Gobierno estrecha relación con Fedecámaras en su asamblea anual

0

Por Laclase.info

Caracas, 21 de julio de 2021.- Ayer, la vicepresidenta del gobierno, Delcy Rodríguez, fue oradora en la apertura de la asamblea anual de Fedecámaras, organización gremial de la fracción tradicional de la burguesía local.

La participación de la alta funcionaria gubernamental, evidencia el acercamiento del gobierno de Maduro con los sectores tradicionales del empresariado venezolano, en medio de su búsqueda de aliados para lograr el levantamiento de las sanciones económicas y personales impuestas por potencias extranjeras como EEUU y la Unión Europea.

La anterior reunión de Jorge Rodríguez con el Presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, y ahora la participación de Delcy Rodríguez en la apertura de la asamblea anual de esa organización empresarial, son gestos que se suman a la política antiobrera y procapitalista del gobierno de Maduro; que se ha cristalizado en la destrucción y bonificación del salario, eliminación de beneficios de los contratos colectivos, privatizaciones con la llamada ley antibloqueo, proliferación de áreas geográficas con beneficios tributarios y arancelarios con la ley de zonas económicas especiales y la oferta de una nueva ley de hidrocarburos que permitiría el control del paquete accionario de las empresas mixtas de la industria petrolera por el capital transnacional y local. Por eso, Delcy Rodríguez le dijo con claridad a los agremiados a Fedecámaras, que «empresarios del mundo ven con envidia a los de Venezuela».

La intervención de Delcy Rodríguez, mezcló retórica, mentiras y ratificación de su poder estatal. Habló de la necesidad de recuperar el salario, cuando el gobierno aplica un paquete antiobrero; sostuvo que los empresarios tienen dificultades para obtener financiamiento extranjero para sus importaciones, pero vivimos inmersos en una economía de bodegón, con la importancia de mercancías de lujo; y ante la petición de una verdadera negociación en una carta por el nuncio apostólico, respondió que los curas que quieran hacer política que se quiten la sotana.

Por otra parte, el actual presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, sigue intentando incluir a la fracción tradicional de la burguesía local, en el saqueo privatizador de empresas y activos estatales.

En ese sentido, Cusanno no solo invitó como oradora a una representante del gobierno, al mismo tiempo premió como empresario del año a Alberto Vollmer, propietario de Ron Santa Teresa y miembro del llamado Consejo Nacional de Economía Productiva, creado por Maduro en 2016. Por su participación en el mencionado órgano de articulación entre el gobierno y la fracción tradicional de la burguesía local, ese mismo año, Alberto Vollmer recibió un crédito del gobierno para su empresa. En pocas palabras, Cusanno busca posicionar al empresariado tradicional en la misma posición de alianza con el gobierno, que ha asumido Alberto Vollmer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *