Grecia: Carta al Buró Ejecutivo de la Cuarta Internacional

0

Carta al Comité Ejecutivo

Estamos de acuerdo con lucha por los Estados Unidos Socialistas
de Europa. ¿Pero cómo? ¿Defendiendo la “UE de los pueblos”
y los mecanismos burgueses supranacionales?

Carta al Comité Ejecutivo

Estamos de acuerdo con lucha por los Estados Unidos Socialistas
de Europa. ¿Pero cómo? ¿Defendiendo la “UE de los pueblos”
y los mecanismos burgueses supranacionales?

OKDE-Espartaco, sección griega de la CI
International Viewpoint, June 2012

Estimados camaradas del Buró Ejecutivo de la Cuarta Internacional

Hace pocos días recibimos en la lista de correo del buró un e-mail con un link a su declaración “El futuro de los trabajadores de Europa se decide en Grecia”, que se publicó en el sitio de International Viewpoint.

Fue una gran sorpresa para nosotros constatar que se trataba de una declaración sobre Grecia y las luchas sociales y de clase que se suceden en el país desde hace dos años y medio, sin que medio ningún intento de consulta de antemano a la sección griega o al menos algunos de sus miembros. Debieran haberlo hecho incluso para su propia información, ya que hemos detectado una serie de inexactitudes en el contenido de la declaración y referencias a posiciones políticas (de Syriza) que ya no son válidas. Esto pone de manifiesto el deficiente conocimiento del Buró Ejecutivo sobe estos temas, pero más aún la falta de coordinación dentro de la CI. Queremos subrayar que no es la primera vez que nuestra sección es groseramente ignorada y que se toman decisiones referidas al movimiento y al ambiente político en el que actuamos sin consultarnos sobre las posiciones de la sección, y sin siquiera expresar interés alguno en cuáles son sus decisiones políticas y qué problemas puede crear una declaración que se opone a esas decisiones. La OKDE Espartaco es una organización política con una dirección y que decide sus planes y orientación política mediante procesos colectivos. Al menos, deberían estar interesados por eso. No siempre nos es fácil traducir nuestros textos a otros idiomas, y sin embargo el rol de la CI es coordinar a todas las secciones a fin de evitar malentendidos, errores y distorsiones.

Estimados camaradas, ustedes saben que la sección griega ha tomdado la decisión política de participar en el proyecto unitario anticapitalista de izquierda de Antarsya. Estamos construyendo este frente atendiendo con firmeza a sus contradicciones, diferencias políticas y la diversidad de tradiciones políticas en su seno. Dedicamos buena parte de nuestro tiempo político y personal a fortalecer y hacer avanzar este frente de izquierda anticapitalista aplicando sus planes, a los que la propia OKDE-E ha contribuido. Como les resultará fácil de comprender, una declaración como la que publica la CI apunta a cuestionar nuestras decisiones políticas y la credibilidad de nuestra organización a los ojos de nuestros aliados, nos priva del apoyo de nuestra organización internacional y presenta a nuestra internacional como si fuera un péndulo que se mueve según para dónde sople el viento (electoral). De esta manera, se socava nuestro esfuerzo para hacer que Antarsya se acerque a la Internacional.

Para ser más concretos, ustedes se enfocan en y proponen como punta de lanza de la lucha política en Grecia el plan de emergencia de 5 puntos de Syriza, con el cual su dirección ha negociado con Nueva Democracia, PASOK, Griegos Independientes e Izquierda Democrática para formar gobierno. Este plan incluye, por ejemplo, el punto 4 sobre la abolición de la inmunidad legal de los ministros, una exigencia irrelevante para la izquierda y que fue puesta en la agenda por los populistas y la extrema derecha. Dicho sea de paso, la propia Syriza ha reconsiderado esos 5 puntos, ya que está cediendo continuamente a las presiones de la clase dominante. Lo {ultimo que se supo oficialmente es que Syriza ya no promete una ruptura unilateral del memorándum, sino reemplazarlo por un Nuevo plan económico renegociando con los acreedores y la UE. Syriza no habla de nacionalización (mucho menos de control obrero) sino de “control público” del Estado. Es en verdad una cuestión de a qué consideramos una demanda transicional: si la moratoria de pagos de 3 años que propone Syriza o la cancelación de la deuda que propone Antarsya. ¿A quién se le pedirá que pague la deuda después de los 3 años? A menos que pensemos que ahora, en medio de la mayor crisis del capitalismo desde la Segunda Guerra Mundial y en un país que ha estado viviendo bajo condiciones de guerra de clases desde hace 3 años, un programa transicional sería un lujo y que lo necesitamos es, en cambio, simplemente un “plan de emergencia” democrático burgués.

¡Es asombroso que la declaración ni siquiera proponga un voto crítico o un esfuerzo por un acuerdo programático, sino un alineamiento político total con Syriza y su plan de emergencia!

Todos entendemos la importancia que tendría la formación de un gobierno a la izquierda de la socialdemocracia en la próxima elección para los trabajadores en Grecia y en toda Europa. Ese hecho impulsaría su autoconfianza y contribuiría, dadas ciertas circunstancias, a un ascenso de las luchas. Sin embargo, Syriza hace todo lo que puede para evitar que se desarrolle un proceso así a favor de la clase trabajadora. La única esperanza para que ocurra algo así es que exista a su izquierda una fuerza anticapitalista creíble. De otro modo, después de unos meses un eventual gobierno de Syriza colapsará dejando expedito el terreno para un gobierno de derecha, como ya ha ocurrido en Europa en otras oportunidades (Italia), o, peor aún, para un giro a la extrema derecha. Creemos que es crucial para la izquierda anticapitalista griega y particularmente Antarsya continuar con un frente único táctico, pero al mismo tiempo debería preservar su independencia política y el programa anticapitalista transicional con el que llevado adelante duras luchas en los sindicatos, los lugares de trabajo y la juventud. Camaradas, existe una izquierda anticapitalista en Grecia, y no puede negarse a sí misma en nombre de los 5 puntos que dejan de lado el rechazo unilateral del memorándum, la cancelación de toda la deuda y la nacionalización de la banca y las grandes empresas bajo control obrero.

Es significativo que mientras ustedes le piden a los trabajadores griegos que voten por un gobierno de izquierda que rechace el memorándum y todas las contrarreformas laborales reaccionarias, Syriza ya haya empezado a hablar de una renegociación del memorándum para no perder votos, cediendo a las presiones de los medios y de la clase dominante.

Baste decir que el presidente de Syriza ha propuesto como primer ministro del gobierno transicional a G. Arsenis, ex ministro de Educación del PASOK y furioso enemigo del pueblo trabajador, la juventud y el amplio movimiento que resistió sus reformas, responsables de miles de educadores desempleados y de la acentuación de las barreras contra los hijos de la clase trabajadora y los sectores pobres que quieren ingresar a la educación secundaria o terciaria. Cabe preguntarse: ¿dónde termina la lógica de medios y fines? Otro ejemplo: Syriza ya no promete eliminar todos los recortes, sino sólo volver a poner los salarios en los niveles que tenían antes de febrero, es decir, después de dos años de austeridad y luchas sociales (esto significa salario mínimo de 751 euros, contribuciones obligatorias e impuestos incluidos…). A pesar de esto, Antarsya se reunió con Syriza y acordó colaborar y marchar juntos en las luchas. Sin embargo, en caso de un gobierno de izquierda, Antarsya asumirá una postura crítica, apoyando las medidas progresivas y oponiéndose activamente a cualquier retroceso.

Estamos de acuerdo con la lucha por los Estados Unidos Socialistas de Europa. ¿Pero cómo puede darse? ¿Defendiendo la “UE de los pueblos” y sus mecanismos supranacionales burgueses, como lo hace la izquierda reformista, o mediante una lucha de clases coordinada a escala europea a fin de destruir la UE? ¿Ocultando o revelando a los ojos del pueblo trabajador y las masas desempleadas que la UE sirve a los intereses del capital internacional y que exprime a los trabajadores, la mayoría de los cuales todavía la consideran una institución progresiva? La eurozona, el euro y las políticas de austeridad que han acompañado su existencia desde su mismo comienzo, ¿no son algo que los trabajadores deben combatir en Grecia y en toda Europa? ¿La UE se desintegrará por sí sola o la clase trabajadora de Europa debe en cambio combatirla con una contrapropuesta?

Desgraciadamente, comprobamos con dolor que la Cuarta Internacional no es capaz de jugar el papel que debería en este período histórico, y nos preguntamos adónde vamos… Aunque la CI es una coordinación internacional de pequeñas organizaciones revolucionarias de todo el mundo, su palabra y sus declaraciones tienen considerable peso y resonancia en la vanguardia internacional de los trabajadores, que se hace cada vez más masiva y politizada. Debiera aportar una orientación, con todas las fuerzas de que dispone, hacia un programa transicional que rompa con el capitalismo. Esto es aún más válido para Grecia, donde el ascenso del movimiento de trabajadores pone en la agenda diversos aspectos de ese programa, como ocurrió en octubre pasado, cuando tuvimos las primeras señales de un desafío directo a los privilegios de las patronales mediante la ocupación por los trabajadores de todos los servicios públicos. La CI debería alentar la convicción de que la revolución es posible hoy.

En nombre del Comité Central de la OKDE Espartaco
(sección griega de la Cuarta Internacional)

* El Buró Ejecutivo es un subcomité del Comité Internacional de la Cuarta Internacional. Está mandatado para implementar las decisiones de la CI, el buen manejo de los componentes prácticos de la CI (prensa, formación, cuerpos coordinadores regionales y sectoriales), la preparación de reuniones y el trabajo del equipo de la Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *