Haiti protesta

 

Por: Juan De La Cruz Quintero*

Exigimos la firma inmediata
del contrato colectivo de Corpoelec

Martes, 2 de febrero de 2016. Los trabajadores de Corpoelec, así como los de las demás empresas públicas, nos encontramos completamente en la arruina, por acción un gobierno que se hace llamar «obrerista» y que en la práctica ha sido el que más daño le ha causado desde el ámbito laboral a los trabajadores y a sus familias.

Por puntualizar daremos una ojeada algunos aspectos importantes de la lucha contractual en Corpoelec. El contrato vigente, fue firmado el 18-12-2010, costando de 110 cláusulas, que nunca el estado-patrón cumplió en su totalidad. Desde el momento de su vigencia, se han vulnerado más de 66 cláusulas, es decir, más de la mitad del contrato, siendo las de carácter social con especial saña las más desconocidas por Jesse Chacón, siempre secundado por Hugo Chávez y luego Nicolás Maduro. Para el 01.08.2011 se alcanza el vencimiento del contrato, por lo que la presión y exigencia de los trabajadores era lograr la firma de un contrato justo.

Para esa fecha el gobierno, con el apoyo de los dirigentes oficialistas encabezados por Ángel Navas y sus seguidores, emite desde Miraflores el decreto de intervención de Corpoelec, el 24 de abril del 2013. Este decreto era la inminente intervención militar de la empresa, ante la incapacidad del gobierno de atender y resolver efectivamente la crisis eléctrica en el país, y donde ordenaban la parálisis de todos los juicios laborales la suspensión del contrato colectivo y al mismo tiempo dejaba sin efecto toda actuación sindical en defensa de los trabajadores. Esta intervención tenía un claro contenido anti obrero, de ataque a los trabajadores eléctricos y sus organizaciones sindicales.

Para enfrentar este decreto, un grupo de dirigentes sindicales presentamos ante el Juzgado de Sustanciación de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia una acción de nulidad. En aquel momento –octubre 2013- estaban los compañeros: Aldo Torres González, Alí Briceño Puerta, Reynaldo Díaz Caraballo, Ana Palmira Abreu Cabeza y Juan De La Cruz Quintero. Nos acompañaban Marcela Máspero y Servando Carbone, por la UNETE y Orlando Chirino y Armando Guerra por CCURA, además de Esperanza Hermida e Inti Rodríguez de PROVEA, entre otros.

Fundamental esta acción, ayudó y dio nuevos bríos y fuerzas a los trabajador eléctrico en sus exigencias en cuanto al respeto y exigencia en la condiciones de trabajo, la libertad sindical y su derecho a convenir hasta ahora desconocidos. Sirvió para detener la «golpiza» dada por el mal llamado «gobierno del pueblo», a nuestros dirigentes sindicales y trabajadores y propicio la unión de los trabajadores para exigir la nulidad de los artículos 9 (literales 14 y 16) , 10 y 11 del citado decreto , en virtud a que allí estaba formalmente la eliminación de contrato colectivo. La empresa y el gobierno y la burocracia sindical, que son uno solo, al considerar haber logrado su «victoria popular», deciden negarnos parte de los benéficos económicos y sociales logrados en años de lucha, cuya demanda fue consignada posteriormente ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que después de varios meses, ganamos; provocando nuevamente en el gobierno el saboteo al dictamen, ordenando que fuera revocado, situación que se mantiene en estos momentos en su etapa de continuación y lucha legal.

Cuando se habla de derechos sociales, se observa que precisamente esos derechos son los que más ha vulnerado el gobierno, al dejar prácticamente «libre» (sin nada) al trabajador de sus beneficios derivados de la contratación colectiva. Este escenario ha sido acompañado por la política implementada por el» gobierno revolucionario» de encarcelar , tortura y despedir injustificadamente a los trabajadores que en ejercicio de sus funciones , ha realizado actividades propias de inspección de sistema eléctrico nacional o ha manifestado su inconformidad con el abandono del sistema de energía eléctrica del país. Este abandono ha sido deliberado y aplicado de un modo sistemático al arrinconar y despreciar al personal de experiencia, al haber eliminado la propia inspección que se realizaba para contratar estas funciones con las empresas contratistas.

Hoy en día se está «discutiendo” el contrato colectivo después 4 años de vencido con los salarios de hambre figura favorita del gobierno, empeñado en cambiar y desmejorar las condiciones laborales.

Hoy en día la gran masa laboral los trabajadores del sector eléctrico, estamos exigiendo la firma inmediata del convenio colectivo. La hambruna propiciada por el ejecutivo nacional con la robadera y sus pésimas políticas, está haciendo estragos en la masa laboral. Mientras ellos viven como unos reyes burlándose de los trabajadores, cada día que pasa esa misma situación es vista y entendida por los trabajadores como un llamado decidido a impulsar la hora cero, como la ya última medida, hasta que se obtengan los resultados favorables en nuestro convenio.
Ni un paso atrás!! Contrato ya!!!

*Secretario de reclamos y conflictos del sindicato de trabajadores electricistas de Corporpoelec

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *