21 julio, 2024

Respuesta a Jesús Faría de Sirtrasalud DC: “Criminal es lo que le ha hecho este gobierno a la clase trabajadora”

0

Thony Navas. Presidente de Sirtrasalud Distrito Capital

Por Laclase.info

Caracas, 31 de julio de 2020.- En las últimas semanas, ante la pulverización del salario incluso economistas oficialistas que han defendido la matriz comunicacional estatal de la llamada “guerra económica”, han realizado críticas a la política salarial de Nicolás Maduro. Esto ha provocado la defensa inmediata del gobierno chavista por parte de voceros económicos como el ex-ministro y constituyente Jesús Faría.

En ese marco, entrevistamos a Thony Navas, dirigente sindical clasista, Presidente del Sindicato Regional de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud del Distrito Capital.

1.- ¿Cómo valoras el surgimiento del debate de economistas oficialistas sobre la política salarial de Nicolás Maduro?

La posición del constituyente Jesús Faría afecta los intereses del pueblo y los trabajadores venezolanos, y es una defensa del paquete antiobrero y antipopular del gobierno de Nicolás Maduro. Además, el debate que se viene dando entre actores relacionados con el gobierno carece de completa credibilidad y pertinencia, porque el análisis sobre el salario le falta identidad de clase, al ser expresiones de la burocracia gubernamental, y todos tienen responsabilidad en el desmadre salarial que padecemos. Por ejemplo, personajes como Pascualina Curcio o Tony Bozas ahora es que descubren el carácter monetarista de la política del gobierno, es decir, de evidente signo neoliberal. Es un descubrimiento que ya nosotros venimos denunciando desde el inicio del programa de recuperación, crecimiento y prosperidad económica de agosto de 2018; con eliminación de los contratos colectivos con el memorando 2792 y las tablas salariales, que tuvieron la complacencia de la burocracia sindical de la Central bolivariana de trabajadores

Por eso, es bueno recalcar que la política salarial del gobierno de Maduro desde sus inicios en el 2013, ha sido caracterizada por contraer el salario y el consumo de la clase trabajador, para destinar buena parte del ingreso petrolero al pago de una deuda externa que no tiene ninguna legalidad; generando que la población sufra escasez y el incremento de la inflación hasta llegar al último trimestre de 2017 que se convirtió en hiperinflación. Maduro ha pagado más de 80 mil millones de dólares en deuda externa y bonificado el salario, y eso fue antes de las sanciones económicas de Estados Unidos de agosto de 2017 y enero de 2019.

Todas las consignas empleadas por el gobierno de Maduro como “guerra económica”, “vivir viviendo” o “la suprema felicidad” son falaces y ridículas cuando con una total hipocresía se han pagado miles de millones de dólares en deuda externa, definiendo aumentos salariales nominales minúsculos y miserables que eran tragados por el ajuste inflacionario, con la liberación de precios y reducción de la oferta de mercancías. Podemos graficarlo fácilmente, los aumentos siempre fueron a cuenta gotas y la inflación venía en una cascada.

2.- ¿Qué les parecen las declaraciones del vocero gubernamental Jesús Faría?

Son totalmente cínicas y mentirosas, e intentan convertir en criminal a las críticas a la política salarial del gobierno de Maduro, que vive de anuncios en anuncios de recuperación económica. Es una forma de poner orden dentro de las propias filas del chavismo, que también observan y algunos viven la pulverización del salario. Es el cinismo de un personaje que no tiene nada que ver con el mundo del trabajo, y que ha usufructuado la imagen de su padre para obtener privilegios burocráticos y económicos.

Habría que recordarle al cínico y embustero de Jesús Faría su defensa de la supuesta reevaluación del bolívar con el Sicad 2, pero sobre todo el gigantesco despilfarro que han realizado los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, con decenas de obras de infraestructura paradas por actos de corrupción, el descalfo de los miles de millones de dólares robados y fugados, el gasto en marchas civiles y ejercicios militares, el financiamiento de turismo gubernamental para defender al gobierno en el exterior, los enormes gastos en los cuerpos represivos del Estado, la compra de 15 mil máquinas electorales a China, la asignación de cuantiosos recursos para los privilegios diarios de los jerarcas del gobierno, el saqueo de las empresas estatales agroalimentarias como Café Fama de América e Industrias Diana y las centrales azucareras, y la continuidad del pago de deuda externa a China y Rusia.

En salud, no nos podemos olvidar de la corrupción de Ministros como Eugenia Sader, Jesús Mantilla y Luis López, y ninguno se encuentra preso y tampoco se le confiscaron las propiedades adquiridas con el dinero robado.

Entonces, hay que decir con claridad que lo criminal no es generar expectativa a partir de una consigna de todos los trabajadores del mundo como es el aumento de salario, lo verdaderamente criminal en lo concreto se observa en compañeras y compañeros enfermos que en la espera de trasplantes se han muerto, igual ha ocurrido con los trasplantados o enfermos de problemas renales que se mueren sin acceso a la salud, porque no hay el dinero ni los equipos para hacer las diálisis o los trasplantes.

Además, la encuesta Encovi del año 2019, también es reveladora de otros crímenes del gobierno, como es la desnutrición de los niños venezolanos. Esto lo tenemos que encarar en el futuro, con una generación de desnutridos, gente con problemas severos de salud y cognitivos, por culpa de una política neoliberal aplicada por este gobierno no tiene nada que ver con el socialismo, que destruyó el bolívar y ha dolarizado la economía venezolana de facto, y que está dispuesto a entregar el Arco Minero del Orinoco y las empresas mixtas al capital transnacional. Han copiado a las deformaciones del llamado socialismo chino, vietnamita y cubano, que ofrecen fuerza de trabajo barata de la clase trabajadora al capital transnacional.

3.- ¿Se encuentra vigente la lucha por salarios en la actualidad?

            La lucha por el salario es la sabia de la que se nutre el movimiento de trabajadores, y es la lucha histórica de la clase trabajadora en el capitalismo, y debe ser lo más es un capitalismo tan voraz y mafioso como el venezolano en la actualidad. Al gobierno ni a la oposición patronal le conviene la lucha por salario, por eso la eluden y solo promueven la entrega de bonos y bolsas de comidas.

Nosotros, en cambio, seguiremos planteando como demanda central un salario que cubra la canasta básica para defender nuestras vidas y la de nuestras familiares. Ese aumento salarial debe ser financiado con un impuesto a los grandes capitales importadores y financieros, con la eliminación del gasto represivo, militar y suntuario del Estado, la suspensión del pago de la deuda externa a China y Rusia, y la repatriación de los miles de millones de dólares robados y fugados. Todo  eso debería de permitir impulsar un plan nacional de producción bajo la dirección de la clase trabajadora organizada, que se inicie con la importación de insumos productivos y bienes de consumo final.

A pesar de los ataques arteros de personajes como Jesús Faría y la represión y criminalización promovida desde el gobierno de Maduro, en un contexto de pandemia, la clase trabajadora seguirá peleando por un salario que cubra la canasta básica. Por eso, desde Sirtrasalud Distrito Capital seguimos reivindicando la protesta y luchas por mejores condiciones de vida de los trabajadores petroleros, sector salud, empresas básicas de Guayana, magisterio, y acceso a los servicios públicos del pueblo en general en los barrios populares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *