El gobierno y la MUD avalan mediación de El Vaticano

0

Caracas, 3 de abril.- El gobierno venezolano y la MUD se han pronunciado a favor de la mediación de El Vaticano en la crisis política. Dicha mediación obedece a un lineamiento del imperialismo estadounidense, cuyo vocero fue el presidente de la Organización Cisneros, Gustavo Cisneros, quien el 20 de marzo firmó un artículo en el que planteaba que «la intervención de una figura al margen de cualquier interés político, como la del Papa Francisco y la ecuánime cancillería del Vaticano, emergen como la opción más viable… El Vaticano cuenta además con figuras como el cardenal Pietro Parolin, hoy secretario de Estado, que en su calidad de nuncio apostólico de Venezuela, tuvo la oportunidad de conocer de cerca nuestra situación y cuenta también con gran experiencia en materia de negociación internacional. La Conferencia Episcopal Venezolana tiene la confianza del país y podría tomar parte de este arbitraje y del establecimiento de un ambiente propicio para un diálogo sin exclusiones».

Caracas, 3 de abril.- El gobierno venezolano y la MUD se han pronunciado a favor de la mediación de El Vaticano en la crisis política. Dicha mediación obedece a un lineamiento del imperialismo estadounidense, cuyo vocero fue el presidente de la Organización Cisneros, Gustavo Cisneros, quien el 20 de marzo firmó un artículo en el que planteaba que «la intervención de una figura al margen de cualquier interés político, como la del Papa Francisco y la ecuánime cancillería del Vaticano, emergen como la opción más viable… El Vaticano cuenta además con figuras como el cardenal Pietro Parolin, hoy secretario de Estado, que en su calidad de nuncio apostólico de Venezuela, tuvo la oportunidad de conocer de cerca nuestra situación y cuenta también con gran experiencia en materia de negociación internacional. La Conferencia Episcopal Venezolana tiene la confianza del país y podría tomar parte de este arbitraje y del establecimiento de un ambiente propicio para un diálogo sin exclusiones».

El lunes 31 de marzo, El Vaticano, a través de una declaración de su vocero Federico Lombardi, anunció su disposición de mediar en la crisis venezolana.

La respuesta del gobierno a través del canciller Elías Jaua, fue favorable a la mediación de El Vaticano. “Queremos diálogo para lograr la estabilidad de Venezuela y lograr la paz”, aseguró. Ya Maduro el mes pasado había nombrado unilateralmente un embajador ante los EEUU, en un gesto por la normalización de las relaciones diplomáticas, echando por tierra las denuncias de que estaría en curso un supuesto «golpe suave». Posteriormente, Maduro pactó con la agremiación patronal Fedecámaras el aumento de los precios regulados de los alimentos, en cifras que rondan el 300% en algunos casos, y otorgó otras concesiones a la burguesía como parte de su plan de ajuste contra la población. El gobierno presentó las medidas económicas como parte de una orientación de búsqueda de «la paz».

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por su parte, agradeció al Estado católico. «El ofrecimiento del Vaticano es otra muestra del afecto de Francisco por Venezuela», dijo Ramón Guillermo Aveledo, coordinador de la MUD.

La Unasur también había propuesto la semana pasada en una reunión de cancilleres que el cardenal Parolin fungiera de mediador.

Mientras tanto, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), protagonista eminente del golpe de Estado de 2002, emitió un llamativo comunicado el 2 de abril en el que plantea que la «causa fundamental» de la crisis es la implementación del «Plan de la Patria», un documento con una serie de objetivos generales presentado por Chávez durante su campaña por la reelección en 2012. Mientras que repudian la represión y la actuación de grupos de civiles armados que apoyan al gobierno, los dirigentes católicos excusan a la derecha opositora de toda responsabilidad en la violencia, al considerar que los asesinatos y ataques perpetrados desde barricadas se deben a la actuación de «infiltrados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *