24 julio, 2024

Tras el asueto de Semana Santa, sigue el ajuste contra el pueblo

0

Colas para comprar PLC

 

Por: Miguel Angel Hernández*

Finalizada la Semana Santa, los trabajadores y el pueblo venezolano recibieron una nueva mala noticia. El gobierno autorizó el incremento del precio de las pastas y el aceite.

De esta forma el aceite de maíz tendrá un PVJusto de Bs. 28, el de girasol Bs. 25; mientras que los de mezcla de 250 mililitros, 500 mililitros, un litro y dos litros quedan en Bs. 8,05; 13,72; 21,07; y 34,84, respectivamente.

El aceite de maíz antes de este aumento estaba regulado para la venta al público en Bs. 10. Es importante destacar que el de maíz y el de girasol hace bastante tiempo que brillan por su ausencia en los anaqueles de los supermercados.

El precio de la pasta con mezcla de trigo de 250 gramos, tiene un PVJusto de Bs. 5,99; la de 500 gramos Bs. 9,37, y de un kilo Bs. 15.

La pasta costaba Bs. 5,41 antes de este aumento. La verdad es que ni la pasta ni el aceite se consiguen a los precios regulados anteriores ni a los nuevos. Son vendidos en todos los supermercados y abastos a un precio superior.

Pero aquí no se queda la cosa. La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) tiene previsto ajustar (el eufemismo con el que se trata de ocultar los aumentos) el precio de 72 productos, entre los que se encuentran, además del aceite y la pasta, los lácteos, cárnicos, alimentos balanceados para animales, medicamentos, vehículos, tarifas de pasajes aéreos, baterías, lubricantes, universidades, construcción, servicios de salud privados, productos de empresas del Estado como VIT, Vetelca y Cantv. Es decir, casi todo.

El gobierno viene aumentando sistemáticamente el precio de todos los bienes y servicios. Ya incrementó los pasajes, la electricidad, otros productos alimenticios, y anuncia el aumento de la gasolina.

Todos estos incrementos de precios, además de las devaluaciones de la moneda, así como los despidos acordados con los empresarios en las Inspectorías del Trabajo, son parte de la ofensiva antiobrera y antipopular del gobierno, el cual, ante la recesión, continua aplicando un plan de ajuste con el objetivo de trasladar sobre los hombros de los asalariados y los mas pobres, los efectos de la crisis generada por transnacionales, empresarios, banqueros y gobierno.

Mas allá de los discursos domingueros contra el imperio y la oligarquía, esta es la cruda realidad. El gobierno en acuerdo con los patronos y con el beneplácito de la MUD trata de remontar la crisis trasladándola al bolsillo de los trabajadores, mientras habla de golpes inexistentes, guerra económica, denuncia al imperialismo, recoge firmas, se presenta como adalid del pueblo, todo como parte de una cortina de humo con la que trata de ocultar las colas y los altos precios de los productos, y aplica el ajuste antipopular.

El pueblo que ha creído en este gobierno debe ver los hechos concretos. Constatar que cada vez su salario vale menos, que no se consiguen los productos básicos.

Este gobierno es una estafa total, que no tiene nada que ver con el socialismo. Esa es la única verdad.

El Partido Socialismo y Libertad insiste en que es necesario convocar un gran encuentro sindical y popular, que reúna a todos los activistas obreros y de las comunidades. Que discuta un plan económico y social alternativo ante la crisis, así como un plan de movilización nacional por aumento general de salarios y salario mínimo igual a la canasta básica oficial, que anda por los Bs. 14.000, y que se ajuste trimestralmente de acuerdo a la inflación. Contra los despidos en empresas publicas y privadas. Por la defensa de las libertades democráticas y contra la criminalización de la protesta.

*Secretario general del PSL

@UcvMiguelangel

miguelaha2014@yahoo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *