Publicado el: Dom, Sep 25th, 2016

Hace 10 años nacía Izquierda Socialista

Juventud de Izquierda Socialista

Por: Gabriel Schwerdt

Nuestro partido impulsa el Frente de Izquierda, el sindicalismo combativo y es parte de una organización internacional, la UIT-CI, con partidos hermanos encabezados por dirigentes revolucionarios como Orlando Chirino del PSL de VenezuelaEn septiembre de 2006 se fundó Izquierda Socialista, después de la división con el MST a causa de fuertes diferencias políticas que terminaron en la ruptura de los acuerdos. Pasado bastante tiempo de este lamentable ataque a nuestro partido, hacemos un balance de lo que pasó y de lo que cada organización hizo hasta ahora.

Desde el 2003 se abre en el MST una crisis que se fue profundizando, llegando a hacerse pública con la existencia de dos sectores: el MST-Unite, cuyas figuras más conocidas eran Vilma Ripoll y su principal dirigente Alejandro Bodart. Y el MST-El Socialista, que tenía y tiene como referentes principales al dirigente ferroviario “Pollo” Sobrero, Liliana Olivero (ex legisladora por Córdoba) y Juan Carlos Giordano. Muchos compañeros los identificaban como MST-1 y MST-2. Desde junio de 2005 ambas organizaciones acordaron editar dos periódicos, Alternativa y El Socialista, respectivamente.

Se pactó una salida para evitar una ruptura pública, pero el MST, luego de acordarla, la rompió mediante un hecho lamentable y desleal en la izquierda. El MST de Alejandro Bodart y Vilma Ripoll (que en ese momento utilizaban el aditamento “Unite”) rompieron un acuerdo sobre las legalidades con el MST-El Socialista (antecesor de nuestro partido) y recurrieron a la justicia interviniendo cuatro distritos que pertenecían a nuestro sector, con métodos propios de los partidos patronales. A partir de la ruptura de este acuerdo, nació Izquierda Socialista.

Nuestro partido impulsa el Frente de Izquierda, el sindicalismo combativo y es parte de una organización internacional, la UIT-CI, con partidos hermanos encabezados por dirigentes revolucionarios como Orlando Chirino del PSL de VenezuelaLas razones políticas de la división del MST

La crisis al interior del MST fue creciendo por las diferencias políticas y de proyectos de construcción partidaria, tanto en el plano nacional como internacional. En aquel momento se expresaban en vaivenes oportunistas y sectarios según fuera el caso, llegando éstas diferencias a reflejarse también en el plano mundial, ya que estos compañeros avanzaban en acuerdos con corrientes oportunistas como el MES (corriente del PSOL de Brasil).

A partir de la ruptura del MST, su conducción dio rienda suelta a un curso fuertemente oportunista. En 2015 lanzaron -con un año de anticipación- la fórmula presidencial Bodart-Ripoll después de venir de fracaso en fracaso. Apostaron a un “proyecto emancipador” con Pino Solanas, quien se fue con Carrió, aunque el MST solo lo cuestionó después de que lo dejaron afuera en los repartos de los cargos. En Córdoba se aliaron con Luis Juez, el mismo que ahora es embajador macrista en Ecuador. En provincia de Buenos Aires conformaron una alianza con De Gennaro y Marta Maffei. Antes lo habían hecho con el MIJP de Raúl Castells, quien luego integró las listas de Rodríguez Saá; y compartieron alianza en la ciudad de Buenos Aires con el partido de la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos. Llegando el MST al extremo cuando llamó a votar en blanco en las elecciones presidenciales de octubre de 2011, cuando la única variante de izquierda que llegó a esa instancia superando el piso del 1,5% en las primarias de agosto fue el FIT.

Otro error grosero del MST de Bodart y Ripoll fue apoyar sin críticas a la Federación Agraria en el conflicto del campo en 2008. Llegaron incluso a movilizar junto a las entidades de la Mesa de Enlace conformada entre otras por la Sociedad Rural, cuando éstos volvieron al conflicto tiempo después de la caída de la resolución 125, pidiendo una devaluación del dólar y la equiparación de los precios de los alimentos con los valores internacionales. Gustavo Giménez, el referente del Teresa Vive, -el movimiento de desocupados del MST-, encabezó una marcha junto a Biolcatti, titular en aquel momento de la Sociedad Rural. Un bochorno.

En el terreno internacional, su corriente hermana en Venezuela se integró al PSUV (el partido del comandante Chávez). Avalaron que Luciana Genro, candidata del MES, recibiera en 2008 fondos del grupo multinacional Gerdau para sostener su campaña electoral. El MST apoyó a Syriza sin ningún reparo, y cuando Tsipras traicionó escandalosamente al pueblo griego pactando con la troika el ajuste de la Unión Europea, tuvieron que sacar de circulación la foto de Bodart abrazándolo.

Nuestro partido impulsa el Frente de Izquierda, el sindicalismo combativo y es parte de una organización internacional, la UIT-CI, con partidos hermanos encabezados por dirigentes revolucionarios como Orlando Chirino del PSL de VenezuelaFortalecer Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda

Los compañeros del MST responden, ante cada hecho de la realidad, que hace falta construir una “izquierda amplia” y “no sectaria”, en contraposición a la experiencia del FIT. Ya vimos los resultados de la “amplitud” del MST. En este afán desmedido por tener tácticas amplias para diferenciarse del resto de la izquierda, apoyaron cuanto proyecto de centroizquierda apareció en el país. Es evidente que la desesperación por ocupar un cargo a cualquier costo en alguna legislatura o el Congreso, los llevó a ser parte de proyectos que no tienen nada que ver con la izquierda. Este es el desbarranque oportunista del MST.

Pasaron 10 años desde aquel trágico ataque sin principios del MST de Bodart y Ripoll. Es suficiente tiempo para hacer un balance. A diferencia del MST, Izquierda Socialista se fue formando con un claro perfil de izquierda, combativo y unitario, hoy reconocido por amplios sectores de la vanguardia sindical y juvenil de nuestro país. Por eso en el terreno electoral fuimos los que propusimos la unidad de toda la izquierda en un frente que luego se concretó en el FIT, transformándose en la principal referencia de la izquierda en el país, con diputados nacionales y provinciales. Es decir, lo que el MST no logró conseguir de la mano de Solanas, Juez o De Gennaro, lo conseguimos los partidos que integramos el Frente de Izquierda, con un programa de fondo, obrero y socialista y al servicio de fortalecer una alternativa política en pelea por un gobierno de los trabajadores y el socialismo.

El perfil de Izquierda Socialista en el terreno sindical también puso blanco sobre negro las políticas y orientaciones. Mientras nuestro partido -encabezado por los ferroviarios que lideran el Pollo Sobrero, Edgardo Reynoso y Mónica Schlottahuer, más los compañeros docentes y estatales- proponía y concretaba los plenarios sindicales para avanzar en la coordinación nacional de los luchadores, el MST se metió de lleno a conducir y fortalecer la CTA Micheli.

Es importante destacar también el aporte a la construcción de nuestra organización internacional, la UIT-CI, junto a compañeros de Venezuela, Brasil, Chile, Bolivia, México, el estado Español y Turquía, entre otros compañeros de una decena de países. Este aspecto es clave a señalar, porque el internacionalismo es una práctica militante cotidiana para quiénes nos consideramos revolucionarios. En este terreno las diferencias con la acción del MST han sido evidentes y comprobables.

En Venezuela -y solo para tomar el ejemplo de lo que consideramos el proceso político más importante de los últimos años en Latinoamérica- el MST le claudicó completamente al castro-chavismo, apoyando al falso “Socialismo del Siglo XXI”, a la vez que se integraba al PSUV. Es decir, se hicieron oficialistas. Por el contrario, los compañeros del PSL -Partido Socialismo y Libertad-, sección de la UIT-CI, sin ningún sectarismo se opusieron a la corriente chavista en las luchas y en las elecciones. Los compañeros de la sección venezolana tienen el orgullo de haber presentado en 2009 la candidatura de José Bodas para presidente de la FUTPV -Federación de Trabajadores Petroleros- logrado casi el 28% de los votos, y la de Orlando Chirino para las elecciones presidenciales de 2012.

Nuestro partido impulsa el Frente de Izquierda, el sindicalismo combativo y es parte de una organización internacional, la UIT-CI, con partidos hermanos encabezados por dirigentes revolucionarios como Orlando Chirino del PSL de VenezuelaEste es el camino que transitamos desde Izquierda Socialista en estos diez años. Siguiendo la tradición de nuestra corriente, del trotskismo morenista, que comenzó en 1945 con el GOM -Grupo Obrero Marxista-, el PSRN -Partido Socialista de la Revolución Nacional-, Palabra Obrera, el PRT-La Verdad, el glorioso PST (con sus más de 100 compañeros asesinados por la Triple A y desaparecidos en la dictadura militar), el MAS y la primera etapa del MST. Son más de setenta años de experiencia en las luchas contra las distintas variantes burguesas que gobernaron nuestro país, como el peronismo. Contra la burocracia y las bandas fascistas. Con aciertos y errores, con partidos más grandes o más chicos, pero siempre del lado de los trabajadores y con las banderas del internacionalismo bien altas.
Falta mucho por recorrer y los desafíos son muchos, pero el objetivo sigue siendo el mismo, intervenir en las luchas y construir el partido. Invitamos a todos los luchadores sindicales y juveniles a discutir nuestras propuestas que publicamos semanalmente en El Socialista y a integrarse a nuestras reuniones para ayudarnos en todas las tareas que tenemos por delante.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)