La OLP es un mecanismo de estado de excepción silencioso

Pacos represores

Por: Yasmeli Pernía*

 

“Jala que la soga se revienta”

Alí Primera

 

En el marco constitucional y a partir del Título VII de la Carta Magna se establecen las garantías constitucionales; bajo ese concepto se norma la aplicación de la medida de estado de excepción. Hoy los venezolanos vivimos una tragedia nacional socioeconómica a consecuencia de políticas erradas basadas en el inmediatismo, la improvisación y la malversación de los recursos del pueblo, todo ello encubierto por un fundamentalismo mediático oficial basado en el engaño y la perversión, el cual responde a los intereses de quienes hoy, montados en el gobierno, generan plusvalía del trabajo asalariado y controlan la renta petrolera, y haciendo uso de agresivos mecanismos paraestatales para mantener el orden social de dominación, lo que se refleja en la interrupción del Estado de Derecho por los gobierneros de turno.

Y es en base a lo anterior, que recurrimos a analizar la persistente problemática con el gobierno de Colombia. Desde hace ya unas cuantas décadas que se viene consolidando un paraestado fronterizo, donde prevalece el orden fascista de intereses del capital, totalmente aislado al orden democrático denominado paramilitarismo y caracterizado por prácticas como el narcotráfico, la prostitución, el contrabando, el lavado de dólares, el sicariato, la militarización, entre otras aberrantes acciones. Hecho que ciertamente se hace preocupante, puesto que sabemos la terrible historia de Colombia y el padecimiento del pueblo colombiano a partir de la muerte de Jorge Eliecer Gaitán y el comienzo de la guerra interna. Lamentablemente ahora se toman represalias contra los refugiados e inmigrantes pobres, sin desmantelar las redes mafiosas de la frontera.

La parapolítica viene extendiéndose a Venezuela, tal como venía denunciando, además de la corrupción interna de PDVSA, el líder revolucionario Alcedo Mora Márquez, desaparecido hace seis meses. Sería interesante preguntarle sobre el tema a Tarek El Aissami y sobre su conexión con el alcade opositor de Guaraque en cuanto a esto; algo que ya conoce la Fiscalía 46 de delitos comunes y las 39 y 34 de derechos fundamentales del Ministerio Público.

Cada vez más se evidencia el accionar de los poderes públicos nacionales, de la manera más descarada, en contraposición a las leyes;  cómo el funcionariado del aparato del Estado venezolano, transgrede los derechos ciudadanos, sin ningún tipo de contemplaciones, observamos también como vienen beneficiando a las vocerías de los Consejos Comunales y sus clientes políticos, a modo de juego dadivoso para mantenerse en el poder, soslayando que en materia constitucional quien tiene el Poder es la Asamblea de Ciudadanos.

Con el cierre de frontera, por una parte, y por la otra el decreto de estado de excepción en el Táchira, van maquillando al paraestado montado por las cúpulas del Psuv y la MUD,  para no evidenciar que la Operación Liberación del Pueblo (OLP) es la aplicación de un estado de excepción silencioso a nivel nacional, pero no en defensa de la Constitución, sino en contra de ella. Está demostrando que la OLP va en función de atacar a los rezagados delincuentes que el mismo gobierno ha permitido actuar impunemente, ante el inminente colpaso social ahora van contra ellos, pero aprovechan el paraguas de actuaciones policiales y militares para la criminalización de las luchas populares y violar derechos humanos. En ningún caso vamos a observar que ésta OLP va a liberar al pueblo de los grandes corruptos rojitos, azulitos, burócratas sindicales, grandes empresarios explotadores, grandes ganaderos y latifundistas, grandes mercaderes del erario público y altos rangos de la Guardia Nacional. Entonces, ¿quién es el enemigo interno?

*Candidata a Diputada de Marea Socialista por el circuito 4 del Estado Mérida, en la tarjeta del Partido Socialismo y Libertad (PSL)

1 pensamiento sobre “La OLP es un mecanismo de estado de excepción silencioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *