Saquean Alcaldía y sede de Pdval en Timotes, Mérida

0

 

Timotes saqueos

Por: Raúl Segovia (Diario Los Andes)

Viernes, 13 de mayo de 2016. Fotos Raúl Sergovia. “No hay comida, tenemos un mes sin comprar alimentos básicos, el alcalde Concepción Rivera es un mentiroso”, eran los gritos de decenas de personas furiosas, que sin control saquearon todo a su paso. El pueblo, capital del municipio Miranda, perdió el control destrozando una sede de Pdval y el edificio municipal.

Trascendió que el mandatario local prometió el pasado 10 de mayo la venta de comida para el día siguiente. La comida no fue expendida como fue anunciado, y en horas de la tarde, en grupo fueron a la alcaldía al exigir al alcalde respuestas y enardecidos tumbaron los portones de Pdval para saquearlo. La gente en medio de la conmoción, cargó con todo. Hasta golpes se dieron por pañales, leche, harina y cuanto producto era escaso.

Los testigos cuentan que había de todo por bulto, pero el abasto popular estaba cerrado. El gobierno local le mintió al pueblo y la reacción fue la violencia y el vandalismo. Eran unos 150 personas, un poco más de 50 tenían los rostros cubiertos, querían quemar el edificio municipal.

Un piquete de la GN no dio basto, la furia de los protestantes los rebosó. Un militar es casi linchado al ser acorralado por la turba. El hombre fue rescatado por otros vecinos para evitar que lo mataran. El oficial quedó malherido. Los policías se resguardaron en su unidad, que está a lado de la alcaldía, una moto fue incendiada. Por más de dos horas entre cinco y siete de la noche de ayer, le cayeron cayeron piedras y bombas molotov al edificio.

Los vecinos rescataron a cinco empleadas de la alcaldía que estaban atrapadas en medio de la lluvia de piedras. El segundo saqueo ocurrió a eso de las 6:45 pm., el objetivo era el palacio municipal. Unas 80 personas cargaron con todo. Había comida, cauchos, baterías, verduras, computadoras, material de papelería, equipo digitales, sillas, cámaras, impresoras, lavaplatos, pocetas, cafeteras. La gente cargó con todo. La alcaldía quedó destrozada, acabada. Los documentos y el archivo destruido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *