Orlando Chirino: “el memorándum 2792 es una reforma laboral antiobrera y reaccionaria”

0

Por Laclase.info

Caracas, 19 de mayo de 2019.- El cumplimiento de los siete meses de la ejecución del memorándum 2792, emitido por el gobierno de Nicolás Maduro, se convierte en una ocasión adecuada para realizar un balance de la norma jurídica mencionada. Pare  ello, entrevistamos a Orlando Chirino, coordinador nacional de la Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (C-cura), y dirigente del Partido Socialismo y Libertad.

¿Cómo caracterizas al memorándum 2792 del gobierno de Nicolás Maduro?

Bueno, primero, hay que ubicar cuando aparece el memorándum 2792, con la firma del ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, el 11 de octubre de 2018. A esta fecha, yo opino que el 90% de los dirigentes sindicales del país no lo conocen, o lo conocen pero por sus posturas políticas han contribuido al ocultamiento de este documento. En las relaciones laborales de los últimos 30 años un gobierno no había producido un instrumento jurídico tan reaccionario y antiobrero como el memorándum 2792, que surge como parte de los lineamientos para ser implementados en las negociaciones de las contrataciones colectivas, en el marco del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica.

El memorándum 2792 cambia el rol del Estado en las relaciones de trabajo. Es una profunda reforma laboral antiobrera y reaccionaria, aunque el Ministerio del Trabajo no tiene ninguna competencia para legislar una transformación jurídica de esa magnitud, que tendría que realizar la Asamblea Nacional o el Presidente de la República cuando tiene poderes habilitantes.

Las relaciones laborales las desarrollan son las partes, que serían las empresas con sus abogados y los trabajadores con sus organizaciones sindicales. El rol del Estado como institución burguesa es mantener la relación capital-trabajo a través de la conciliación y la solución de los conflictos entre esas clases sociales con intereses antagónicos. Pero, a partir del memorándum 2792 con la excusa de la defensa de las fuentes de trabajo y la distribución equitativa de los salarios, el Estado  se convierte en parte, mediante la creación de la llamada mesa técnica dirigida y designada unilateralmente por el Ministerio del Trabajo, que es una instancia organizada para, en este contexto de crisis económica, evitar que haya conflictos laborales.

Entonces, esa mesa técnica del Ministerio del Trabajo puede revisar y revertir conquistas del movimiento obrero venezolano consagradas en los contratos colectivos cuando considere que afectan las fuentes de trabajo y la distribución equitativa del salario.

¿Qué conquistas obreras eliminó el memorándum 2792 del gobierno de Nicolás Maduro?

El memorándum 2792 implica varias agresiones a conquistas del movimiento obrero venezolano como la eliminación del derecho a huelga; la afectación del concepto general de salario; la violación al principio de progresividad y la negación del derecho a la negociación colectiva de las contrataciones laborales.

Atenta contra el derecho a huelga, porque los dirigentes sindicales incluyen en las salas de reclamo de las Inspectorías del Trabajo un pliego de reclamación, y se solicita que se convoque a la empresa y en caso de no haber acuerdo en ese momento, tienes el derecho de transitar de conciliación a un pliego conflicto. Pero si no hay pliego conflictivo nunca va a nacer el derecho a huelga. Entonces, el desplazamiento de las salas de reclamo por las nuevas mesas técnicas acaban con una herramienta de lucha de la clase trabajadora y una conquista del movimiento obrero: la huelga.

Por otra parte, al enmarcar las relaciones de trabajo en un salario mínimo establecido unilateral e inconsultamente por el gobierno. Es decir, todo va estar relacionado con el salario mínimo, y por eso golpea fuertemente el concepto general de salario, el cual parte de definir qué es el salario, qué lo conforma, ya que el mismo, incluye elementos gananciales muy importantes: horas extras, bono nocturno, feriados, días de descanso, utilidades, vacaciones y bonificaciones. En este documento, el gobierno se abroga la prohibición de elementos multiplicadores, es decir, de todos estos gananciales, y eso es gravísimo, porque  los trabajadores pierden el valor de su fuerza de trabajo a través de la afectación de las tablas salariales y de sus prestaciones sociales.

El tercer elemento es que el memorándum 2792 golpea el principio de progresividad, porque según la Constitución Nacional, las conquistas sociales logradas contractualmente no se pueden menoscabar, en todo caso, se puede avanzar en otras que superen lo anteriormente logrado. Sin embargo, ese documento elimina conquistas laborales estipuladas en los contratos colectivos con la excusa, ya antes mencionada, de la defensa de las fuentes de trabajo y la garantía de la distribución equitativa de los salarios. De esa manera, afectan el poder adquisitivo y de compra del salario de la clase trabajadora venezolana.

El memorándum 2792, liquida la negociación y los contratos colectivos. En nuestra opinión, la contratación colectiva siempre se produce en el marco de una confrontación entre los patronos, como dueños de los medios de producción, y los trabajadores, que venden la fuerza de trabajo. Pero si la negociación colectiva se encuentra limitada por supuestos principios, como las fuentes de trabajo y la distribución equitativa de los salarios, entonces al final de cuenta las contrataciones colectivas son eliminadas de facto. Por eso, golpea el derecho a huelga, y se busca evitar que, con la movilización y participación democrática de los trabajadores, estos se constituyan en una fuerza que permita conquistar sus reivindicaciones en las negociaciones y contratos colectivos. Es claro que ningún empresario o ningún gobierno le van a otorgar sus reivindicaciones a la clase trabajadora sin lucha obrera. Esos cuatro retrocesos evidencian el carácter antiobrero y reaccionario del memorándum 2792.

¿En qué se han beneficiado los empresarios por el memorándum 2792 del gobierno de Nicolás Maduro?

El primer gran beneficio que han obtenido los empresarios es la suspensión de las discusiones de contrataciones colectivas; en segundo lugar si la mesa técnica decide unilateralmente que afecta a la fuente de trabajo sin escuchar a los trabajadores es obvio que tiene utilidad, porque con esa excusa los empresarios han aplicado medidas como la reversión de conquistas obreras consagradas en la contratación colectiva, la suspensión y retiro del lugar de trabajo de trabajadores, los cuales pierden el acceso al comedor y a todos los otros ingresos salariales contractuales, la reducción de las escalas porcentuales de los tabuladores salariales, y la imposición del salario mínimo decretado por el gobierno de Nicolás Maduro en sus empresas, violando el establecido en el contrato colectivo que siempre era mucho mayor.

Todo eso destruye el salario, y por eso en la actualidad nadie vive del salario en Venezuela. Tú puedes decir que la Ley Orgánica del Trabajo establece las 40 horas semanales, pero los trabajadores venezolanos trabajan 60 ó 50 horas semanales porque deben complementar su salario con otras actividades productivas o comerciales que realizan fuera de su horario laboral formal.

Te puedo mencionar dos ejemplos donde la empresa privada se ha beneficiado del memorándum 2792. En la empresa transnacional Bimbo, la gerencia había aceptado en la contratación colectiva por la lucha de los trabajadores con su sindicato, un aumento cada seis meses del salario, y cuando ese aumento del salario coincidiera con el tradicional aumento salarial decretado por el gobierno nacional, la empresa estaba obligada a reconocer el 100%. Ahora, con el apoyo y las amenazas de la mesa técnica, la gerencia logró que la empresa solo reconozca el pago del 50%. Eso es un recorte gigantesco al salario de los trabajadores de Bimbo, una empresa transnacional que tiene grandes ganancias y vende bien caro.

En la empresa transnacional Firestone la gerencia decidió suspender y retirar de su lugar de trabajo a 251 trabajadores, y a los restantes 500 les exige mantener el mismo ritmo de producción. Es decir, una intensificación de la sobreexplotación de la fuerza de trabajo. Además, en el contrato colectivo habían logrado un beneficio del 70% en la compra de una cantidad de cauchos, y ahora la gerencia lo redujo a solo 20%. Esas decisiones gerenciales afectan los ingresos salariales de los trabajadores de Firestone, benefician a la empresa transnacional, y tienen el apoyo de la Inspectoría del Trabajo y la mesa técnica. Las decisiones tomadas por la gerencia de ambas empresas, se apoyan en lo establecido en el memorándum, emitido por el gobierno.

¿Por qué ha avanzado la ejecución del memorándum 2792 del gobierno de Nicolás Maduro?

La aplicación y avance de ese instrumento jurídico antiobrero y reaccionario es fruto de que hasta hoy nadie lo ha enfrentado. Además, existe la alianza principal que defiende y ejecuta el memorándum 2792 que la componen gobierno, empresarios y la Central Bolivariana Socialista de los Trabajadores, que no solo son mercenarios de los altos funcionarios gubernamentales sino que respaldan a los patronos privados por órdenes del mismo gobierno. Al mismo tiempo, el viejo sindicalismo patronal del país, representado en la CTV y en lo que queda de la ITV, tampoco han realizado ni un simple foro para discutir y organizar la lucha en contra del memorándum 2792.

En este país hemos visto dirigentes sindicales vestidos de militares, y vimos un Presidente de la República que era el primer patrón del país, me refiero a Chávez, que impuso una Ley Orgánica del Trabajo. Eso ejemplifica la ausencia de autonomía sindical e independencia política de la clase trabajadora, lo cual nos ha hecho perder la capacidad de compra del salario, un conjunto de beneficios de los contratos colectivos, y las condiciones para enfrentar las medidas antiobreras y reaccionarias del gobierno y los empresarios privados, con nuestra propia fuerza como trabajadores en la lucha.

¿Cómo se debe combatir el memorándum 2792 del gobierno de Nicolás Maduro?

Lo primero es plantear la unidad con autonomía e independencia de clase de los trabajadores de Venezuela para combatir el memorándum 2792; que disminuye, elimina y revierte conquistas históricas del movimiento obrero venezolano. Ese es un esfuerzo que estamos haciendo aquellos que nos fuimos de la ITV, porque esa herramienta, que tuvo una gran oportunidad, y que nació en medio de luchas como la huelga de enfermeras, terminó subordinada a la política injerencista y golpista de Juan Guaidó.

En la instancia unitaria surgida del encuentro de trabajadores del viernes pasado, ocurrido en la Universidad Central de Venezuela, ya acordamos realizar cuatro foros sobre el memorándum 2792 para organizar la lucha en contra de ese instrumento jurídico. Particularmente, en Anzoátegui, Aragua, Carabobo y Caracas; con resoluciones y acompañamiento en los portones de los centros de trabajo.

En el trascurso de la lucha en contra de la derogación del memorándum 2792, debemos acompañar y apoyar a los trabajadores que en los centros de trabajo del Estado o privado se opongan a los ataques antiobreros contemplados en ese instrumento jurídico para que puedan triunfar en su lucha. Hoy, por ejemplo, están los compañeros trabajadores de Firestone que paralizaron las actividades productivas de esa empresa transnacional por las decisiones antiobreras de la gerencia que se sustentan en el memorándum 2792.

Nosotros se lo decimos a todo el mundo, nosotros estamos porque se vaya el gobierno antiobrero de Nicolás Maduro, que destruyó conquistas obreras y populares esenciales, pero con la movilización independiente del pueblo trabajador, y ahora los trabajadores podemos entender más esa lucha y militar más si partimos de las enormes necesidades que tenemos, y como clase construimos nuestra propia fuerza en las movilizaciones y en las asambleas de trabajadores, logrando triunfos. Por eso debemos partir de nuestras reivindicaciones concretas: un salario que cubra la canasta básica, la libertad y autonomía sindical y los contratos colectivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *