El gobierno nacional concibe a la mujer venezolana solo como paridora en serie

0

Por: Claudia Rodríguez Gilly (Mujeres en Lucha/PSL)

Caracas, 12 de marzo 2023.- “Gobierno machista, violento y opresor, defiende a las mujeres solo por televisión”. Esta arenga nunca estuvo más vigente. El 8 de marzo de 2023, en el marco del día internacional de la mujer trabajadora, el presidente Maduro, junto a la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez y a las ministras de la Mujer, Diva Guzmán, de Salud, Magaly Gutiérrez, de Educación, Yelitze Santaella, hizo público el lanzamiento de ¨La Gran Misión Mujer Venezuela”, este lanzamiento se hizo durante un evento en el poliedro de Caracas.

Un evento que a simple vista contó con una jugosa inversión de recursos económicos, tiempo y esfuerzo, solo para anunciar que, de aquí en adelante, se coordinarán los programas de parto humanizado, lactancia materna y lo concerniente a «castigar la violencia machista”. Tal como advertimos, a través, de los medios de comunicación, el gobierno nacional sigue concibiendo los derechos de la mujer en cuanto madre y cuidadora, paridora en serie en medio de las peores condiciones de precariedad, bajísima inversión social y sueldos de comiquita. Por lo menos esta vez, nos salvamos de escuchar al presidente hacer el llamado explícito, a parir 6 muchachos, tal como ha sucedido en otras intervenciones públicas

Una vez más el gobierno patriarcal y de falso socialismo, se dirige a las mujeres como cuerpo sexualizado y maternizado, para uso, goce y disfrute del sistema patriarcal y capitalista, que requiere de relaciones verticales para la dominación, saqueo de bienes, recursos y medios de producción, para lo cual es imprescindible que la mujer cumpla con el mandato sexista en su condición de madre, cuidadora y reproductora, y aporte la mano de obra barata, incluso esclava, para que se perpetúen las condiciones de opresión, discriminación y explotación necesaria para la acumulación capitalista.

La mujer venezolana tiene el derecho a decidir cuándo, cómo y por qué ser madre, e incluso puede decidir por la razón que sea, interrumpir un embarazo o simplemente no ser madre y, aún así, somos mujeres íntegras. Es tiempo ya de romper con el contrato sexual que tanto daño ha hecho a generaciones, donde la condición genital te condena a cumplir con tal o cual patrón cultural, donde las mujeres, solo por ser mujeres, se quedan en casa al cuidado de otros.

Las verdaderas exigencias de las mujeres venezolanas son urgentes, exigimos que se designen recursos a favor de la población y no a grandes capitales nacionales e internacionales, por eso, levantamos la consigna ¡Salario Igual a Canasta Básica!. Pero también se requiere presupuesto público para combatir la violencia de género.

Es urgente que existan a nivel nacional, casas de refugio para poder denunciar al agresor y no esperar que nos sigan golpeando o violando o nos maten, luego de hacer una denuncia. Así mismo, es primordial contar con estadísticas oficiales sobre violencia machista. Los feminicidios y transfeminicidios, abuso y acoso sexual son responsabilidad de los gobiernos, no son asuntos que solo se resuelvan a puerta cerrada en casa.

Basta de considerar a la mujer solo como paridora en serie mientras se aplica un paquete de ajuste, por ello las mujeres nos hemos venido organizando y movilizando hasta conquistar una ley que garantice el aborto legal, seguro y gratuito, lo cual supone que se aumente el presupuesto en salud y educación porque exigimos salud y educación sexual y reproductiva, no religiosa y sin prejuicios, para poder decidir sobre nuestros cuerpos y cuándo ser madres, para ello se requiere distribución masiva y gratuita de métodos anticonceptivos, incluida la píldora del día siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *