Ruina de Sidor reduce posibilidades de lucha de Sutiss por el contrato

0

El Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) se enfrenta a su primera encrucijada en la discusión del contrato colectivo, que empezó hace casi dos años.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) se enfrenta a su primera encrucijada en la discusión del contrato colectivo, que empezó hace casi dos años.

La dirigencia avizora el conflicto en circunstancias adversas. El temperamento de Sutiss apostaría a la huelga sin titubeos para resolver la última etapa de negociación del contrato, pero las condiciones operativas de la acería obligan al comité ejecutivo a pensarlo dos veces.

El mecanismo natural de protesta, la huelga, ha perdido fuerza. Sutiss ha usado esa estrategia sin discreción en el último año, sin generar mayor presión en el patrón Estado.

Ante los paros, el Ejecutivo ha enviado un mensaje al mantener una alta rotación gerencial e ir sustituyendo parte del mercado de Sidor con importaciones.

La producción de la acería ha retrocedido 40 años, 1.5 toneladas de acero líquido anuales en 2013, lo que representa 34 por ciento de su capacidad comprobada.

En los primeros cuatro meses de este año, la estatal logró colar 379 mil toneladas de acero líquido, el equivalente a lo que en 2007 -en la administración del consorcio argentino Ternium- registraba en un mes.

De modo que el panorama económico de la acería es diametralmente opuesto al que Sutiss se enfrentaba hace seis años, cuando comenzaron un conflicto histórico por un mejor contrato y que terminó con la renacionalización.

Números en rojo
Sidor arrojó 404 millones de dólares en 2007 y 400 millones de dólares en ganancias positivas sólo en el primer semestre de 2008, cuando se dio por terminada la relación con Ternium.
Pedro Acuña, representante de los accionistas “clase B” ante la junta directiva, ha dicho que mientras el resto de las acerías del mundo reportaban ganancias de 23 por ciento sobre el volumen total de ventas, Sidor reportaba 30 por ciento cerrando con una deuda a largo plazo de 72 millones de dólares, mientras que de 2010 a la fecha la deuda acumulada es de 2 mil millones de dólares.

En los últimos seis años, la producción ha caído en 60 por ciento. Las pérdidas en 2012 fueron de 4 mil millones de bolívares, mientras que en 2013 fueron 2 mil millones de bolívares.

El costo unitario de producción de una tonelada de acero líquido se ubicó al cierre de 2013 en Bs. 4.926, lo que cual refleja un incremento de 249% en los últimos cinco años. En 2009, producir una tonelada de acero costaba Bs. 1.413.

El subsidio
Sutiss se aferra al compromiso del presidente Nicolás Maduro de subsidiar la nómina de las empresas básicas, mientras estas recuperan su capacidad de producción a través de la prometida ejecución de un plan de inversiones diseñado por el Gobierno.

Todas las corrientes del comité ejecutivo sostienen que los números operativos de la empresa no son responsabilidad de los trabajadores, sino de la administración de la empresa que mantiene subsidiado los productos de la estatal desde 2009 arrojando graves pérdidas.

Con base a ese planteamiento exigen que los beneficios dejados de percibir durante los últimos cuatros años sean reconocidos; sólo les queda apostar al ánimo “socialista” con el que el Ejecutivo ha patrocinado su política “obrerista” para exigir un aumento de salario.

Sin liderazgo
La errada política de administración de la acería, sin embargo, ha estado acompañada por la escasa claridad del comité ejecutivo.

En los últimos años de caída estrepitosa de la producción y subsidio de todos los beneficios, la dirigencia jugó a ser una correa de transmisión del partido de Gobierno, bajando el tono de las críticas y justificando las políticas económicas del

Ejecutivo.
En los últimos dos períodos sindicales, las corrientes sindicales de Sutiss no han podido producir ni un pronunciamiento en conjunto sobre el rumbo de la acería que alertara al Gobierno. La unidad ha llegado al final de la discusión, como es usual, pero con una empresa cuyo mayor triunfo es el subsidio del salario de 14 mil trabajadores.

Modificado por última vez en Viernes, 20 Junio 2014 01:59

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *