“El uso de cuerpos represivos es la única forma de hacer cumplir una cuarentena con hambre y precariedad absoluta” Thony Navas

Por Laclase.info

Caracas, 24 de junio de 2020.- En medio de la flexibilización de la cuarentena nacional establecida por el gobierno de Nicolás Maduro, en las últimas semanas se ha presentado una aceleración de la cantidad de contagios de coronavirus en el país, reconocidos oficialmente.

La reacción del mismo gobierno fue retroceder y ejecutar la llamada en el discurso oficial cuarentena radical, que ha incluido el uso de grupos parapoliciales y las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en tareas de vigilancia del cumplimiento del confinamiento en los hogares y cierre de actividades económicas no esenciales.

Ante la presente realidad, conversamos con el dirigente sindical clasista Thony Navas, Presidente del Sindicato Regional de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud del Distrito Capital (Sirtrasalud-DC).

  1. ¿Por qué cree usted que el gobierno de Nicolás Maduro utiliza para tareas sanitarias a cuerpos represivos policiales y parapoliciales?

Desde un principio se ha evidenciado la política autoritaria y represiva del gobierno de Nicolás Maduro en el manejo de la gestión gubernamental de la pandemia, que desde el punto de vista político se enmarca en la llamada por el gobierno unidad cívico-militar-policial, que es el principal eje de sostenimiento de Nicolás Maduro y la cúpula oficialista. Ya ni siquiera guardan la apariencia de aquel discurso de una nueva doctrina militar y policial, más allá de la retórica del gobierno aquí sigue intacta la doctrina de seguridad nacional y el enemigo interno de la Escuela de las Américas.

Ninguna conciencia democrática, y más aún en caso de asumirse socialista, puede aceptar que un cuerpo represivo como el Faes,  los llamados Cupaz asumidos por militancia armada del Psuv y los colectivos armados parapoliciales desarrollen las tareas de promoción y prevención de la salud. Qué clase de acción pedagógica puede emanar de esos factores represivos, que son ampliamente conocidos por la violación de los derechos humanos y las libertades democráticas. Hemos llegado al extremo que cuerpos policiales y parapoliciales de esa calaña represiva, autoritaria y criminal, ahora se les asigna asumir tareas sanitarias para las cuales no tienen competencias jurídicas ni capacitación técnica. Es una mueca macabra.

  1. ¿Quiénes deberían de asumir las tareas de promoción y prevención de la salud en medio de la pandemia?

Nosotros desde Sirtrasalud Distrito Capital hemos venido señalando que las tareas de prevención y promoción de  salud deben tener un componente pedagógico y ser desarrolladas por trabajadoras y trabajadores sanitarios con una vocación orientadora; que se les garantice condiciones e insumos de bioseguridad y un salario que cubra la canasta básica. Sobre todo, en un momento tan difícil cuando tenemos que cumplir una cuarentena con mucha precariedad; ante la falta de alimentos, la destrucción salarial y la ausencia de servicios básicos como el agua, gas, electricidad, transporte.

Por eso, insistimos que el uso de esos factores represivos corresponde con una política autoritaria de parte del Estado, que es la única forma de contener el malestar de la población y mantenerse en el poder estatal, pero además el uso de esos cuerpos represivos es la única forma de hacer cumplir una cuarentena con hambre y precariedad absoluta, que se ha encontrado llena de ambigüedad en el discurso oficial. Hoy nos hablan de flexibilización y después de radicalización. Ambigüedad producto de su enorme desconocimiento del problema epidemiológico, y su incapacidad para escuchar las voces calificadas que han alertado de los peligros de improvisar y mentir ante los avances de los contagios.

Por cierto, ante esas voces calificadas la respuesta también tiene el mismo tenor represivo, hace poco las Academias dieron estimaciones sobre los contagios en estos meses y la reacción de uno de esos trogloditas que dirigen el Psuv, fue decir que les iba a mandar la operación tun tun, es decir, un allanamiento y detención por el Faes.

  1. ¿Tiene información específica de las acciones de cuerpos represivos en tareas de vigilancia del cumplimiento de la cuarentena?

Bueno, en muchos barrios y sectores populares. Por ejemplo, en el 23 de Enero se le ha dejado desde el principio las labores de vigilancia de la cuarentena a los colectivos armados, y estos con la persuasión por delante utilizando armas de guerra como AR-15 y toda clase de armamento. Entonces, llevan a la gente a un grado de sometimiento criminal, y esa es la palabra clave: sometimiento.

Y como VTV enaltece una cosa tan grotesca como que el Faes ejecute actividades de prevención y promoción de la salud, los colectivos armados no encubren ni tienen empacho en decir que su labor es el sometimiento, y ellos se distribuyen el sometimiento territorial, con la imposición del amedrentamiento constante a la población en el tenor más represivo, y cuando alguien le recrimina llevan un bate y le responden a punto de batazos.

En el 23 de Enero, otrora parroquia baluarte de lucha, vemos con mucha tristeza como factores que se dicen de izquierda y bolivarianos, ven para otro lado cuando se presentan estas situaciones de amedrentamiento y represión a la población. Parece que coindicen con lo que perifonean los cuerpos policiales: que la gente no aprende sino cuando se les muere un familiar, que por supuesto es una concepción bien reaccionaria, propia del ideario policial, donde se cree que la gente solo aprende a punta de coñazos.

Nosotros estamos viviendo una situación de represión abierta, con el desconocimiento de los más elementales derechos democráticos de la población, ante la ausencia de una política de prevención y promoción de la salud global; porque de que vale emitir información sanitaria cuando hay precariedad absoluta como la ausencia de agua que impide implementar medidas de cuidado de la salud.

Hay que decirlo con claridad: la gente sale de sus casas en busca de alimentos e ingresos económicos que le permitan sobrevivir. Pero el gobierno oculta eso y pareciera que nosotros recibimos alimentos y tratamiento médico en abundancia, y salimos a la calle solo porque somos desobedientes y somos malos. Eso es totalmente falso.

Por lo tanto, desde Sirtrasalud Distrito Capital seguimos reivindicando la movilización, la denuncia y la protesta para conquistar una cuarentena sin hambre y precariedad, con salarios iguales a la canasta básica y un plan de emergencia que dirija los recursos a la garantía de alimentos y al sistema público de salud.

1 pensamiento sobre ““El uso de cuerpos represivos es la única forma de hacer cumplir una cuarentena con hambre y precariedad absoluta” Thony Navas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *