El triunfo de los sidoristas: Un ejemplo a seguir por los trabajadores venezolanos

0

Contundente y significativo es el triunfo de los trabajadores sidoristas ante las traiciones, presiones y engaños de Nicolás Maduro, Rangel Gómez, Carlos Osorio y sus secuaces en la CVG y los burócratas sindicales de la CSBT. La unidad y claridad alcanzada por los sidoristas, debe inspirar el ejemplo en las luchas por venir y las que están en desarrollo. Sirva este ejemplo a los trabajadores petroleros, a los profesores universitarios, los eléctricos, cementeros, magisterio y la salud, para vernos en ese espejo unitario. No aceptando el chantaje, ni la criminalización de la protesta, como respuesta a las aspiraciones por lograr un contrato justo y el respeto a las conquistas laborales, cuando este gobierno solo nos aplica las medidas aprendidas con los capitalistas chinos.

Contundente y significativo es el triunfo de los trabajadores sidoristas ante las traiciones, presiones y engaños de Nicolás Maduro, Rangel Gómez, Carlos Osorio y sus secuaces en la CVG y los burócratas sindicales de la CSBT. La unidad y claridad alcanzada por los sidoristas, debe inspirar el ejemplo en las luchas por venir y las que están en desarrollo. Sirva este ejemplo a los trabajadores petroleros, a los profesores universitarios, los eléctricos, cementeros, magisterio y la salud, para vernos en ese espejo unitario. No aceptando el chantaje, ni la criminalización de la protesta, como respuesta a las aspiraciones por lograr un contrato justo y el respeto a las conquistas laborales, cuando este gobierno solo nos aplica las medidas aprendidas con los capitalistas chinos.

Desde la Corriente Clasista Unitaria y Revolucionaria y Autónoma, C-cura, presentamos estas constructivas líneas, al debate como balance de este importante conflicto y manifestamos nuestra más profunda solidaridad y simpatías con la lucha librada por los trabajadores de Sidor.

Los antecedentes de Caruachi:

Recordemos hace un año atrás, como los mismos que hoy dicen que el paro es político –José Meléndez, José Acarigua y Luis Hernández- se emocionaban en el manejo del evento electoral junto a Hugo Chávez en el auditórium de la represa de Caruachi, cuando por la fuerza de los gritos y el descontento los trabajadores se impuso que se hablara de los contrato suspendidos de las empresas básicas y del “engaño de la CVG” a los trabajadores de Taxsa.

Meléndez, Acarigua y Hernández, “cabalgaron” sobre el reclamo de los trabajadores, en el Show televisado. Hugo Chávez no quería discutir los contratos, pero la asamblea se lo impuso y aceptó. Pero además, en ese acto, ni Hugo Chávez, ni Meléndez, ni Acarigua, ni Hernández, se acordaron de los trabajadores ferromineros, que de manera reciente habían sacado del sindicato a Alfredo Sponer del PSUV, votando por la plancha de Rubén González y exigían el reenganche de los seis trabajadores despedidos, hoy todavía en las calles. Para el gobierno y sus seguidores –de manera sectaria- solo se es trabajador si se tiene franela roja y se le es complaciente. Hoy las bases sidoristas de manera autónoma e independiente, los ponen al descubierto, ya que en esta lucha reinó la unidad entre todos: los de nómina diaria y los tercerizados, los de Taxsa y los SIDOR, sin distinciones políticas. En fin, las bases ya cansadas del engaño, con métodos democráticos, en cada departamento, en el transporte, fueron discutiendo y en asambleas decidiendo, primero acciones graduales, evaluando que hacer ante esta “dirigencia” acostumbrada al Show y a la complacencia y no a los métodos democráticos de los trabajadores.

El motivo:

La estafa que desde hace 5 años somos objeto los sidoristas, mediante un mal cálculo de las utilidades anuales, en el marco de un contrato colectivo con tres años vencido, una empresa en el suelo, sin propuestas de inversión en seguridad y mantenimiento. A esto se suma el malestar creciente al descubrirnos manejados por el discursos del gobernó ante la nacionalización y posterior desidia y abandono de la empresa, el olvido a los compañeros de Taxsa y a los tercerizados y luego el impulso de la GMV, ante el descarado tráfico de cabillas de las mafias sindicales y gerenciales. Todo esto ante nuestras caras, haciendo politiquería con las necesidades de los trabajadores.

Como creció esta lucha:

El lunes 16 en asamblea en Laminados de Barras y Alambrón y en ausencia de la dirigencia sindical, una gran asamblea de las bases autónomas decide el paro. El martes el debate toma curso, y la medida se extiende a Laminación en Frío y Laminación en Caliente. Luego a Planta de Pellas y a la media noche del miércoles para jueves, las dos grandes áreas: Planchones y Palanquillas, siendo ya el paro total y a contravía del sindicato. El mejor ejemplo de firmeza y unidad de los sidoristas se da en la asamblea –portón III- de ese día, cuando exigen a SUTISS y a SIDOR la firma de un acta que plasme el error que se trae desde el 2008 en el cálculo de las utilidades, vacaciones, el salario y sus respectivos pasivos, ante lo que la directiva titubea.

Pese a que José Luis Hernández, -presidente de SUTISS- reconoce que el cálculo de las utilidades está mal hecho, los sidoristas no perciben unidad y fuerza en la directiva para defender el contrato y demás exigencias. Acarigua no apoyó el paro en un primer momento, mientras que Meléndez desde el comienzo hasta el final desplegó una posición pro-patronal.

La unidad de los sidoristas ante el paro no se reciente, pese a las amenazas de la CVG y las descalificaciones de los miembros de la directiva -Meléndez y seguidores- quienes se ven posteriormente obligados a sumarse. Está surgiendo una nueva dirigencia entre las bases que desafío al liderazgo del comité ejecutivo. Al sindicato no le quedó otra opción que plegarse al paro hasta que SIDOR cumpla con los requerimientos de las bases. Aun que el gobierno juega a la demora y el desgaste, con la complicidad de SUTISS, sin embargo el paro sigue y se fortalece.

Maduro, Osorio, Rangel Gómez y la GNB amenazan, pero no pueden:

Los trabajadores ven entre la directiva de SUTISS y SIDOR, a las tenazas de un alicate y en el medio quieren colocar a los sidoristas, ya que surgen amenazas de despidos de la empresa y de un sector de la dirigencia sindical, intimidación que es rechazada. La batuta de los amedrentamientos las lleva Carlos Osorio presidente de CVG, quien hizo presencia en el portón de SIDOR el martes 25, ofreciendo villas y castillas. Esta situación contrasta el jueves 27 cuando se fuerza la presencia de militares dentro de SIDOR, como en el pasado hicieron AD y COPEI y de forma más reciente en el 2008, Rangel Gómez contra SIDOR y recientemente este gobierno –Maduro- en FMO.

El viernes 27, se expresa la respuesta de los sidoristas colmando el auditórium de SIDOR, sin doblegar las exigencias y forzando a la dirigencia a mantener el paro. El sábado 28, luego de 11 días de paro y las 12 de la noche, con el portón III en pleno, los sidoristas doblan el brazo del gobierno de Maduro, la empresa y la CVG, al imponer un acuerdo.

Los resultados:

Expresa José Luis Hernández: el punto central es el pago del retroactivo de las utilidades, que quedó de la forma siguiente: Bs. 150 mil bolívares para los fijos de día y 200 mil para lo del turno rotativo y mixto.

La fórmula se cambió a 125 días a salario integral diarios más el importe del día de descanso, entre el número de días de descanso. El salario integral contempla sueldo, contribución al ahorro, asignaciones, alícuota del bono vacacional, legal, contractual y adicional. A partir de ahora, las utilidades se cancelarán el 15 de noviembre, haciendo un recalculo con el salario integral de diciembre. De resultar una diferencia favorable para el trabajador se cancelará en enero del siguiente año.

El retroactivo se pagará en 5 partes: 15 de diciembre de 2013, 15 de febrero de 2014, 15 de mayo de 2014, 15 de julio de 2014 y 15 de septiembre de 2014. A partir de la firma, se establece una mesa de trabajo para calcular los retroactivos de la prima diurna y del tabulador, beneficios que también estaban en reclamo y contarán con la participación de trabajadores de las áreas como testigos.

Lecciones de la lucha:

· El gobierno de Maduro perdió la careta, y se mostró como lo que es: un gobierno pro-patronal y antiobrero. Utilizó para sus propósitos todos lo que estaba a su alcance: la CVG, la burocracia sindical de la CSBT y las fuerzas represivas del Estado, como en el pasado AD y COPEI.

· Los trabajadores de base no cedieron a estas presiones, imponen la unidad y la extendieron por toda la empresa. Solo la movilización unitaria y autónoma, con asambleas por la base, es garantía de triunfo. Esta unidad nació en los departamentos, con independencia de los partidos y la burocracia sindical, en la defensa de los reales intereses de los trabajadores.

· El sindicato es la herramienta de luchas de los trabajadores y hay que rescatarlas de las manos de las dirigencias vacilantes y complacientes con el gobierno y los patronos, como: Luis Hernández, José Meléndez y José Acarigua. Así, como hay que rescatar a SUTISS de las manos de quienes dudan y entregan las conquistas, hay que hacer esfuerzos por sacar de la CSBT a los burócratas que en ella parasitan, complacientes con el gobierno.

· Surgió una nueva camada de luchadores y activistas clasistas desde la base que debe postularse para dirigir el sindicato. Reconocemos el debate, esfuerzo y el trabajo impulsados por Cruz Hernandez y la Tendencia Clasista, como también a Leonel Grisset y Coalición Siderúrgica, de las que en nuestro seguimiento, estudio, como en el desarrollo del conflicto, notamos que gozan de aprecio de los trabajadores. Adelante.

Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma – CCURA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *