Deficiencias en campaña de vacunación afecta a trabajadoras y trabajadores de salud

0

Por Sirtrasalud Distrito Capital

A pesar del inmenso despliegue de propaganda gubernamental relacionada con la presencia en el país de las vacunas contra el coronavirus, Sputnik y Sinopharm, de origen ruso y chino respectivamente, ambas para ser utilizadas en campañas de inmunización tanto a la población en general como a los grupos de alto riesgo, entre ellos a los trabajadores y trabajadoras de la salud. Tempranamente, las deficiencias en dicha campaña ya están afectando y poniendo en peligro a estos últimos, que son sin duda la primera línea de defensa contra el covid-19.

Así, lo expresamos los directivos de Sirtrasalud Distrito Capital, que continuamos nuestras observaciones a la mencionada campaña de vacunación, porque al igual que en otros aspectos de su actuación contra está pandemia el gobierno de Maduro, le ha dado también a esta una orientación discrecional, autoritaria y de opacidad que genera incertidumbre en la población y en este caso, entre las trabajadoras y trabajadores sanitarios. Por ejemplo, no sabemos cuándo, dónde y cómo se instrumentaran los cronogramas de vacunación, ni la aplicación de la segunda dosis. Décimos más, en la mayoría de los hospitales de Caracas y centros de salud, quienes allí laboran desconocen totalmente tal información, arriesgándose prácticamente ellos y sus familiares, como quien dice “bailando con la muerte”.

En centros hospitalarios como el Materno Infantil de Caricuao “Pastor Oropeza”, han muerto por Covid médicos de reconocida trayectoria y recientemente 4 galenos resultaron contagiados, así como enfermeras, obreros y otros compañeros administrativos, sin que las autoridades informen sobre el inicio de la inmunización al personal u otras medidas, así mismo en otros centros.

Frente a esta peligrosa situación, de vida o muerte para estos adnegados servidores de la salud pública, Sirtrasalud Distrito Capital, exige a las autoridades de la salud, hacer públicos los cronogramas de vacunación en los diferentes centros sanitarios y en las dependencias administrativas de los organismos adscritos, así mismo, su riguroso cumplimiento.

Igualmente, llamamos a todos los trabajadores y trabajadoras que ante cualquier peligro de contaminación, en forma unitaria y asamblearia exijan a las autoridades la implementación inmediata de las medidas de bioseguridad.

EN EL ONCOLÓGICO LUIS RAZETTI DE COTIZA SE MANTIENE LA CRISIS

Aún cuando se han reabierto algunas consultas en distintos servicios del Hospital, se han hecho algunas remodelaciones en lugares específicos de su planta física, los problemas estructurales se mantienen. El tomógrafo, parte esencial de un hospital Oncologico, sigue sin funcionar por el robo de qué fue objeto algúnos de sus componentes. Sin que las autoridades de salud, tanto del hospital como de la Dirección de Salud de Caracas, investiguen y ubiquen la mafia que roba insumos y equipos en esta institución lo que resulta criminal.

Las autoridades han sido diligentes y raudas para proscribir y prohibir que las trabajadoras y trabajadores se reúnan para buscarle solución a la grave problemática de nuestro hospital y para discutir la inmensa tragedia salarial y laboral que sufrimos, pero incapaces y con desidia para gerenciar correctamente, junto a los que allí laboramos, este maltratado centro de salud.

Se han corrido rumores sobre la salida de la hasta ahora directora encargada, los cuales no se han confirmado, lo cual tampoco garantiza el mejor funcionamiento del Oncológico. Un aspecto que también debemos denunciar es el comportamiento parcializado a favor de un sindicato cuyo principal representante es ajeno a nuestro hospital, de la actual Coordinadora de Recursos Humanos, Sra Eivory Domínguez, quien incurre descaradamente en INJERENCIA PATRONAL, tipificado en la Ley Orgánica del Trabajo, cuando actúa a favor de un sindicato, al punto que incluso, al principal representante de este, la mencionada Coordinadora le permite la llave de acceso a las oficinas de recursos humanos del hospital. Una verdadera y torpe desfachatez e ignorancia de las más elementales normas.

Por ello, reafirmamos como sindicato clasista, nuestro llamado a las trabajadoras y trabajadores a perder el temor a organizarnos y movilizarnos por nuestros derechos y por rescatar nuestro hospital para garantizar el derecho a la salud de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *