Por Laclase.info

3 de octubre de 2020. El 2 de octubre de 1968 se produjo la tristemente célebre “masacre de Tlatelolco”, en la capital de México, en la que habrían sido asesinadas por fuerzas de seguridad del Estado entre 300 y 400 personas, con más de 1000 heridos y unas 1375 personas detenidas.

Estudiantes detenidos por el ejército en Tlatelolco

1968 fue un año de grandes movilizaciones obreras y populares. Desde principios de la década del sesenta se venía produciendo un gran ascenso de la juventud y del movimiento estudiantil en todo el mundo.

Estados Unidos fue escenario del protestas y masivas movilizaciones contra la guerra de Vietnam y por lo derechos civiles, especialmente de la población negra de ese país. Ese mismo año en abril, millones de estudiantes universitarios y de secundaria norteamericanos protagonizaron un boicot masivo en oposición a la guerra. Simultáneamente hubo grandes movilizaciones en Londres, Berlín y París, y otras ciudades europeas.

En el mismo mes de abril se produjeron las sangrientas manifestaciones que recorrieron todo el país por el asesinato de Martin Luther King. En agosto hubo fuertes disturbios estudiantiles en Chicago durante toda una semana, en el marco de la convención del Partido Demócrata.

Ese año se produjo el “Mayo Francés”, y entre enero y agosto se desarrolló la llamada “Primavera de Praga” contra la burocracia estalinista en Checoeslavaquia.

En México desde finales de la década del 50 existía una gran tensión social, especialmente en el seno del movimiento estudiantil. A lo largo de la década del 60, el descontento fue en aumento y comenzó a producirse una articulación de las demandas y expectativas del conjunto del pueblo y los trabajadores con el movimiento estudiantil, el cual encabezaba la agitación y la protesta social.

Ante esa situación el gobierno del PRI, presidido por Gustavo Díaz Ordaz desató una feroz persecución y represión al movimiento de masas.

En 1968 estaba previsto que se realizaran las Olimpíadas en la ciudad de México, y el gobierno había dispuesto todo para evitar la protesta social y mostrar al mundo un México estable.

Pero las movilizaciones estudiantiles no cesaron. Fue así como en julio el gobierno asaltó la Escuela Vocacional #5 en julio. En septiembre allanaron la Unam, y ese mismo mes también fue ocupado por fuerzas de seguridad del Estado el Instituto Politécnico Nacional.

Las protestas estudiantiles eran dirigidas por el Consejo Nacional de Huelga (CNH), que estaba integrado por delegados de 70 universidades y escuelas preparatorias de México.

El 13 de agosto se produjo una manifestación de 150 mil personas convocada por el CNH. Y el 27 se realizó una segunda mucho más grande, que habría reunido a unas 300 mil persoonas.

El 2 de octubre de 1968, alrededor de 40.000 personas entre estudiantes universitarios, de secundaria, y vecinos de la zona se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas en pleno centro histórico de la capital mexicana para protestar por la represión gubernamental.

Concentración en el Zócalo, 27 de agosto

Desde antes de comenzar el mítin los alrededores del lugar fueron tomados por 5000 soldados, mientras 200 tanquetas y camiones militares rodearon la plaza. El gobierno infiltró entre los manifestantes a efectivos del llamado Batallón Olimpia, creado para la seguridad de las olimpíadas. Estos también se apostaron con ametralladoras en los tres edificios del complejo Chihuahua que rodea la Plaza de las Tres Culturas. Al final de la tarde comenzaron los disparos contra los manifestantes. El gobierno dijo que las fuerzas de seguridad habían sido provocadas por disparos provenientes de la manifestación y de los edificios circundantes. Años después se determinó que el Batallón Olimpia había disparado a los efectivos del ejército para provocar la reacción de estos contra las personas que se encontraban en el lugar. Todo fue un dispositivo orquestado para justificar la masacre contra los jóvenes concentrados en la Plaza de las Tres Culturas. Los responsables de la masacre siguen impunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *