Exigimos justicia para las víctimas de abuso sexual cometidos por sacerdotes católicos 

Por Prensa PSL

Caracas, 24 de junio de 2022.- El pasado martes 21, el medio de comunicación The Washington Post publicó una investigación de la periodista Ana Vanessa Herrero, donde documentó diez casos de sacerdotes católicos condenados por abuso sexual, que han recibido penas reducidas y libertad bajo presentación y algunos continuado con el ejercicio del sacerdocio.

La periodista señaló que el elemento común de los 10 casos de abuso sexual investigados es el origen popular de los niños involucrados, y que concluyó que existe un patrón que indica articulación entre el sistema judicial corrupto del gobierno y la Iglesia Católica para proteger a los sacerdotes que han perpetrado abusos sexuales en contra de niñas y niños en los recintos eclesiásticos.

Desde el mismo día de publicación de la investigación periodística, diferentes organizaciones de derechos humanos y feministas, como nuestras compañeras de Mujeres en Lucha, empezaron una campaña de denuncia en las redes sociales con las etiquetas: #GobiernoCómplice #IglesiaCómplice y #SacerdotesVioladores. En ese sentido, han denunciado la articulación del gobierno de Maduro, que controla el sistema judicial, y de la Iglesia Católica, para garantizarles impunidad a los sacerdotes que han cometido casos de abuso sexual, violentando el derecho a justicia y reparación de las víctimas.

En ese marco, el Partido Socialismo y Libertad se suma a la exigencia de justicia para las víctimas de abusos sexuales cometidos en Venezuela por sacerdotes católicos, y al rechazo a la articulación del gobierno y la Iglesia católica para proteger a sacerdotes que han abusado de niñas y niños de sectores populares de la población del país. Esto, demuestra que ni el gobierno ni a la jerarquía de la Iglesia le importan las hijas e hijos de la clase trabajadora, en realidad solo será con nuestra movilización y lucha como trabajadoras y trabajadores, que lograremos mejores condiciones de vida, acceso a derechos sociales, libertades democráticas y justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *