«¿Quién puede creer que en 4 meses habrá condiciones para regresar a las clases presenciales?»

0

Por Prensa C-cura

“Es una gran irresponsabilidad del gobierno anunciar que el próximo año escolar 2021-2022 se iniciará con clases presenciales en las aulas, con medidas de bioseguridad y la implementación de un supuesto plan de vacunación con el que aspira, entre los meses de junio y octubre del presente año, tener vacunada al 70 % de la población”. Así se expresó Mariela Alcalá, militante del Partido Socialismo y Libertad y docente de la escuela U.E. La Inmaculada en Cumaná, estado Sucre, y vocera del Suma-Sucre, adscrito a Fetramagisterio.

Como se sabe, el presidente Maduro anunció el pasado 25 de mayo que aspiraba que se retomaran las clases presenciales en el mes de octubre, siempre y cuando se cumpliera con el plan de vacunación masivo previsto a llevarse a cabo entre junio y septiembre, para vacunar al 70% de la población y lograr así la inmunidad de rebaño.

La vocera sindical agregó que “hasta ahora el gobierno no ha cumplido con lo que ha prometido respecto a las vacunas y el plan de vacunación. Primero dijeron que lo harían en el primer trimestre del año con 10 millones de vacunas rusas, lo cierto es que no han llegado las vacunas y no se cumplió con lo ofrecido. Luego han hecho distintos anuncios, todos fallidos. Ahora dicen que iniciarán la segunda fase del plan de vacunación, pero la verdad es que nunca vimos cuando hicieron la primera fase. Por eso nos parece una irresponsabilidad decir que en octubre habrá clases presenciales, cuando no hay ninguna garantía de que sin vacunas a la vista, y en tan sólo cuatro meses, vacunen a unos 22 millones de personas, que aproximadamente sería la cantidad necesaria para llegar a la inmunidad de rebaño”.

Alcalá agregó que aún cumpliendo con la vacunación, sería necesario atender una gran cantidad de problemas del sector educativo presentes antes de la aparición del covid-19 en Venezuela. Es decir que de acuerdo con la vocera sindical no bastaría con el plan de vacunación y que sería necesario darle respuestas a los principales problemas del sector.

Y afirmó: “Los docentes y demás personal del sector educativo, seguimos devengando salarios de hambre, no tenemos seguro médico, en plena pandemia, ni seguro funerario. Por otro lado, la convención colectiva suscrita en el 2018 siempre fue letra muerta para el gobierno que jamás cumplió con ninguno de los acuerdos allí convenidos. Mientras las federaciones nacionales de educación sólo se han dedicado a seguirle el juego al gobierno con su silencio y participación en intermitentes e improductivas reuniones con el Ministerio de Educación”.

También se refirió a las dramáticas condiciones físicas en que se encuentran los planteles, y el deterioro creciente de los servicios sociales dirigidos a los estudiantes.

“El deterioro de los centros educativos se profundiza junto al mal funcionamiento, colapso o inexistencia de los servicios en los planteles. No cuentan con bebederos y filtros, los baños permanecen dañados, las aulas sin suficientes pupitres, sin iluminación ni ventilación adecuados, esto es especialmente grave en momentos de pandemia. El Programa de Alimentación Escolar (PAE), implementado a través de los servicios de comedor, carece de abastecimiento de alimentos e insumos que garanticen la necesaria ingesta balanceada y nutrición permanentes para los estudiantes. En iguales condiciones de desatención continúan las bibliotecas y laboratorios de las instituciones educativas sin dotación de recursos, equipos, iluminación, aire acondicionado y mobiliario, entre otros”, agregó la dirigente del PSL.

“Por tanto la base magisterial ratifica su posición de no incorporarse a las actividades escolares bajo ninguna modalidad hasta que no existan condiciones de bioseguridad y se cumpla efectivamente con un plan de vacunación masivo, además de condiciones salariales, laborales, y de atención integral a los estudiantes; reparación de las estructuras físicas de los planteles, restitución de servicios, dotación de recursos y equipamiento de los centros educativos. Y afirmamos que los docentes permanecemos en pie de lucha por nuestros derechos salariales, laborales y la garantía de una educación digna y de calidad para nuestros estudiantes”, sentenció.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *