22 julio, 2024

Sobrevivientes de buque que zozobró en alta mar denuncian a la empresa Intercaribbean Tankers, S.A.

0

Buque tanque quimiquero: "Cetus"

Por Laclase.info

Caracas, 5 de junio de 2022. – Cercanas las 22:45 hrs del pasado viernes 27 de mayo, el buque tanque quimiquero de nombre Cetus, de bandera de Comoros, África, zozobró aproximadamente a 130 millas náuticas del norte de Curazao, el mismo iba cargado de combustible y tenía como destino el puerto de Santo Domingo, República Dominicana.

Construido en 1982, de 90 metros de eslora (largo), 14 metros de manga (ancho) y registrado con el número de la Organización Marítima Internacional, IMO (por sus siglas en inglés):  8108949, el Cetus, debido a su larga trayectoria, era una embarcación que no se encontraba en condiciones para estar prestando servicio. A bordo iban 16 tripulantes de diferentes nacionalidades, de los cuales dos identificados como José Delgado (Venezolano) y Braulio Henríquez (Dominicano) perdieron su vida en este fatídico incidente.

En conversación sostenida con familiares de sobrevivientes, se pudo conocer que de acuerdo a testimonios de los sobrevivientes del naufragio, la embarcación comenzó a presentar fallas a partir de la noche del jueves 26 de mayo. Esa noche, la tripulación advierte una marcada inclinación hacia el costado de estribor (derecha), a lo que inmediatamente se dispusieron a resolver. Según declaraciones del Jefe de Máquinas, Luis A. Villafañe “la escora del buque se iba acentuando cada vez más. Afortunadamente, pudimos pasar lastre de los tanques de estribor a los tanques de lastre de babor y así poder nivelar la nave satisfactoriamente”.

Sin embargo, alrededor de las 11:00 de la mañana del día viernes, el capitán de la embarcación señala que otra inclinación, esta vez más pronunciada que la primera, se había generado de nuevo por estribor. Ante esta emergencia, los marinos se abocaron de lleno a solucionar esta situación.

Pasadas las 22:00 hrs del día viernes, la escora del buque ya había superado los 23 grados de inclinación, cosa que no les dejó más opción a los tripulantes que abandonar la nave. No obstante, antes de abandonar el barco, los tripulantes alertaron por correo electrónico a la Guardia Costera de Japón, lo que a su vez generó la alerta de socorro a través de la empresa de servicio de transmisión satelital Inmarsar-CA.

Tras haber dado la alerta de socorro e iniciar las maniobras de rescate, los náufragos tuvieron que pasar aproximadamente 10 horas en la mar antes de ser rescatados por el buque granelero de bandera panameña “MV Melba” y el buque granelero “UBC Stavanger” de bandera de Chipre.

Finalmente, el 29 de mayo fueron recibidos en el Puerto La Guaira. Actualmente, después de 10 días de ocurridos el trágico accidente, los trabajadores señalan que la empresa “Intercaribbean Tankers, S.A.” se ha retrasado con el pago de la indemnización a los familiares de las víctimas y denuncian que esta empresa ha incumplido con el pago por prestación de servicio, una deuda de fuerte suma que se ha mantenido por meses afectando a trabajadores de la embarcación.

El fatídico accidente, no solo, enluta la vida de dos familias y de los otros trabajadores a bordo, sino que también llena zozobra a los sobrevivientes que, en lo inmediato, han quedado sin fuente de ingreso. Familiares y amigos de la tripulación, señalan que dicho accidente pudo ser evitado si se hubieran atendido oportunamente las condiciones de una embarcación que ya había sobrepasado sus años de servicio, así mismo, reconocen que los grandes capitales en su afán de acumulación arremeten contra los derechos y condiciones de vida de los trabajadores, por ello se mantienen firmes en sus exigencias de indemnización y pago de deudas contractuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *