17 julio, 2024

En Pdvsa hay dinero para pagar salarios y pensiones iguales a la canasta básica

0

Por Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (Ccura)

Domingo, 9 de abril de 2023.-El pasado mes de marzo, se destapó un escándalo de corrupción en la industria petrolera, en el que están involucrados un número importante de funcionarios públicos, gerentes y altos cargos de Pdvsa y de otras instituciones públicas, en su mayoría vinculados con el defenestrado vicepresidente de economía y ministro de petróleo Tareck El Aissami, los cuales habrían malversado una cifra que oscilaría entre 21 mil y 38 mil millones de dólares, en una grosera trama de corrupción que contrasta con las terribles carencias que padece el pueblo trabajador venezolano.

Este nuevo episodio de corrupción pone en evidencia que sí hay recursos en el país y Pdvsa. Que sí es posible aumentar los salarios de las trabajadoras y trabajadores petroleros, de los docentes, universitarios, y demás trabajadores públicos. Pero la realidad es que simplemente se los han venido robando durante más de dos décadas.

El gobierno y la gerencia de Pdvsa, quieren hacernos creer que no es posible un aumento del salario, con la excusa del “bloqueo”, y las repudiables sanciones imperialistas. Si bien es cierto que dichas sanciones han agravado las precarias condiciones de vida de las y los trabajadores y el pueblo, la crisis económica generada por este gobierno es anterior a su aplicación. El gigantesco robo puesto al descubierto por el propio gobierno para pasarle factura a El Aissaimi, en el marco de las disputas en el seno del chavismo, evidencia que sí es posible aumentar los salarios y recuperar los servicios públicos. Ya ese cuento del “bloqueo” no se lo cree nadie.

Mientras la corrupción acaba con la principal fuente de recursos que es nuestra industria petrolera, el gobierno profundiza la aplicación de su paquetazo antiobrero y capitalista, que se expresa en Pdvsa en la eliminación del servicio médico Sicoprosa, y de los comedores, en la liquidación de la retroactividad de las prestaciones sociales de la nómina mayor, el robo de 450 millones de dólares del fondo de pensiones, en el desconocimiento de la contratación colectiva, en los salarios menores a $ 20, y la eliminación de todas las conquistas de la clase obrera petrolera.

Las trabajadoras y trabajadores tenemos más de un año con un salario mínimo de 130 bolívares, y el gobierno se niega a darnos un aumento. Van 17 meses que está vencida la contratación colectiva petrolera y no se vislumbra ninguna fecha para su discusión.

Mientras las trabajadoras y trabajadores petroleros vivimos en condiciones de miseria y semiesclavitud, pasando trabajo con salarios de hambre, en hospitales sin medicamentos ni insumos, con trabajadores que han perdido la vida en las plantas porque no había una ambulancia o una lancha que los llevara a un centro de salud, en las altas esferas gubernamentales se pelean por miles de millones de dólares, con funcionarios y nuevos ricos que se muestran con lujosas camionetas blindadas, adquieren fastuosas quintas y apartamentos, o se divierten en hoteles 5 estrellas en Dubai.

Con la lucha y la movilización podemos derrotar a este gobierno hambreador y corrupto

Ante la corrupción y este monumental desfalco a Pdvsa, el único camino que tiene la clase obrera es redoblar la lucha por nuestros reclamos y el rescate de Pdvsa para todo el pueblo trabajador. Queda claro que Pdvsa no fue del pueblo en el pasado puntofijista, y tampoco lo ha sido con el chavismo. Ha sido la gallina de huevos de oro con la que se han enriquecido funcionarios y empresarios, en el pasado y en el presente. En ese marco es necesario profundizar la organización y la movilización, para lograr que la crisis económica generada por el gobierno, corruptos y transnacionales, no siga recayendo sobre los hombros de la clase obrera y el pueblo pobre.

Desde la Corriente Clasista, Unitaria Revolucionaria y Autónoma (C-cura) ratificamos la necesidad de rescatar los sindicatos y la Futpv para la lucha, de manera democrática e independiente, tanto del gobierno como de la oposición patronal y proimperialista.

Ante esta necesidad llamamos a todas y todos los trabajadores petroleros, jubilados, activistas y corrientes sindicales que hacen vida en la industria petrolera, a conformar los comités de base para la defensa de la convención colectiva, por un salario y pensiones iguales a la canasta básica indexado mensualmente, la recuperación del fondo de ahorro de nuestros pensionados, el Sicoprosa y los comedores, por la eliminación del memorándum 2792, que en la industria petrolera se conoce como el factor 9030, por la derogación del instructivo de la Onapre y por todos nuestros derechos, en concreto se trata de decidir desde las bases un plan de lucha y movilización para derrotar el paquete antiobrero y capitalista del gobierno y la gerencia corrupta de Pdvsa.

La lucha es el único camino que puede darle un freno a la política de destrucción de Pdvsa, del salario, al saqueo y la entrega de la industria a los capitales nacionales y transnacionales, que ha dado como resultado la destrucción de las refinerías, oleoductos y gasoductos, muelles, taladros, remolcadores, lanchas y demás instalaciones operativas, para justificar el robo y la privatización de la industria petrolera nacional.

El gobierno de Maduro para lograr sus planes criminaliza y judicializa a trabajadores y trabajadoras por el hecho de denunciar casos de corrupción y por exigir sus derechos en Pdvsa y las empresas mixtas. Las recientes denuncias ponen en evidencia que eran inocentes y tenían razón, por ello exigimos que todos los trabajadores petroleros detenidos sean liberados, tal como sucedió recientemente con Alfredo Chirinos y Aryenis Torrealba, gracias a la movilización.

La lucha de la clase obrera petrolera es la misma que hoy están librando los trabajadores públicos y del sector privado, y que va más allá del reclamo por salario, es una lucha para que la crisis no la sigamos pagando las y los trabajadores y los más pobres, por ello décimos que la crisis la deben pagar los que más tienen, es decir, empresarios y transnacionales que son los grandes beneficiarios del paquete antiobrero. En ese marco, planteamos que hay que luchar por un Plan Obrero y Popular de emergencia, que contemple salarios y pensiones iguales a la canasta básica, pero también impuestos a las grandes empresas, que el petróleo sea 100% estatal sin transnacionales ni empresas mixtas, entre otras medidas.

Solo con la movilización y la lucha le arrancaremos al gobierno un salario y pensiones iguales a la canasta básica, comedores con comida balanceada, financiamiento para el Sicoprosa, y para que se discuta y se respete la convención colectiva, porque sí hay dinero para honrar los reclamos de las y los trabajadores petroleros, tal como queda evidenciado con este nuevo escándalo de corrupción.

Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (Ccura)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *