Entre 17 y 18 de julio se realizará Plenaria de la Coordinación Nacional de C-cura

0

Por: Prensa C-cura

En defensa de los derechos de la clase trabajadora, en solidaridad con trabajadores en lucha y por la reconstrucción del movimiento sindical.

Valencia, 12 de 2015. La Coordinación Nacional de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura) estará realizando su Plenaria Nacional los días 17 y 18 de julio en la ciudad de Valencia. En dicho evento se pasará revista a la situación por la que atraviesa la clase trabajadora venezolana, evaluando el impacto que la crisis económica y el desplome del aparato productivo nacional tiene sobre el empleo, los salarios, la negociación colectiva de contratos de trabajo y la seguridad e higiene en el trabajo.

Del mismo modo se realizará un examen profundo sobre la violación a derechos fundamentales que vienen limitando el accionar de los trabajadores y los activistas sindicales, tales como las restricciones a la conformación y registro de organizaciones sindicales, la injerencia en los procesos electorales por parte del Estado y los patronos, así como la criminalización de la protesta que se ha convertido en un fuerte obstáculo antidemocrático para la defensa de los derechos de las y los trabajadores venezolanos.

Por último, se reflexionará sobre el estado actual de las luchas y las tareas urgentes que tiene el movimiento sindical para coordinar su accionar, en la perspectiva de alcanzar reivindicaciones y avanzar en la reconstrucción de movimiento sindical venezolano.

Diapositiva1

PROGRAMA

VIERNES 17 DE JULIO

 08:30 a 9:30 a.m.

Inscripción y bienvenida

 09:30 a 11:00 a.m.

Exposición y debate sobre Contexto económico, político y social a cargo de Miguel A. Hernández A. – Profesor U.C.V – Coordinador Nacional C-cura

11:00 a 1:00 p.m.

Exposición y debate Situación de los trabajadores y los sindicatos a cargo de Orlando Chirino. Coordinador Nacional C-cura

RECESO ALMUERZO

2:00 a 6:00 p.m.

Situación sectorial de la lucha de los trabajadores

  • Sector Petrolero / José Bodas – Coord. Nacional C-cura – Sec. General Futpv
  • Sector Universitario / Antonio Espinoza –Coord. C-cura – Prof. Univ. Tecnológica La Victoria

SABADO 18 DE JULIO

9:00 a 11:00 a.m. (continuación análisis situación sectorial)

Situación de los trabajadores en el Estado Carabobo a cargo de Rolando Gaitán y trabajadores en conflicto

11:00 a 12:00 m.

Plataforma de lucha

A cargo de Armando Guerra

12:00 a 1:00p.m

Elección de Coordinación Nacional de C-cura

A cargo de Orlando Chirino

Metodología de trabajo: Presentación de ponencias 20 minutos y resto del tiempo para debate por temas

Que la crisis la paguen los que la generaron

Convocatoria

El país está sumergido en una profunda crisis generada por las políticas económicas del gobierno, que sólo benefician a boli-burgueses, empresarios, banqueros y transnacionales. Mientras tanto la vida de millones de trabajadoras y trabajadores transcurre en las vergonzosas colas para adquirir los alimentos necesarios para la familia del pueblo trabajador.

Sufrimos las penurias del desempleo, los bajos salarios y el alto costo de la vida. El año pasado la inflación llegó a 68,5%, y en el 2015, después de 4 meses, el gobierno no se atreve a hacer públicas las cifras de inflación, por lo elevado que deben ser. Las oculta para no profundizar el descontento que se desarrolla en el seno del pueblo. Esta situación se agrava día tras día, y el gobierno habla de un aumento de la gasolina que desatará una grave espiral inflacionaria. Sin embargo en medio de la grave crisis económica, la banca aumentó el año pasado sus ganancias en 70%, y en 76% su capital, lo que prueba que la crisis la estamos pagando los trabajadores y los pobres.

Por otra parte, el gobierno y los empresarios privados no discuten las contrataciones colectivas o simplemente desconoce la mayoría de las cláusulas de aquellos contratos que se aprobaron, como es el caso de la industria petrolera, donde se viola el 80% de las mismas. O el caso grave de Sidor, cuyo contrato se encuentra en el limbo, después que los burócratas gobierneros, aprobaron un contrato de contrabando a los sidoristas, entre gallos y medianoche.

El movimiento sindical carece de una dirección clasista, autónoma y combativa

El drama que vive el movimiento obrero venezolano es que no dispone de una central sindical autónoma y legítima que pueda ponerse al frente de la lucha por el salario, las contrataciones colectivas y demás derechos de los trabajadores. Existen miles de razones para convocar a un paro nacional que sea parte de un plan de lucha contra el ajuste que el gobierno en acuerdo con los patronos, y con el visto bueno de la MUD, viene descargando sobre el pueblo trabajador, sin embargo, el movimiento sindical se encuentra postrado, dividido, y sin la legitimación necesaria para dar una respuesta unitaria, combativa y autónoma.

Lamentablemente, la mayoría de los dirigentes sindicales son furgón de cola del Psuv o de la MUD. Por ello desde C-cura hemos venido planteando la necesidad de refundar al movimiento sindical desde las bases, convocando un congreso democrático con delegados elegidos en los centros de trabajo, pero esto sólo será una realidad con la movilización de los trabajadores y desarrollando a C-cura como corriente sindical clasista y autónoma en el seno del movimiento obrero.

Refundemos el movimiento sindical

A lo largo de los últimos 16 años, el gobierno con el visto bueno de los patronos privados, corrompió al movimiento sindical, llevándolo a una situación de profunda degeneración. Hoy la extorsión, la injerencia del hampa y de los “pranes” desde las cárceles es algo cotidiano en el seno del movimiento sindical, en muchos casos con la anuencia o la vista gorda de funcionarios del Estado. Igualmente se ha entronizado el sicariato; ejemplo de ello es el reciente asesinato del presidente del sindicato de la construcción de Barinas, perteneciente a la Únete, asesinado por denunciar esta situación.

La mayoría de los dirigentes sindicales, chavistas o ligados a la oposición burguesa, han degenerado. Los métodos históricos de lucha del movimiento obrero, como la huelga, las tomas de empresa, las movilizaciones, han desaparecido, dando paso a la extorsión, el sicariato, el robo y el paralelismo sindical, favorecido desde el Ministerio del Trabajo. Este cáncer reaccionario de la descomposición política de la mayoría de la dirigencia sindical es lo que hace que dirigentes de la CBST roja rojita aparezcan en actos oficiales disfrazados de milicianos, como los casos lamentables de Will Rangel o Ángel Navas, dirigentes de la central sindical gobiernera.

Unámonos para enfrentar el Plan de Ajuste anti-obrero y anti-popular

El Partido Socialismo y Libertad (PSL) y la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura), hemos venido planteando que hay un acuerdo no firmado entre el empresariado agrupado en Fedecámaras y el gobierno, para descargar la crisis sobre los trabajadores, y para esto cuentan con la burocracia sindical roja, rojita. Esto se traduce en despidos, aumento de los precios de los productos regulados, devaluación, y ya se anuncia el incremento de la gasolina. Más allá de los desplantes de Maduro contra Fedecámaras, que sólo buscan consolidar a su base social cada vez más descontenta y crítica con el gobierno, la realidad es que este acuerdo sigue recayendo sobre los hombros de los trabajadores.

¿Cómo se expresa este acuerdo? Los empresarios argumentan que no tienen divisas para comprar insumos y materias primas, presionan al gobierno y hacen listas de despidos. El gobierno les da los dólares que solicitan a través de Cencoex, como sucedió en febrero con los autopartistas que recibieron 400 millones de dólares. Y no obstante, los patronos despiden trabajadores, con el aval de las inspectorías, y el visto bueno de los burócratas sindicales gobierneros, sean de la Cbst o los que se disfrazan de revolucionarios. Esto está pasando de manera masiva en todo el país pero especialmente en Valencia. Ese es el caso de General Motor, Ford, Chrysler, Ajeven, Filtros Wix, Vicson, y muchas otras empresas. Igualmente en Macusa y Mitsubishi, en Barcelona, y Macusa en Cumaná. Por ejemplo, a la Toyota el gobierno le otorgó 30 millones de dólares para elaborar el Corolla con partes venezolanas, no obstante, esta transnacional despidió decenas de trabajadores con el visto bueno de la inspectoría.

Repudiemos la criminalización de la protesta

La criminalización de la protesta es una política de Estado que se ha profundizado los últimos siete años. Más de cuatro mil personas tienen juicios abiertos por participar en protestas, entre ellas unos doscientos trabajadores. Un ejemplo es el caso de José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (Futpv) y dirigente del Partido Socialismo y Libertad (PSL), así como otros nueve petroleros, quienes fueron detenidos el año pasado por realizar una asamblea sindical en los portones de la refinería de Puerto La Cruz, y luego acusados por resistencia a la autoridad.

Al tiempo que se criminaliza la protesta se imponen restricciones a las libertades democráticas. A finales de abril, el TSJ sentenció, en una interpretación arbitraria de la Constitución, que el derecho a la protesta está condicionado a la emisión de un permiso por parte del poder municipal, dictando instrucciones para la represión policial y la persecución legal de las protestas no autorizadas, incluyendo la imposición de multas y de penas de cárcel.

C-cura ha repudiado tanto las acciones represivas como las restricciones a los derechos democráticos y las arbitrariedades judiciales. Pues más allá de que circunstancialmente afecten a dirigentes o activistas de la MUD, estas medidas forman parte de una política de conjunto en contra de la población para que se discipline políticamente al gobierno, y no oponga resistencia a las medidas económicas que Maduro está imponiendo al servicio de las transnacionales, la banca privada y los grandes empresarios.

Compañero trabajador, compañera trabajadora…te invitamos al Encuentro Nacional de C-cura
Desde C-cura y el PSL invitamos a los trabajadores a reflexionar sobre la dramática situación que vive la clase trabajadora venezolana. Es imperativo que discutamos franca y honestamente sobre los problemas de los trabajadores, sus asuntos sindicales y políticos y cómo salir de esta grave crisis.

Para contribuir a estos necesarios y urgentes debates, la Coordinación Nacional de C-cura realizará un Encuentro Nacional el próximo mes de julio, los días viernes 17 y sábado 18, en el que pretendemos discutir y acordar un análisis sobre la coyuntura política y laboral que vive el país, así como el quehacer de los trabajadores para responder a la violenta ofensiva que los patronos del sector público y privado desarrollan en contra de nuestros derechos. Invitamos a los luchadores a que nos acompañen a este trascendental evento, para que juntos analicemos la realidad del país y acordemos las tareas que la clase trabajadora venezolana debe desarrollar en el presente período.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *