José Bodas presenta pliego de reclamos de trabajadores petroleros al Ministerio del Trabajo

0

Carcas, (9 de julio de 2009). Ayer miércoles 8 de julio en horas de la tarde, José Bodas y los integrantes de la Plancha No. 1 para las elecciones sindicales en la industria petrolera, introdujeron por ante el Ministerio del Trabajo, un Pliego de Reclamos de los Trabajadores Petroleros.

plancha 9 ccura

Por: Laclase.info

Caracas, (9 de julio de 2009). Ayer miércoles 8 de julio en horas de la tarde, José Bodas y los integrantes de la Plancha No. 1 para las elecciones sindicales en la industria petrolera, introdujeron por ante el Ministerio del Trabajo, un Pliego de Reclamos de los Trabajadores Petroleros.

El documento contiene 10 puntos de reclamaciones en los que se denuncia el silencio administrativo de PDVSA frente al proyecto de contrato colectivo de trabajo presentado desde octubre de 2008; violación de clásulas sindicales del contrato vigente (Evaluación por Desempeño, TEA y sistema de salud); persecución y hostigamiento a dirigentes sindicales por defender los derechos de los trabajadores.

También se resalta la violación del derecho al trabajo por despidos injustificados de trabajadores; irrespeto al decreto de inamovilidad especial e incumplimiento de órdenes de reenganche; injerencia indebida de PDVSA en la vida interna de las organizaciones sindicales; obstaculización al proceso electoral de la FUTPV; retención indebida de dineros descontados a los trabajadores y desconocimiento de derechos laborales de personal absorbido por PDVSA.

A grandes rasgos esos son los reclamos presentados por el dirigente nacional petrolero José Bodas, quien fue acompañado de dirigentes sindicales de la industria de todo el país.

Mesa de Trabajo para discutir y resolver la problemática

Proponen los dirigentes de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma en la industia petrolera, que la ciudadana Ministra, conmine a la empresa a cumplir con los acuerdos contractuales y respete los derechos de los trabajadores. Igualmente solicitan la conformación de una Mesa de Trabajo, que efectivamente encare y resuelva la grave problemática que atraviesan casi 100 mil trabajadores de la industria petrolera.

El documento fue entregado en las oficinas del Ministerio del Trabajo al finalizar la tarde de este miércoles 8 de julio. Los dirigentes sindicales fueron citados para el próximo martes 14 de julio, para entrevistarse con la ministra María Cristina Iglesias.

A continuación se anexa el documento presentado por los dirigentes sindicales que conforman la Plancha No. 1.

Julio 8 de 2009.

Licenciada
MARÍA CRISTINA IGLESIAS
Ministra del Trabajo y Seguridad Social
República Bolivariana de Venezuela

Respetada Ministra:

Reciba nuestro cordial saludo y el deseo sincero, para que sus actividades al frente del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social sean exitosas.

En nuestra calidad de dirigentes de sindicatos afiliados a la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros, de Gas, y Similares de Venezuela (FUTPV) e integrantes de la Plancha No. 1 para las elecciones sindicales, nos dirigimos a usted para exponerle un conjunto de irregularidades que se vienen presentando desde tiempo atrás en la industria petrolera, las cuales repercuten negativamente en las relaciones obrero-patronales en PDVSA y afectan derechos y beneficios de los trabajadores contemplados en el contrato colectivo de trabajo, en la Ley Orgánica del Trabajo, la Constitución de la República Bolivariana y Convenios Internacionales suscritos por el Estado venezolano.

A continuación presentamos una descripción resumida de cada una de estas anomalías y abrigamos la esperanza que su Despacho se sirva respondernos en forma expedita y por escrito, de tal forma que nosotros podamos transmitir a nuestros afiliados las soluciones que desde el Ministerio a su cargo se nos ofrezcan para ayudar a resolver la grave problemática que hoy nos aqueja a casi 100 mil trabajadores de la industria petrolera.

1. Contrato Colectivo Petrolero

En el mes de octubre del año 2008, fue introducido por ante el Ministerio del Trabajo, un ante-proyecto de contrato colectivo de trabajo para la industria petrolera, el cual fue recibido por el compatriota Roberto Hernández, quien en ese momento se desempeñaba como Ministro del Trabajo y la Seguridad Social.
Transcurridos casi nueve meses desde la entrega del documento en mención, los trabajadores vinculados a la industria petrolera no conocemos a ciencia cierta cuál ha sido la gestión desarrollada por el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, así como tampoco conocemos una versión oficial sobre la respuesta presentada o no por parte de los representantes de la empresa PDVSA.

Esta situación ha generado un malestar entre la masa laboral petrolera, que no logra explicarse las evidentes contradicciones que se presentan entre los discursos del Presidente de la República que a diario insiste en declarar que su gobierno respeta los derechos de los trabajadores, pero al mismo tiempo en la más importante empresa de propiedad del Estado se vulnere el derecho a la negociación de contrato colectivo de trabajo.

Esta actitud por parte de las instancias del Gobierno afecta negativamente a los trabajadores petroleros, que vemos menguados nuestros derechos y sobre todo nuestros beneficios socio-económicos, en un país que en el marco de la crisis económica del sistema capitalista, está azotado por la inflación, el acaparamiento, la especulación, la liberación de precios, el incremento del IVA y toda suerte de medidas económicas que afectan el bolsillo de los más necesitados.

2. Desconocimiento de cláusulas del actual contrato petrolero

Para nadie es un secreto que la forma en que se llevó a cabo la negociación del Contrato Colectivo Petrolero 2007-2009, representó un duro golpe para los derechos de los trabajadores petroleros, por la forma indebida y autoritaria en que ésta fue impuesta desde el Ministerio del Trabajo. Pero además de ello, hemos constatado que durante la vigencia de la misma, la parte empresarial ha violado sistemáticamente muchas cláusulas, afectando con ello a los trabajadores y sus ingresos. Como ejemplo queremos resaltarles al menos tres, que las consideramos de gran impacto negativo para el petrolero y su familia.

a. PDVSA, durante cinco (5) continuos se ha negado a incrementar los salarios por concepto de Evaluación por Desempeño, afectando con ello los ingresos salariales de los trabajadores y las repercusiones que dichos incrementos representan para las prestaciones sociales, utilidades y demás beneficios socio-económicos de las trabajadoras y los trabajadores petroleros. Para solventar esta difícil situación, los integrantes de la Plancha No. 1, estamos proponiendo que PDVSA autorice un aumento lineal de VEINTE BOLIVARES FURTES (BF. 20) a todas y todos los petroleros, sin que ello afecte ni tenga incidencia en la discusión sobre el aumento salarial que estamos reclamando con el ante-proyecto de contrato petrolero presentado desde el mes de octubre de 2008. Esta solicitud tampoco ha sido atendida por la Empresa, razón que nos obliga a recurrir a su Despacho para que conmine a la Empresa a dar cumplimiento con esta cláusula del actual Contrato Petrolero.

b. Otro tanto podemos decir de la Tarjeta Electrónica de Alimentación (TEA), la cual no ha sido actualizada para compensar los efectos de la inflación y la especulación que hoy afecta el bolsillo de los trabajadores y sus familias. Por lo anterior, venimos reclamando a la empresa que incremente la TEA a DOS MIL QUINIENTOS BOLIVARES FUERTES (BF. 2.500), y esta es la fecha que PDVSA no atiende el clamor de los trabajadores, ni incrementa el valor de la Tarjeta.

c. En materia de salud para el trabajador y su familia, vivimos una constante zozobra, toda vez que la empresa PDVSA no paga en forma oportuna sus obligaciones, afectando con ello la prestación de los servicios médicos y poniendo en riesgo la vida e los petroleros y sus familias. Reclamamos de la empresa ponerse al día con los pagos para evitar que colapse la prestación de servicios médicos, hospitalarios y quirúrgicos

Podríamos seguir numerando muchas más irregularidades y acuerdos contractuales violados por PDVSA, pero nos limitamos a estas tres, porque las consideramos las de mayor impacto sobre los trabajadores. Reclamamos la intervención del Ministerio a su cargo, par que se cumpla cabalmente por parte de la empresa con las obligaciones contractuales establecidas con los trabajadores.

3. Elecciones sindicales

Nos encontramos próximos a cumplir un año ininterrumpido de batalla para garantizar elecciones libres, democráticas y transparentes que legitimen a los dirigentes de la FUTPV y durante este proceso hemos encontrado en las directivas del PDVSA y especialmente en la persona del Ministro Rafael Ramírez, el mayor obstáculo para que los trabajadores puedan celebrar en forma soberana e independiente sus comicios electorales y seleccionen a los candidatos de su predilección.

Ya llevamos tres postergaciones injustificadas gracias a una intromisión abusiva y descarada por parte de los representantes de PDVSA, quienes han utilizado a serviles y funestos personajes que se están haciendo pasar por dirigentes sindicales, y de funcionarios del CNE que se han prestado para entorpecer deliberadamente las elecciones sindicales.

Complementariamente, PDVSA se negó durante casi 8 meses a entregar los listados del personal vinculado laboralmente con PDVSA, lo que ocasionó que dirigentes sindicales inescrupulosos se dieran a la tarea de “engordar” los listados de afiliados con una clara pretensión fraudulenta. Lo curioso del caso, es que precisamente las planchas que son lideradas por militantes del partido de gobierno, es decir del PSUV, son las que más presentan irregularidades.

Estas prácticas adelantadas por las directivas de PDVSA y en especial por el ciudadano ministro Rafael Ramírez, que hasta quiso imponer en forma unilateral y autoritaria que el personal de confianza de la empresa tuviera derecho a voto en las elecciones sindicales, son pruebas contundentes de la intromisión de los poderes del Estado, para torpedear, viciar e impedir el proceso electoral, con el único propósito de favorecer a su parcialidad política y seguir utilizando la ilegitimidad de la dirección de la FUTPV como argumento para no sentarse a negociar el nuevo contrato petrolero, afectando con ello a la masa laboral petrolera del país.

4. Obstáculos a la autónoma y normal funcionamiento de las organizaciones sindicales

En un hecho sin precedentes en la historia del movimiento sindical petrolero, la parte patronal viene haciendo los descuentos a los trabajadores por concepto de afiliación a los sindicatos, pero desde hace casi seis (6) meses no se entregan dichos dineros a la Federación ni a los sindicatos a los que se encuentran afiliados los trabajadores.

Pero más allá de esta grave irregularidad en que está incurriendo PDVSA, se esconde el perverso objetivo antidemocrático de cercenar el libre ejercicio de la actividad sindical consagrada en la Ley Orgánica del Trabajo, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y convenios internacionales ratificados una y otra vez por el Estado venezolano, que permiten que las trabajadoras y los trabajadores venezolanos nos podamos asociar en organizaciones sindicales para defender nuestros derechos y para negociar convenios colectivos de trabajo.

La gravedad de esta situación se hace evidente en la presente coyuntura electoral por la que atraviesa la FUTPV, ya que al no entregarse estos dineros, se corre el riesgo que los comicios no puedan realizarse por limitaciones económicas.

No dudamos en decir que detrás de estas actuaciones de la empresa, está el objetivo de limitar la autonomía de las organizaciones sindicales y torpedear el normal funcionamiento de las mismas, particularmente impidiendo la realización de las elecciones sindicales pautadas para el próximo 12 de agosto. Esperamos respetada Ministra, su pronunciamiento inmediato de tal forma que la empresa sea conminada a respetar el libre ejercicio de la actividad sindical y la autonomía de las organizaciones.

5. Chantaje y presión a trabajadores para validar mediante firmas de los trabajadores un mecanismo fraudulento para conformar Comisión Negociadora del contrato petrolero

Ya comentamos más arriba la forma irregular en que fue negociado el pasado contrato colectivo de trabajo, cuando por decisión unilateral del ministro de la época José Ramón Rivero se impuso una Comisión Negociadora que no contaba con el aval y pleno respaldo de los trabajadores de base. Esta práctica que contradice la democracia protagónica y participativa establecida en nuestra Constitución, pretende ser revivida en la actualidad por parte de los directivos de la empresa y de supuestos dirigentes sindicales, que quieren auto-nombrarse como negociadores del contrato petrolero sin haber sido legitimados por los trabajadores de base.

Con toda clase de argucias y chantajes, desde la cúpula directiva de PDVSA se viene presionando a los trabajadores para que firmen una autorización que designe como supuestos voceros y negociadores de la nueva convención colectiva de trabajo a los mismos personajes que en el 2007 burlaron los derechos democráticos de los trabajadores y entregaron valiosas conquistas contempladas en el Contrato Colectivo Petrolero. Sin duda, esta es la más burda farsa de la que se tenga conocimiento en el movimiento sindical en los últimos tiempos. Los encargados de este operativo son parte de la nómina directiva de la empresa, quienes sin el menor escrúpulo han recurrido a programas de opinión del canal estatal Venezolana de Televisión, para promocionar un mecanismo fraudulento de designación de negociadores del contrato petrolero.

Está en manos de su Despacho, respetada Ministra, manifestarse en contra de este oprobioso mecanismo mediante el cual los representantes de la parte patronal, es decir de PDVSA y sindicaleros de oficio, pretenden conformar una supuesta comisión negociadora, sin contar con la legitimación de los trabajadores de base. No hay que olvidar que este mecanismo de recolección de firmas por la vía del chantaje y la presión fue el mismo que utilizaron los golpistas y saboteadores entre el 2002 y el 2003 para paralizar la industria petrolera.

6. Amenazas de despidos y atropellos a la estabilidad laboral

En toda la nación e incluso más allá de las fronteras de nuestro país, el movimiento sindical conoce del caso emblemático del despido injustificado de nuestro compañero Orlando Chirino y la negativa de la empresa en acatar la providencia emanada del Ministerio del Trabajo de restituirlo a su puesto de trabajo. La misma situación vive la compañera Vilmaris Astudillo despedida arbitrariamente de Petropiar y a pesar de contar con una providencia de reenganche a su favor, no ha sido acatada por la Empresa.

Lastimosamente este no es el único caso, ya que tenemos conocimiento que otros compañeros pasan por la misma situación y se ha hecho evidente la política de la empresa de no importarle quebrantar la protección de la estabilidad laboral de compañeros y compañeras que reclaman sus derechos y pasar por encima de providencias emanadas del Ministerio del Trabajo. Con este accionar, las actuales directivas de PDVSA nos recuerdan el oscuro pasado de la meritocracia de la IV República que hizo de PDVSA un Estado dentro del Estado.

La violación del derecho al trabajo y el irrespeto a los decretos o circunstancias especiales que protegen la estabilidad laboral se ha convertido en una rutina en PDVSA y empresas contratistas. El reclamo de los compañeros de Anaco o los de la Refinería El Palito, demuestran que tan vulnerables estamos los trabajadores, razón por la cual solicitamos de su Despacho compatriota Ministra, una acción que termine con estos abusos y arbitrariedades que a diario se comenten contra trabajadores que defienden sus derechos.

7. Discriminación en los procesos de absorción a PDVSA

Estamos seguros compatriota Ministra que usted conoce nuestro talante socialista y revolucionario y sabe mejor que nadie la batalla que históricamente hemos librado en el país para acabar con la propiedad privada sobre los medios de producción y la vergonzante explotación capitalista. Más que nadie celebramos cuando empresas en manos de propietarios privados pasan a manos del Estado y luchamos en forma frontal para que las mismas sean puestas bajo el control de los propios trabajadores.

Sin embargo vemos con mucha preocupación que durante el proceso de estatización de empresas, se actúa en forma arbitraria y unilateral, no se promueve el diálogo ni el gobierno se esfuerza por lograr el consentimiento de los trabajadores, situación que ha llevado a situaciones complejas y conflictivas a miles de compatriotas, que ven como sus derechos adquiridos son violentados y muchos de ellos tienen en grave riesgo la continuidad laboral, ya que no son absorbidos por PDVSA y son sometidos a discriminaciones odiosas.

Esta situación se está convirtiendo en un caldo de cultivo que puede estallar en una grave conflagración social de incalculables dimensiones. La tensa situación laboral que hoy se vive en la Costa Oriental del Lago, en los proyectos que se ejecutan en la Faja del Orinoco y la conflictividad que se ha vivido recientemente con ocasión de la parada de mantenimiento en la Refinería El Palito, ponen en evidencia que existen violaciones del derecho al trabajo, discriminación y amenaza latente a la estabilidad laboral.

También es preciso denunciar que en la Faja Petrolífera del Orinoco, a los trabajadores absorbidos no se les tiene en cuenta los años de servicio para el cálculo de prestaciones con carácter retroactivo como lo establece la Convención Colectiva Petrolera.

Esperamos respetada Ministra, que su Despacho tome cartas en el asunto y mediante acciones concretas haga respetar el derecho al trabajo, la restitución de trabajadores despedidos arbitrariamente y que no se judicialice la justa protesta de los trabajadores.

8. Las Inspectorías del Trabajo miran para otro lado cuando los petroleros reclamamos nuestros derechos

Mejor que nadie debe conocer usted ciudadana Ministra, la grave problemática que se vive en las Inspectorías Regionales y Locales del Ministerio del Trabajo, por cuanto no se apersonan ni contribuyen a resolver las distintas dinámicas conflictivas que se presentan en la industria petrolera o lo que es peor, miran para otro lado cuando los trabajadores petroleros somos afectados con medidas arbitrarias por parte de los patronos de PDVSA.

No puede ser que en la Venezuela de hoy, dirigentes sindicales de El Palito, no puedan desarrollar actividades inherentes a su cargo como sindicalistas, por escandalosos procedimientos pactados entre Tribunales y Empresa para impedir la labor sindical. Tenemos también el caso de los compañeros del Sindicato Único de Trabajadores Petroleros, Petroquímicos, Gasíferos y Conexos del Estado Falcón que desde el 25 de abril de 2008 introdujo un Pliego Conciliatorio en la Inspectoría “Alí Primera” de Punto Fijo, Estado Falcón, y no se ha actuado de acuerdo a la LOT y se mantiene engavetados todos los reclamos hechos por la organización sindical.

Consideramos un momento oportuno para adecentar la estructura del Ministerio del Trabajo, que hoy es víctima de las imposiciones de alcaldes y gobernadores, afectando con ello a las trabajadoras y los trabajadores venezolanos, todo ello para favorecer intereses políticos partidistas, cogollos burocráticos y sindicaleros, que aprovechan sus relaciones con funcionarios de las Inspectorías, para utilizarlo a su favor conformando sindicatos paralelos y extorsionando a patronos en detrimento de los intereses de los trabajadores afiliados a las organizaciones sindicales.

9. La Empresa no otorga permisos sindicales a integrantes de la Plancha 1

En una actitud anti-democrática, Relaciones Laborales de PDVSA Occidente, viola la Cláusula 10 del Contrato Colectivo Petrolero, al no otorgar permiso a los integrantes de la Plancha No. 1 para desarrollar las actividades de promoción de candidatos y difusión de propuestas en el Estado Zulia. Con esta actitud se menoscaban los derechos democráticos de nuestra Plancha.

10. Violación de la Ley de Reordenamiento de Hidrocarburos Líquidos

Al igual que en muchas empresas que viene siendo nacionalizadas, se desconoce el Artículo No. 10 de la Ley de Reordenamiento de Hidrocarburos Líquidos, por cuanto a los trabajadores que están vinculadas a las cooperativas del transporte de combustibles que están siendo absorbidas, no se les respetan los derechos. Se les está ofreciendo contratos de trabajo por un año, con lo cual se viola el decreto y la estabilidad laboral, por cuanto sólo hubo transferencia de patrono y no se rompió la relación laboral.

Y más lamentable aún es el hecho de que a muchos trabajadores que fueron absorbidos desde hace más de seis (6) meses no se les ha hecho pago alguno y a quienes reclaman reciben el maltrato laboral por parte del Gerente Francisco Freites de la Empresa Nacional de Transporte de Combustible de PVDSA.

Solicitud

Como puede constatar respetada Ministra, la situación laboral que padecemos casi 100 mil petroleros es denigrante, razón que nos ha motivado a acercarnos a su Despacho para presentar este pliego de reclamos y solicitar muy comedidamente la conformación de una Mesa de Trabajo que de inmediato se aboque a la investigación, búsqueda de soluciones y sanciones a quienes han venido atropellando de forma inconstitucional a las trabajadores y los trabajadores petroleros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *