierno sigue con mentiras, agresividad y maniobras. Desde la noche bloqueó a una vigilia de marchistas que quedó en Plaza Murillo. La Plaza amaneció con un fuerte cordón policial cortando todas las calles.
Evo se niega a cumplir su promesa de recibir a la marcha indígena en el Palacio de Gobierno. Dieron que van a recibir a 20 dirigentes en la vicepresidencia.
Hay indignación entre los indígenas y los centenares de miles que nos movilizamos en su apoyo. La lucha continúa con los indígenas en La Paz, exigiendo que el Evo atienda sus demandas, que la carretera no pase por el Tipnis.
Los diputados indígenas anunciaron que rompen con El MAS, partido de gobierno. Queremos felicitarlos por su valiente actitud, coherente con su apoyo activo a la marcha indígena.
La Protesta

El Diario
Marchistas del TIPNIS recibidos como héroes

Con repique de campanas de la Catedral Metropolitana, los 3.000 marchistas fueron recibidos como héroes en la Sede de Gobierno, en medio de llanto de muchos paceños que esperaron a los marchistas con los brazos abiertos.

Cientos de miles de personas se agolparon en las principales calles y avenidas de la ciudad de La Paz, para ovacionar el ingreso de los indígenas que defienden el TIPNIS.
• Con abrazos, aplausos y muestras de júbilo, los paceños dieron la bienvenida a los más de 3.000 indígenas que recorrieron 570 kilómetros para conseguir su meta.

Después de 64 días y 570 kilómetros recorridos, un inmenso cordón humano acogió a los más de 3.000 marchistas que exigen el respeto al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Con abrazos, aplausos, muestras de cariño y júbilo, los paceños recibieron a los indígenas a quienes consideran “héroes”.

Después de soportar una noche frígida en la tranca de Urujara, aproximadamente dos grados centígrados (2ºC), los indígenas de tierras bajas iniciaron el día con una gran esperanza, pues dentro de cada uno de ellos hubo la ansiedad de saber que después de recorrer un largo trecho, sólo se encontraban a 12 kilómetros de la plaza Murillo de La Paz.

Desde muy temprano recogieron sus carpas y se alistaron para iniciar su último recorrido rumbo al Palacio de Gobierno, y posteriormente, la histórica plaza de San Francisco, con la firme decisión de conseguir la suspensión definitiva de la construcción de la carretera que amenaza con dividir “su hogar”, como ellos lo llaman.

Al promediar las 09.00 horas, las filas se empezaron a organizar, en tanto, monseñor Jesús Juárez, se trasladó hasta el lugar para darles la bendición. “Hemos venido a darles fortaleza y bendiciones a los marchistas en esta última etapa, han demostrado mucha valentía y hoy (ayer), queremos repetirles las palabras de Jesús en el Evangelio de Mateo: ‘Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados que yo os aliviaré’, y ojalá que encuentren mucho alivio en el Señor y también actitud de diálogo, de apertura para que puedan sentarse a una mesa de trabajo y solucionar todos los problemas”, expresó.

Después de esta bendición, la masiva movilización indígena inició su recorrido con gran expectativa, la misma que fue colmada, según afirmaron, al encontrar una bienvenida fraterna y entusiasta, pues hasta las primeras calles de la ciudad de La Paz llegaron cientos de personas para expresar su apoyo incondicional a los marchistas.

“Hermanos indígenas bienvenidos”, “el TIPNIS se respeta”, fueron algunos de los muchos mensajes que reflejaron los carteles en apoyo a los marchistas a lo largo de su trayecto, además de los estribillos como “El TIPNIS es vida”, “Evo, el TIPNIS no se toca y otros”, con los que la ciudadanía exigió a las autoridades gubernamentales atender la demanda y valorar el sacrificio de los más de 3.000 indígenas.

Entre aplausos, lágrimas, abrazos la población recibió a los marchistas para luego crear un cordón humano en todo su recorrido hasta la plaza Murillo y San Francisco. Los refrescos, panes, agua, alimentos, ropa, zapatos fueron entregados a los indígenas, como también dulces y juguetes para los niños marchistas.

“Estoy llenando de mixtura y flores a los marchistas porque es así cómo se recibe a los héroes y ellos lo son al haber estado más de dos meses caminando para defender su casa; esto hay que valorarlo y estamos aquí para decirles que no están solos y que lucharemos juntos”, manifestó Luz Camacho.

En el trayecto algunos indígenas flaquearon y tuvieron que seguir la marcha dentro de las ambulancias, sin embargo, la gente se dio modos para llegar también a ellos y ofrecerles lo que con cariño llevaron hasta el lugar.

Ante esta situación, el presidente de la Sub central TIPNIS, Fernando Vargas, inició un grito de aclamación, “Hermanos que ¡viva La Paz!”, “¡que viva!” respondieron sorprendidos los indígenas ante la gran concurrencia de la población.

A horas 14.15, la marcha logró ingresar a plaza Murillo, después que el presidente Morales aceptara retirar los dos carros antidisturbios “Neptuno”, que se pusieron en alrededores de Palacio de Gobierno.

Posterior a ello, la multitudinaria marcha a la que su sumaron maestros, universitarios, estudiantes, gremiales, comerciantes, obreros y trabajadores, arribaron hasta la plaza San Francisco para iniciar el acto central de bienvenida a territorio paceño.

Lágrimas, música, aplausos, fiesta, homenajes y miles de simpatizantes que los esperaban fue el ambiente de recepción, ayer en La Paz
Masiva y emotiva bienvenida a indígenas
Por Gary Rojas – Los Tiempos – 20/10/2011

Comentarios
Miles de paceños durante el recibimiento a los indígenas, ayer, en la plaza San Francisco, donde se realizó una ceremonia religiosa. – Afka Periodista Invitado
Miles de paceños durante el recibimiento a los indígenas, ayer, en la plaza San Francisco, donde se realizó una ceremonia religiosa. – Afka Periodista Invitado
Resguardados y ovacionados por miles de vecinos que salieron a su encuentro, los indígenas que marcharon desde el 15 de agosto desde Trinidad en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) llegaron ayer a La Paz y conmocionaron a los paceños, muchos de los cuales no pudieron aguantar las lágrimas.
“El Tipnis somos todos” y “ni soya ni coca, el Tipnis no se toca”, coreaban escolares, universitarios, comerciantes, profesionales y todos aquellos que hicieron un alto a sus actividades para salir con alimentos, bebidas, camisas, medias, letreros e incluso pétalos de flores, para expresar a los más de 3 mil marchistas que simplemente son “héroes” por semejante hazaña.
“Me siento emocionado por esta bienvenida y además porque estoy defendiendo la naturaleza. Gracias a los paceños, realmente no esperábamos este recibimiento”, dijo con lágrimas en los ojos Fernando Vargas, presidente de la Subcentral del Tipnis.
El obispo de El Alto, Jesús Juárez, cinco sacerdotes y una multitud de personas esperaban a los marchistas en la Plaza San Fracisco, cuando éstos llegaron allí cerca de las 15:00.

Juan Francisco, de dos años, y Leonarda, de 32, fueron los dos primeros indígenas que la ciudadanía paceña vio llegar. Desde Chuquiaguillo, la madre y su hijo subieron, muy cansados, a una camioneta que presidía la marcha. Juan sonreía al ver las manos levantadas, saludaba y abrazaba a su madre cada vez que veía globos, carteles y flores.

“Esta marcha es justa. Aquí está el pueblo boliviano”, expresó María Eugenia Vásquez, enfermera de la Caja Nacional de Salud, que dejó por un momento sus funciones y salió junto a más de 10 de sus colegas a recibir a la marcha indígena.
Tras levantar su campamento en la tranca de Urujara, donde pasaron la noche del martes, y recibir allí la bendición del obispo de El Alto, monseñor Jesús Juárez, los indígenas bajaron por Villa El Carmen, Villa Fátima, la plaza Villarroel, la avenida Busch, pasaron por el estadio, subieron por la avenida Camacho, ingresaron a la plaza Murillo, después de conocer que el Gobierno les permitió la entrada, y bajaron nuevamente a la plaza mayor de San Francisco. Durante todo este recorrido, una guardia ciudadana acompañó a los indígenas hasta la meta.
“¡Coraje, coraje, la unión hace la fuerza en un corazón!”, les cantó a capela Luis Rico en la llegada de los indígenas a la plaza Murillo. “Esto es voluntario, nadie nos obliga”, decía un grupo de señoras frente al Palacio Quemado.
Presidente
Los marchistas decían que esperaban ver al presidente Evo Morales salir al menos al balcón del edificio presidencial. Pero previamente, en la mañana, el ministro de Comunicación, Iván Canelas, había informado que nadie del Gobierno recibiría a los indígenas.
No se supo nada del Mandatario hasta la noche, cuando asistió en Cochabamba a un acto de celebración del aniversario del colegio Instituto Americano. Canelas indicó que Morales regresó a la sede de gobierno y tenía previsto encontrarse hoy con los dirigentes de la marcha a las 10:30 en Palacio.
Los indígenas llegaron a la sede de Gobierno después de 66 días de caminata, tiempo en el que lamentaron la pérdida de tres personas (dos niños y un adulto), sufrieron una violenta represión policial en Chaparina, soportaron las inclemencias del clima y una campaña de desprestigio de parte del Gobierno.
A su llegada a La Paz se observó el cansancio y los problemas de salud de mujeres, hombres y especialmente niños, muchos de los cuales fueron atendidos ayer mismo por personal médico.
El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, tuvo que ser internado por descompensación luedo de dar su discurso en la plaza San Francisco.
Festejos
• En las ciudades de Tarija, Cochabamba, Sucre, Santa Cruz y Potosí mucha gente celebró la llegada de los indígenas a La Paz.
Separación
El diputado Pedro Nuni (MAS) anunció que la bancada indígena tomó la decisión de desligarse del partido de gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *