20 julio, 2024

¡Exitoso paro docente! Hay que darle continuidad con un plan de lucha y un paro de 48 horas

0

Por Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

El pasado jueves 10 de octubre se produjo un contundente paro de maestras y maestros en todo el país. El mismo venía siendo exigido por la base magisterial desde hace bastante tiempo, ante la situación calamitosa que los docentes están viviendo. Con salarios de hambre, con un contrato colectivo destruido por la inflación, y con una educación sin calidad, cada vez más crítica.

De acuerdo a las organizaciones sindicales, el acatamiento a la medida de fuerza de los docentes fue de más de un 70%.

Pero no sólo fue un paro de maestros y maestras, a la acción se sumaron trabajadores administrativos y obreros en cientos de planteles en todo el país, incluso, los padres y representantes respaldaron la acción, no enviando a sus hijos a escuelas y liceos. También se sumaron parcialmente colegios de la Avec y privados.

El gobierno intentó quebrar la voluntad de lucha de los docentes improvisando operativos de salud, entregando canaimitas, convocando consejos de docentes, e incluso, en el caso de Caracas, habilitaron un mercado a cielo abierto frente a la sede del Ministerio de Educación para obstaculizar la concentración prevista por los maestros y maestras para el 10 en Caracas.

Es importante destacar que el paro fue impuesto por la base, ya que las direcciones de las federaciones y sindicatos del magisterio, mayoritariamente dirigidos por Acción Democrática, venían dándole largas, y haciéndose los locos con el clamor de miles de maestros a nivel nacional, que exigían la realización de un paro nacional, incluso, con carácter indefinido. Todo con el objetivo de tratar de negociar con el gobierno.

Durante meses la dirigencia sindical se olvidó del salario y llevó a los maestros a marchar detrás de Guaidó, creandoles expectativas equivocadas en golpes e invasiones militares. Pero los maestros y maestras se cansaron de ese cuento.

La combativa movilización del 16 de septiembre en Caracas, que se replicó con casi igual intensidad en muchas ciudades, y el tremendo paro del 10, ponen en evidencia que los docentes son la vanguardia del reanimamiento que el conjunto de los trabajadores y trabajadoras vienen experimentando en el último período.

Los educadores no se pueden dormir en los laureles. Hay que darle continuidad al paro. Los maestros y maestras deben organizarse en comités de conflicto en todos los planteles, y debatir en asamblea darle continuidad a la medida de fuerza del 10 de octubre a través de un plan de lucha nacional, y exigirle a las federaciones sindicales del magisterio que convoquen de inmediato a un paro de 48 horas con movilizaciones y concentraciones en todas las principales ciudades, y en Caracas, una nueva concentración en el Ministerio.

Los comités de conflicto en cada escuela y liceo deben realizar asambleas donde participen todos los trabajadores (docentes, empleados administrativos y obreros), y convocar a los padres y representantes para que estos estén al tanto de las acciones y se incorporen a las mismas.

La movilización de los maestros y maestras marca el camino de todas las trabajadoras y trabajadores del país. Es necesario brindarles toda nuestra solidaridad.

La lucha de los docentes puede ser la chispa que encienda un gran movimiento nacional de trabajadoras y trabajadores de todos los sectores, que se movilice contra el paquete de ajuste antiobrero y hambreador del gobierno, y por salario igual a la canasta básica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *