La Reforma de la Ley Orgánica del Trabajo en el 2012

La Disposición Transitoria Cuarta, Numeral 3, de la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece que dentro del primer año, contado a partir de su instalación, la Asamblea Nacional aprobará mediante la reforma de la Ley Orgánica del Trabajo, un nuevo régimen para el derecho a prestaciones sociales reconocido en el artículo 92 de esta Constitución, el cual integrará el pago de este derecho de forma proporcional al tiempo de servicio y calculado de conformidad con el último salario devengado, estableciendo un lapso para su prescripción de diez años.

La Disposición Transitoria Cuarta, Numeral 3, de la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece que dentro del primer año, contado a partir de su instalación, la Asamblea Nacional aprobará mediante la reforma de la Ley Orgánica del Trabajo, un nuevo régimen para el derecho a prestaciones sociales reconocido en el artículo 92 de esta Constitución, el cual integrará el pago de este derecho de forma proporcional al tiempo de servicio y calculado de conformidad con el último salario devengado, estableciendo un lapso para su prescripción de diez años.

Así mismo establece la mencionada Disposición Transitoria Cuarta de la CRBV que dicha reforma contemplará un conjunto de normas integrales que regulen la jornada laboral y propendan a su disminución progresiva, en los términos previstos en los acuerdos y convenios de la Organización Internacional del Trabajo suscritos por la República.

Este mandato del Poder Constituyente de 1999 a la Asamblea Nacional se encuentra en mora de cumplimiento desde el año 2000 en que se produjo su elección e instalación. Es decir, más de una década de espera en tres materias sensibles a los intereses profesionales de la clase trabajadora: la reposición de la retroactividad de las prestaciones sociales perdida en la reforma laboral de 1997, la ampliación del lapso de prescripción para proteger el derecho a exigirlas judicialmente y la reducción de la jornada de trabajo.

Ahora bien, el Presidente Chávez ha prometido que durante el mes de mayo del año 2012, no sólo se dará cumplimiento aunque tardíamente al mandato del Poder Constituyente de 1999, sino que se promulgará una nueva Ley Orgánica la cual se ha anunciado como una Ley Socialista y Revolucionaria del Trabajo. Es decir: palabras mayores.

No escapa a la inteligencia de los venezolanos que tal promesa se inscribe dentro de la contienda electoral del año 2012 ya que la política laboral gubernamental de nivelar a todos los trabajadores con el rasero de un salario igual que es el salario mínimo nacional, congelar las negociaciones de las convenciones colectivas vencidas y, lo que es más grave, violar los convenios colectivos vigentes en las empresas del Estado, principalmente en los sectores estratégicos de las industrias petrolera, petroquímica, siderúrgica, del aluminio y de la electricidad, ha producido no sólo un profundo descontento y malestar en amplias franjas de los trabajadores del país, sino que se ha expresado de manera crónica en constantes protestas y paros de la fuerza laboral, incluso de la que es base social del mismo partido oficialista.

Sin embargo, siempre es buena la ocasión para revisar los principales temas de la legislación del trabajo y formular las propuestas que deberían incorporarse en el nuevo texto legal. Tarea que haremos a razón de un tema por semana.

Correo: notaslaborales@gmail.com
Mensajes: 0414-341 3641

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *