Sidor cumple una semana paralizada

0

22 Noviembre 2013

22 Noviembre 2013

El jueves transcurrió en Sidor sin reunión entre las partes en conflicto. Ni la empresa ni el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) han mostrado seria intención -en siete días- de llegar a un acuerdo que permita reanudar la producción de la acería.

Las asambleas de trabajadores transcurren en un mar de descalificaciones, signadas por la coyuntura electoral en el sindicato y la carencia de propuestas que trasciendan la diatriba.

En la acería abunda la desinformación sobre el estatus del reclamo. Para este jueves estaba pautada una reunión con la empresa y, aparentemente, con el Ministerio del Trabajo, pero las corrientes sindicales se responsabilizaron unas a otras del fracaso de la negociación.

El secretario de finanzas, José Meléndez, indicó -vía telefónica- que hoy está planteada una reunión entre las corrientes sindicales.

En paralelo, algunos miembros de la mesa técnica salarial evalúan una propuesta intermedia para el cálculo de utilidades que permita abrir un abanico de entendimiento, pues hasta ahora el presidente de Sutiss, José Luis Hernández, mantiene una exigencia que a juicio de otros dirigentes es “inflexible”.

Las elecciones en puerta de Sutiss complican los acuerdos. Aunque los integrantes del comité ejecutivo han invocado a la unidad, en la práctica la carrera electoral supera las intenciones.

El diálogo no sólo no prospera con Sidor, tampoco en Sutiss donde los principales mecanismos de consulta no han sido invocados en las bases.

Operatividad en frío

Todo tipo de rumores circulan en la siderúrgica, entre ellos, hasta el del cierre técnico por las críticas condiciones operativas de la empresa.

Aunque los trabajadores reanudaran la producción este viernes, la acería seguiría funcionando por debajo de un 40 por ciento de su capacidad porque las principales plantas tienen graves fallas.

La Planta de Pellas, productora de la principal materia prima para la fabricación del acero, está operando al mínimo por las perforaciones en los hornos.

Los trabajadores declararon en emergencia la línea de Decapado, vital para el procesamiento de los laminados que se utilizan en la industria de la línea blanca, automotriz, alimentos, entre otros.

El delegado del área, Frank Millán, indicó que esperaban culminar la reparación de la nave -actualmente sin techo- para abril pero debido al retraso en el desembolso de los recursos esto podría prolongarse hasta finales de 2014. “¿Cómo producimos sin inversiones y sin repuestos?”, señaló.

La paralización de los desembolsos trae además como consecuencia el deterioro del trabajo ya ejecutado, al tiempo que incrementan los riesgos en el trabajo.

En dos platos

La propuesta de Sutiss para el cálculo de las utilidades es, hasta ahora, 120 días a salario integral más una fracción que incluye los días de descanso con una variante según el tipo de jornada de trabajo.

Dicha propuesta se ha mantenido hasta este jueves como punto de honor para levantar la huelga iniciada el pasado jueves en la noche.

Adicional a ello, los trabajadores reclaman la corrección de la hoja de cálculo salarial y la modificación de 16 conceptos.

Entre tanto, Sidor se ha manejado en una banda de 100 a 120 días a salario integral de los meses efectivamente trabajados, más tres días de salario básico por cada mes con jornada perfecta del año, hasta un total de 36 días adicionales.

El presidente de Sutiss, José Luis Hernández, sostiene que esa propuesta ya fue rechazada en la ronda de discusiones realizadas en el complejo hidroeléctrico de Macagua, cuando la negociación giró alrededor de la cláusula 8 del contrato colectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *