Las trabajadoras y trabajadores debemos luchar para que los bonos sean sumados al salario

1

Por Partido Socialismo y Libertad (PSL)

El estallido de la hiperinflación en noviembre de 2017, la eliminación por el gobierno del decreto-ley de ilícitos cambiarios en agosto de 2018 y la escasez de dinero en efectivo y ausencia de operaciones bancarias por el gran apagón de marzo de 2019, provocaron la consolidación paulatina de la dolarización de facto de la economía del país, que estableció una economía bimonetaria que ha permitido a las empresas estatales y privadas el pago de salarios en bolívares y de bonos en dólares pero sin incidencias salariales.

Por supuesto, esto ha estado enmarcado en el paquete antiobrero y capitalista del gobierno de Maduro aplicado en términos laborales desde octubre de 2018, a través del memorando 2792 del Ministerio del Trabajo, que impuso el salario mínimo oficial como referencia para la fijación de los salarios de los contratos colectivos e individuales. Así, el gobierno antiobrero de Maduro les permitió a las empresas estatales y privadas que obtengan un enorme ahorro en su inversión laboral porque pagan salarios anclados al salario mínimo oficial y al mismo tiempo bonos en dólares mensuales pero sin ninguna incidencia en el cálculo de conceptos salariales como vacaciones, utilidades y prestaciones sociales. Generalmente, estas bonificaciones en dólares son canceladas de manera informal en efectivo o a partir de un monto en esa divisa calculado al tipo de cambio oficial.

No obstante, esto es violatorio de la Ley Orgánica del Trabajo que se encuentra vigente desde el año 2012, porque en su artículo 104 consagra que “a los fines de esta Ley se entiende por salario normal, la remuneración devengada por el trabajador o trabajadora en forma regular y permanente por la prestación de su servicio”. En ese sentido, la burguesía, a través del expresidente de Fedecámaras Jorge Roig, y sectores sindicales patronales como ASI mediante la utilización del llamado diálogo tripartito con el gobierno antiobrero de Maduro y apoyados en la OIT, se están planteando una denominada Ley de Emergencia Laboral, que busca formalizar la existencia de los bonos en dólares y así robarle a la clase trabajadora venezolana la mayor parte de sus ingresos salariales cobrados por vacaciones, utilidades y prestaciones sociales. Destruyendo de ese modo el concepto general de salario.

Al contrario, desde el Partido Socialismo y Libertad (PSL) y la Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (Ccura) planteamos que las trabajadoras y trabajadores venezolanos debemos exigir y luchar para que los bonos sean sumados al salario y por lo tanto tengan incidencia en el cálculo de vacaciones, utilidades y prestaciones sociales. Esto, en el marco de una lucha que tenga como objetivo conquistar un salario igual a la canasta básica y lograr la inclusión de los bonos en dólares en los contratos laborales y recibos de pagos, porque su actual condición informal, discrecional y arbitraria ha provocado concretamente una reforma reaccionaria de las relaciones laborales, al reducir los derechos y aumentar los deberes de la clase trabajadora venezolana.

En este momento, el pago discrecional, informal y arbitrario de bonos en dólares ha permitido una mayor precariedad laboral, una intensificación de la explotación y un incremento del control sobre la fuerza de trabajo, e incluso una violación de los derechos democráticos de la clase trabajadora venezolana; con la creación en las empresas estatales y privadas de regímenes de evaluación laboral, que incluyen criterios como productividad, asistencia, confidencialidad y obediencia. En ese sentido, las trabajadoras y trabajadores deben producir más y cumplir diferentes labores en la misma cantidad de tiempo de la jornada de trabajo, ir siempre al lugar de trabajo a pesar de tener justificaciones para sus faltas, evitar la realización de reclamos y críticas ante sus condiciones salariales y las instrucciones y trato de sus superiores, y tampoco pueden organizarse con sus compañeras y compañeros de trabajo al estar obligados a mantener confidencialidad sobre el monto de sus salarios y bonos en dólares.

Por eso, desde el Partido Socialismo y Libertad hacemos un llamado al conjunto de nuestra clase trabajadora para que exija y luche para que los bonos en dólares sean sumados al salario, que debe estar igualmente indexado al tipo de cambio oficial, y también para que rechace que el pago de los bonos en dólares dependa del cumplimiento de regímenes empresariales que se imponen con criterios violatorios de los derechos laborales como productividad, asistencia, confidencialidad y obediencia. En ese marco, desde el Espacio Sindical Unitario donde participa Ccura vamos a realizar una protesta en Fedecámaras contra la propuesta de Ley de Emergencia Laboral.

1 pensamiento sobre “Las trabajadoras y trabajadores debemos luchar para que los bonos sean sumados al salario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *