El desastre de los resultados en las elecciones del Psuv

0

Congreso Psuv

Por: Miguel Angel Hernández*

A los militantes honestos del Psuv y de las organizaciones del Polo Patriótico les hacemos algunas preguntas: ¿por qué la cúpula no dice cuántos militantes votaron en las elecciones para escoger los delegados al congreso del Psuv?

¿Si el CNE es un organismo transparente, con recursos técnicos y eficiente para dirigir las elecciones nacionales, no es capaz de tener los números de participantes en las elecciones del partido de gobierno?

Sin lugar a dudas llama la atención que la dirección del Psuv no hizo mucha alharaca sobre las elecciones, no hay fotos, ni afiches, ni remitidos en la prensa ni nada. Por supuesto que no los puede haber. Por la sencilla razón que esas fulanas elecciones fueron un fracaso total, estrepitoso y sonoro.

La realidad es que muy pocos militantes fueron a votar. Los burócratas que dirigen al Psuv dicen que el partido de gobierno tiene 7 millones 600 mil militantes. Pero todos los datos extraoficialmente disponibles aseguran que los votantes no pasaron de 1 millón y medio de votantes.

Diosdado Cabello, el burócrata mayor, dice que es difícil dar cifras de participación, y “no es sencillo sacar el número de votantes”. Si el CNE es tan eficiente, como ellos dicen, ¿por qué no puede dar las cifras de votantes?

La realidad es que el ocultamiento de los datos demostraría “el enorme desencanto que se ha extendido en las bases del principal partido de la revolución bolivariana”, como afirma en Aporrea Roberto López Sánchez, chavista hasta más no poder.

O como dice dice Heiber Barreto, integrante de Marea Socialista, corriente del Psuv, lo que habría sucedido el pasado domingo 21 de julio es «un proceso de rebelión de las bases contra las castas cupulares. Lo que pasó es que las cifras de participación fueron muy bajas y prefieren esconderlas en lugar de asumir una realidad que se cae por sí sola». Barreto afirma que sólo votó el 15% del padrón.

Por su parte Nicmer Evans, afirma que sólo votó un millón de militantes, es decir, un 12% del padrón.

El debate en Aporrea es mucho más crudo y contundente. Un militante del Psuv afirmaba que sólo votaron 732 mil militantes, y otro dijo que era histórico: “una elección sin votantes”.

La encuestadora Hinterlaces dice que votó el 20% del padrón, es decir 1 millón y medio.

Lo cierto es que fue un desastre total. De allí el silencio de la cúpula del partido. No hubo toque de diana, ni celebraciones, ni remitidos en la prensa.

Los resultados en las elecciones del partido de gobierno, y la escasa participación, sólo reflejan el descontento que se incuba en el chavismo. El cual es es consecuencia de la escasez de alimentos y medicinas, de los apagones y la falta de agua, del desastre de los servicios públicos, de los bajos salarios, de los contratos colectivos violentados, de los despidos y demás miserias que azotan a la población más pobre.

El chavismo entró en su fase terminal, y los trabajadores y el pueblo comienzan a romper con el engaño y la estafa que a través de los medios de comunicación y de la profusa propaganda pretende seguir engatusando a la gente.

Ante esa cruda realidad los trabajadores, los jóvenes, pobladores y activistas de las comunidades deben plantearse la necesidad de romper definitivamente con esta estafa, y comenzar a construir una alternativa democrática, verdaderamente revolucionaria y socialista, que luche efectivamente por sus reivindicaciones y por el socialismo, sin mesías, ni burócratas, boliburgueses, ni corruptos.

A todos ellos. A los descontentos, a los luchadores, los llamamos a integrarse al PSL, y construir esa herramienta política revolucionaria, socialista y democrática.

* Secretario General del Partido Socialimo y Libertad (PSL)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *