«Exigimos que nos suministren medicamentos e insumos de bioseguridad», Oscar Linares

Por Laclase.info

Caracas, 1 de abril de 2021.- En las últimas semanas, con la aparición de casos de covid-19 de la llamada variante brasileña en diferentes ciudades del país, el gobierno de Nicolás Maduro declaró una cuarentena radical por dos semanas. Esto, en medio del inicio de la vacunación de las trabajadoras y trabajadores del sector salud.

En ese contexto, caracterizado por la proliferación de casos de covid-19 de una variante más contagiosa y el comienzo de la vacunación al personal del sistema público de salud, conversamos con Oscar Linares, delegado sindical de Sirtrasalud Distrito Capital, en el Oncológico Luis Razetti, y también militante del Partido Socialismo y Libertad (PSL).

¿Cuál es la situación actual del Oncológico Luis Razetti?

Nuestro centro hospitalario se encuentra destruido por la falta de inversión y la desidia de las autoridades, existen problemas de infraestructura como filtraciones en el techo, falta de iluminación, baños y lavaderos deteriorados y equipos médicos dañados. Nosotros hemos denunciado esa situación, y solo ponen pañitos de agua caliente, con la instalación de algunos bombillos. Además, hay muchas renuncias de trabajadoras y trabajadores porque cobramos un salario que no cubre ni el 5% de la canasta básica, y tampoco nos entregan bolsas de alimentos ni nos facilitan el transporte como hemos pedido.

No obstante, en esas condiciones, hace poco intentaron reactivar las consultas y aumentar la cantidad de operaciones, pero todo eso fue suspendido hace tres semanas por el decreto de cuarentena radical. En estos momentos, podríamos decir que la atención en el Oncológico Luis Razetti de nuevos pacientes se encuentra casi paralizada, y los viejos pacientes dependen mucho de las medicinas que puedan llevar sus familiares.

¿Comenzó la vacunación de las trabajadoras y trabajadores del Oncológico Luis Razetti?

Yo he escuchado los anuncios por parte de las autoridades del gobierno, que han prometido el inicio de la vacunación masiva en el primer trimestre del año, pero hace solo dos semanas fue que comenzaron a vacunarnos en el Oncológico Luis Razetti, con la vacuna china. Y todavía no hemos sido vacunados todas las trabajadoras y trabajadores, es más los que ya recibimos la vacuna, solo nos han puesto la primera dosis.

Sin embargo, muchas y muchos seguimos en nuestro lugar de trabajo expuestos a contagiarnos con esa enfermedad, pero la doctora encargada de la farmacia hospitalaria, seguro que en acuerdo con las autoridades del Oncológico, nos niega medicamentos que son esenciales para la prevención y tratamiento del covid y otras enfermedades como vitamina c, paracetamol, azotrimicina, captopril, amoxicilina y cripomocilina. Tampoco se nos suministra insumos de bioseguridad como tapabocas y guantes. Tenemos que comprar nuestro propio tapaboca y guantes.

Eso es una locura y un crimen, porque algunas compañeras y compañeros se han enfermado con covid, e incluso han fallecido por esa enfermedad como la señora Alida Vargas, trabajadora del laboratorio. Por cierto, quiero aprovechar para enviar un mensaje de condolencia a sus familiares. Entonces, nosotros exigimos que nos suministren medicamentos e insumos de bioseguridad para cuidar nuestra salud y la de nuestros familiares y vecinos.

Pero, más allá de la vacunación, eso tampoco resuelve la reactivación del personal del Oncológico Luis Razetti, porque sigue siendo imposible trabajar sin un salario digno, un salario igual a la canasta básica. Las trabajadoras y trabajadores nos podemos vacunar, pero también necesitamos comprar todos lo que nos permita vivir.

Además, la vacunación tiene que ser para todo el pueblo, para que de verdad inmunice y vemos que estamos muy lejos de eso. Puras promesas y nada en la realidad. A mí me vacunan, pero no vacunan a mi familia ni a mis vecinos ni a toda la gente con que comparto en la calle. Eso no tiene sentido ni ninguna gracia. Por eso, es necesario el acceso a vacunas para todas y todos, y eso pasa porque en todo el mundo no se priorice lo mercantil, sino la vida y la salud, suspendiendo las patentes de las vacunas; y aquí, en Venezuela, dejando de darle más importancia a la pelea de Maduro y Guaidó por sus propios intereses que a la salud del pueblo. Así, reivindicamos la campaña internacional de la UIT-CI por la suspensión de las patentes de las vacunas.

¿Cuál es el llamado a las trabajadoras y trabajadores del Oncológico Luis Razetti?

El llamado es la unidad y a la lucha de todo el personal del Oncológico Luis Razetti, desde los médicos hasta los obreros, para lograr un salario igual a la canasta básica y recuperar nuestro hospital, que siempre ha prestado un servicio de salud que necesitan muchas personas de bajos recursos para sobrevivir a una enfermedad terrible, como es el cáncer.

No basta quejarnos por los pasillos y debemos recuperar el espíritu de lucha del año 2019 cuando las trabajadoras y trabajadores declaramos como persona no grata al antiguo director del hospital, que fue atornillado por sindicaleros patronales. También, debemos organizarnos y realizar acciones con un plan de lucha para visibilizar nuestros justos reclamos.

2 pensamientos sobre “«Exigimos que nos suministren medicamentos e insumos de bioseguridad», Oscar Linares

  1. TENEMOS QUE SEGUIR LA LUCHA COMBATIVA PARA RECUPERAR NUESTRA LIBERTAD Y DEMOCRACIA, COMPAÑERO DE LA SALUD RECUPERAR NUESTRO SALARIO DIGNO IGUAL A CANASTA BASICA. SE LE HACE UN LLAMADO A LOS TRABAJADORES DEL PAIS Y DE LA SALUD A SEGUIR LA LUCHA……..

    SOLO LA LUCHA, PREVALECE UNA VIDA DIGNA PARA LOS VENEZOLANOS……………….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *