Exigimos justicia para los migrantes que murieron en centro de reclusión del Instituto de Migración de México en Ciudad Juárez

0

Autor: Luis Torres de EFE

Por Partido Socialismo y Libertad (PSL)

El pasado martes 28, en Ciudad Juárez, hubo un incendio en un centro de reclusión del Instituto Nacional de Migración del Estado mexicano (INM), donde murieron cuarenta migrantes, entre estos doce venezolanos. Rápidamente, sin ninguna investigación, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, responsabilizó a los propios migrantes de su muerte, porque habían iniciado el incendio al quemar colchones para protestar por sus pésimas condiciones de reclusión y por las arbitrarias órdenes de deportación.

No obstante, en las redes sociales, periodistas mexicanos publicaron un vídeo donde se observa que los custodios del INM de México dejan encerrados a los migrantes, cuando ya había comenzado el incendio. Además, como ocurre en todos los países, los Estados son responsables de las personas en situación de reclusión. Entonces, los custodios de ese centro del INM del Estado mexicano y las autoridades del gobierno mexicano tienen que asumir responsabilidades penales por las muertes de esos 40 migrantes, incluso por sus homicidios dolosos.

Por otra parte, también son culpables políticos los gobiernos de Maduro y Joe Biden y la oposición patronal venezolana, porque la ola migratoria de millones de trabajadoras y trabajadores de Venezuela tiene como originen la crisis de la economía de nuestro país, que tiene entre sus causas el saqueo por la corrupción chavista y la imposición gubernamental de un paquete antiobrero, que han provocado la destrucción de las condiciones de vida y el salario del pueblo trabajador venezolano. Pero, esto ha sido agravado por las sanciones económicas imperialistas solicitadas por la oposición patronal venezolana y mantenidas por el gobierno de EEUU, que al mismo tiempo ejecuta una política migratoria reaccionaria que restringe el ingreso de migrantes pobres a territorio estadounidense; con la colaboración represiva del gobierno de López Obrador.

Desde nuestra perspectiva, las dos élites políticas burguesas del país tienen responsabilidad en las muertes violentas, agresiones y precariedad de los migrantes venezolanos. Por un lado, mientras los principales jerarcas chavistas se roban miles de millones de dólares, que se observan en sus mansiones y camionetas lujosas, a su vez millones de trabajadoras y trabajadores han tenido que migrar precariamente, poniendo sus vidas en peligro en lugares como la selva del Darién y en las fronteras entre México y EEUU y entre Perú y Chile. En el otro lado, los dirigentes de la oposición patronal apoyan las sanciones económicas imperialistas que han promovido una mayor migración de venezolanas y venezolanas, al mismo tiempo que están involucrados en casos de corrupción como en Monomeros y la apropiación corrupta de dinero proveniente de activos confiscados al Estado venezolano en el exterior.

En ese sentido, desde el Partido Socialismo y Libertad exigimos una investigación para lograr justicia y castigo para los responsables de la muerte de los migrantes en el centro de reclusión del Instituto de Migración de México, en Ciudad Juárez. También, seguimos demandando un salario igual a la canasta básica y el levantamiento inmediato de las sanciones económicas imperialistas para que ninguna trabajadora o trabajador venezolano deba migrar en condiciones de precariedad y poner su vida en peligro.

Por último, como anticapitalistas y con profunda conciencia de clase, reclamamos garantía de los derechos humanos para todas las trabajadoras y trabajadores que han tenido que migrar de sus países, y repudiamos las políticas migratorias reaccionarias de los gobiernos burgueses que restringen la libre movilidad de la fuerza de trabajo en búsqueda de mejores condiciones laborales y salariales, pero facilitan los flujos de los capitales que se mueven libremente para conseguir fuerza de trabajo barata, bienes comunes naturales y mercados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *