Trabajadores de base de Sidor exigen transparencia a Sutiss

0

Si algo ha demostrado la querella de la hoja de cálculo en Sidor es que la fuerza laboral de la acería no está solo en manos del sindicato, sino en la esencia misma del movimiento reivindicativo: los

Si algo ha demostrado la querella de la hoja de cálculo en Sidor es que la fuerza laboral de la acería no está solo en manos del sindicato, sino en la esencia misma del movimiento reivindicativo: los trabajadores.

Son esos mismos los que se presentan ahora sin el cobijo de una insignia política. Sin arengas, sin consignas, sin las estridencias de los portones. Sin más insignia que el logotipo de Sidor y la necesidad de hacer valer sus derechos.

Jorge Machuca, trabajador de Laminación en Caliente desde hace 22 años, es el vocero del equipo, quien lamenta que el comité ejecutivo de Sutiss (Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares), luego de haberse puesto de acuerdo y de haberse reunido con el Ejecutivo nacional, no haya traído respuesta sobre el quid del conflicto en la acería: el retroactivo por el error en la hoja de cálculo, el factor divisor, la aplicabilidad de la jornada efectiva de trabajo y los pasivos que de esta se desprenden a partir del 2011.

Eso era lo que esperaban los siderúrgicos, pero lo que trajo el comité de Sutiss fue otra cosa: pagos por concepto del remanente de la hoja de tiempo de viaje desde 2009, por el recálculo de las vacaciones desde 2008, y por el diferencial del tabulador desde marzo de 2011. “Baratijas”, asevera. “Espejitos por oro”, remata. Nada que pueda refrenar el conflicto en la empresa, que podría extenderse en caso de no acordarse los pagos.

De ahí que el llamado de Machuca sea a todos los trabajadores: “que no se dejen engañar por estas baratijas. Que sigan reclamando al sindicato por lo que les corresponde y que no traten de tapar el sol con un dedo”.

Sindicato “a oscuras”

Machuca critica la postura del presidente de Sutiss, José Luis Hernández, no solo por su falta de respuesta a los sidoristas, sino por sus “negociaciones ocultas” en Caracas, de espalda a sus representados.

Cree que esto se debe a una fuerte presión del Ejecutivo para “apaciguar las aguas” en la acería, amainar el conflicto y dejar a los trabajadores sin el pago que, aseguran, les corresponde.

“El gobierno no quiere honrar los pagos, porque si no ya lo hubiese hecho. Le decimos a los trabajadores que no se dejen engañar por estas golosinas, que reclamen lo que les corresponde, y si el gobierno no paga seguiremos protestando”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *