17 julio, 2024

Crónica de un universitario que no ha cobrado la miserable quincena

0

Por Jesús Blanco 

En el puntofijismo la vida no era color de rosa. Aún recuerdo las escenas que me tocó vivir durante la brutal represión en el Caracazo en 1989. No olvido las masacres de Cantaura y El Amparo, y muchos otros atropellos cometidos por los gobiernos adeco-copeyanos. Pero la situación a la que nos ha llevado, particularmente a los universitarios, este gobierno hambreador, de falso discurso socialista, no tiene límites.

Durante más de 24 años fui docente-investigador de la UCV. Desde hace 3 años estoy jubilado. En todo ese tiempo, fue muy raro cuando no me pagaron la quincena a tiempo. En general, me pagaban dos días antes de vencerse la quincena. Y esto no quiere decir que “con los adecos y copeyanos se vivía mejor”. En el pasado, me movilicé muchas veces como estudiante o profesor, para exigir presupuesto justo para la universidad. Muchos desatinos y políticas antiobreras y antiestudiantiles, nos obligaban a enfrentar a aquellos gobiernos burgueses, como el actual, pero el desastre que vivimos hoy no tiene nombre, y no se limita al presupuesto.

De un tiempo para acá, el gobierno envía con retraso los recursos para el pago del personal activo y jubilado. Además de que las universidades funcionan con un presupuesto exiguo. Ni siquiera, pagan a tiempo.

Hoy es 16 de agosto, y los trabajadores y trabajadoras de la UCV no hemos cobrado la primera quincena del mes. Pero además, resulta que el lunes es día feriado bancario, y los recursos apenas llegaron a la universidad hoy, esto significa que no cobraremos hasta el martes 20. Algo insólito. Parece que el gobierno lo hiciera a propósito para profundizar el hambre que padecemos los universitarios.

Devengamos una miseria. No importa si se trata de profesores, profesionales, empleados u obreros, todos ganamos salarios miserables. En eso no nos diferenciamos de los demás trabajadores del país. El gobierno de falso socialismo chavista logró unificar a las trabajadoras y trabajadores. Nos unificó hacia abajo. En la igualdad de la miseria.

Pero además de eso, ni siquiera han pagado el bono vacacional completo. Ya todos los trabajadores y trabajadoras de la UCV están de vacaciones, pero el gobierno solo pagó el 75% del bono, y no hay ni la más remota idea de cuándo pagarán el 25% restante. No dicen ni una palabra al respecto.

Aquello de “disfrutar de las vacaciones” es un eufemismo. Con los bolsillos vacíos es imposible disfrutar de nada.

A los universitarios, como a todas las trabajadoras y trabajadores del país, no nos queda otra que organizarnos para luchar por nuestros salarios, por nuestras convenciones colectivas, y por todos nuestros derechos pisoteados por este gobierno hambreador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *