Publicado el: Mie, Ene 27th, 2016

Las dos caras de la lucha de los despedidos. A la memoria de Hextor Milano, obrero de Chrysler

Por: C-cura (Carabobo)

El pasado jueves 21 de enero, la moneda de la lucha de los trabajadores carabobeños enseñó sus dos caras. La primera fue combativa, radical, incendiaria si se quiere, cuando cientos de trabajadores que llevan meses y/o años en calidad de despedidos arbitrariamente, tomaron la decisión de plantarse firmes frente a las oficinas de la “Pipo” Arteaga, para llamar la atención a los funcionarios de la Inspectoría del Trabajo exigiéndoles que de una vez por todas se pronunciaran e hicieran efectivas las órdenes de reenganche de más de 7.000 padres de familia en el Estado Carabobo. “Masacre laboral” que se ha perpetrado con la complicidad perversa de la burocracia sindical como la que dirige el sindicato de Chrysler, y con la indolencia complaciente de funcionarios del ministerio del trabajo, que en forma reiterada terminan favoreciendo a los patronos con sus providencias y la tardanza procesal, acciones que por cierto son muy bien remuneradas por los empresarios.

La rabia acumulada de los despedidos se expresó en forma poco usual este jueves 21 de enero, ya que siempre los trabajadores prefirieron las consejas de la dirigencia sindical gobiernera de la Central Socialista Bolivariana, de los diputados del Psuv y del PCV y de los propios funcionarios de la Inspectoría del Trabajo, que recomendaban “tener paciencia” y apostar a los inservibles viajes a la Asamblea Nacional dominada en su momento por el Psuv y a las “mesas de diálogo” que de forma reiterada han demostrado que no sirven para absolutamente nada ya que sólo persiguen dilatar la solución a los reclamos de los trabajadores.
 Esta vez, la acción fue intensa, calurosa y “ultimatista” porque la paciencia de los trabajadores se agotó. El taponamiento de la calle con cauchos que rápidamente ardieron, y la toma de las oficinas de la Inspectoría para que algún funcionario diera la cara, dio sus resultados, porque de inmediato una funcionaria tuvo que atender el reclamo y comprometerse para que al lunes 25 de enero se definieran las fechas concretas de inicio de los reenganches forzosos de los trabajadores despedidos arbitrariamente.
Estaban tan decididos los trabajadores despedidos a hacerse escuchar que ni siquiera pudieron contenerlos ni disuadirlos el piquete de funcionarios de la Policía de Carabobo que apareció a los pocos minutos, ni el fuerte despliegue militar de la Guardia Nacional, que motorizada y amenazante, portaba poderoso armamento de guerra. Los argumentos de los trabajadores fueron tan contundentes que los estamentos represivos nada pudieron hacer. Así las cosas, la protesta obrera se hizo escuchar y se difundió a través de los diversos medios de comunicación, que se hicieron presentes en el lugar, para escuchar los testimonios de los trabajadores y las trabajadoras despedidas.
Entre los luchadores de este jueves 21 de enero se destacaron los obreros despedidos de Chrysler, Filtros Wix, Q´pollo, Pdval, Supermercados San Diego, Ajeven, Coca-Cola, Chicco además de los tercerizados de la Polar, Johnson&Johnson, Protinal-Proagro y  General Motor, junto a los militantes y activistas de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura) que hemos venido acompañando en forma decidida y permanente la lucha de los despedidos por su reenganche, así como su frontal batalla contra la burocracia sindical, los patronos y las políticas anti-obreras emanadas del gobierno nacional.
La cara del dolor
 
Pero a la cara de satisfacción de los trabajadores por la acción desarrollada y los logros alcanzados el jueves 21 de enero, a las pocas horas le seguió el rostro de la angustia y dolor al conocerse a través de las redes, que en la noche de ese mismo día el compañero Hextor Manuel Milano, obrero despedido de la multinacional ensambladora Chrysler había sufrido un ACV que le comprometía la vida.
No era para menos la enorme tristeza de los activistas, ya que el compañero Hextor Milano, por todos conocido como “La Garra”, era uno de los más importantes referentes de la lucha por los reenganches. La Garra, estuvo al frente durante el año 2015 de todas las acciones de calle, en los portones de Chrysler, en la Inspectoría del Trabajo, en el Palacio de Justicia y en los distintas empresas donde se vienen produciendo despidos arbitrarios.
Su brazo fraterno y solidario se hizo presente en todas partes. Nunca se guardó denuncias por la complicidad de la burocracia sindical y de los funcionarios de la Inspectoría del Trabajo y siempre tuvo el valor de hacerlas públicas. Su voz de aliento llegó para todas y todos los compañeros despedidos, lo que le cosechó grandes amigos y compañeros de lucha; así como el respeto de sus compañeros de trabajo.
La exitosa cirugía que le realizaron al día siguiente, devolvió el ánimo a los luchadores, más sin embargo la tragedia no dio tregua, ya que el lunes 25 de enero, justo en momentos en que los trabajadores delegados de los despedidos se aprestaban a reunirse en la Inspectoría del Trabajo, se confirmaba el fallecimiento del compañero Hextor.  

El deceso de Hextor, La Garra, produjo un profundo dolor el cual se puso de manifiesto al conocerse la noticia, empujando a cientos de trabajadores a rodear, increpar y denunciar como corrupto y cómplice de los despidos al capitán Manjarrez, funcionario de la Inspectoría del Trabajo, quien ha venido sembrado falsas expectativas y aprovechándose en muchos casos del desespero de los despedidos.

El sepelio del compañero La Garra, se efectuará este miércoles 27 de enero a partir de las 10 de la mañana en la ciudad de Valencia y no dudamos que serán muchos los trabajadores que se harán presentes para honrar su memoria, expresar su respeto a la incansable batalla que desarrolló y sobre todo para rodear de solidaridad a su señora madre, a su esposa, sus hijos, hermanos y demás allegados.
Los activistas de C-cura, nos sumaremos al homenaje espontáneo que se realizará este miércoles, le acompañaremos y ratificaremos el compromiso de seguir batallando en defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, y no dejaremos pasar por alto, que los grandes responsables de estas tragedias que enlutan a la clase trabajadora son los patronos, la burocracia sindical y los funcionarios corruptos de la Inspectoría del Trabajo, que se alían para someter a una enorme presión a los despedidos, sin preocuparles que están jugando con la suerte de las familias ni con la vida misma de los trabajadores afectados por los despidos.
 Compañero Héxtor, los luchadores de C-cura y del Partido Socialismo y Libertad, te rendimos honores, jamás olvidaremos tu lucha y honraremos a cada paso tu ejemplo solidario y combativo.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)