Con la ley Antibloqueo el gobierno le da las riquezas del país en bandeja de plata a los capitalistas chinos

0

Por Prensa PSL

Recientemente varias organizaciones sociales y políticas entre las que se encuentra nuestro partido, hicieron público un petitorio de firmas contra la ley Antibloqueo aprobada por la Asamblea Constituyente fraudulenta, a instancias del gobierno nacional, con el objetivo de solicitar un referendo abrogatorio. Todas las disposiciones entreguistas y privatizadoras establecidas en la ley Antibloqueo, que motivaron la publicación del petitorio y la exigencia de derogación de dicho instrumento espurio, con el correr de los días se han ido materializando, en la medida que el presidente Maduro ha hecho públicas sus intenciones.

El objetivo de la ley es eludir las sanciones impuestas desde el pasado año por el imperialismo norteamericano a nuestro país. Sanciones abusivas e ilegales que repudiamos y exigimos su levantamiento ¿Pero cual fue el camino escogido por el gobierno para intentar esto? Entregar el país al mejor postor, en este caso a las transnacionales capitalistas del mundo.

Esto quedó palmariamente en evidencia recientemente en una reunión con empresarios chinos donde Maduro exhortó al gobierno de China a invertir en el país, específicamente en el sector petrolero, donde ya ese país tiene una importante presencia. Llegó al extremo de ofrecerle “la joya de la corona”, refiriéndose a la industria petrolera venezolana. La “joya” que él mismo refirió querían “ponerle las manos encima los imperialistas del mundo”, la ofrece a las transnacionales capitalistas chinas, para que sean estas las que le pongan las manos encima. Cambia un dueño por otro, gracias a la ley Antibloqueo.

Maduro se explayó en su entreguismo desenfrenado diciendo que su gobierno está abierto a ampliar las inversiones en todos los niveles de la industria petrolera. Prácticamente le puso el país y sus riquezas en bandeja de plata a los capitales chinos, diciendo que estaba listo para “avanzar aceleradamente en las inversiones del oro, del hierro, acero, aluminio, en las inversiones de todas las riquezas, piedras preciosas”. Incluso planteó la posibilidad de lograr inversiones en “zonas vírgenes del mar Caribe”. Y remató: “La ley Antibloqueo lo permite todo, ¡hagámoslo!”

Y anunció que enviará con la vicepresidenta Delcy Rodríguez una carta al presidente chino haciéndole estos planteamientos. Por supuesto, todo con el objetivo de apresurar la apertura a los capitales chinos. Igualmente están previstos viajes de funcionarios del Ministerio de Turismo en los próximos días a Turquía y Rusia para, seguramente, ofrecerle las playas vírgenes de nuestro país, y quién sabe que más, a los capitalistas de esos países.

Como dijo Maduro la ley antibloqueo lo permite todo. Es decir, permite entregar las riquezas naturales del país a las transnacionales capitalistas del mundo, casi sin ningún tipo de limitación. Hoy se le ofrece a las chinas pero mañana también se le ofrecerán a los capitalistas norteamericanos, europeos, turcos, iraníes, entre otros. Ampliando las inversiones que ya tienen en el país.

Esta ley y las declaraciones de Maduro deben haber caído como un balde de agua fría en el seno del chavismo honesto y de izquierda que aún tenía alguna expectativa en el gobierno. La realidad es que cada vez más se pone en evidencia el verdadero rostro de falso socialismo del gobierno. Lo hemos dicho y no nos cansaremos de decirlo: el chavismo no tiene nada que ver con el socialismo, y la política del actual gobierno heredero de Chávez lo pone al descubierto.

Sí hay una salida a esta catástrofe social y económica que vive en pueblo trabajador venezolano. Y no es subastando al país, sus recursos naturales y la soberanía. Para salir de esta situación debemos movilizarnos masivamente todos los trabajadores y el pueblo contra el gobierno, su paquetazo de ajuste y su leonina ley Antibloqueo.

Al plan hambreador y entreguista de Maduro debemos oponerle un Plan Obrero y Popular de Emergencia que parta de instrumentar un impuesto especial a las grandes empresas nacionales, a los banqueros y transnacionales, no pagar la deuda externa, suspender el gasto militar, confiscar los bienes de corruptos e importadores fraudulentos, suspender los contratos de empresas mixtas para que el petróleo sea 100% estatal sin transnacionales. Con todos esos recursos conformar un Fondo Social de Emergencia para enfrentar la crisis social, el hambre y el coronavirus, impulsando un plan de adquisición masiva de alimentos, medicinas e insumos sanitarios contra la pandemia; igualando los salarios a la canasta básica y pagando una renta de cuarentena a todos los trabajadores y trabajadoras informales.

Para firmar el petitorio, se puede ingresar al link: https://forms.gle/YNFqQKXXJnckvvvh6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *