Panamá: ¡No tenemos nada que celebrar!

COMUNICADO DEL PARTIDO DE LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES DE PANAMÁ –PTP-
24-9-2013. Correo: ptpma06@yahoo.com

COMUNICADO DEL PARTIDO DE LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES DE PANAMÁ –PTP-
24-9-2013. Correo: ptpma06@yahoo.com
El gobierno de Ricardo Martinelli en una imposición más, está celebrando lo que llama todavía “descubrimiento del Mar del Sur por Vasco Núñez de Balboa.”
El Partido de las Trabajadoras y los Trabajadores de Panamá, repudia este hecho porque NO TENEMOS NADA QUE CELEBRAR. Hace 500 años lo que hicieron los conquistadores con la “espada y la cruz” fue una verdadera masacre contra los pueblos indígenas, y quienes sobre-vivieron y lograron FORZADAMENTE colonizar se los “repartieron” en las llamadas Encomiendas, propiedad por disposición del Rey de los españoles que se tomaron estas tierras.
En esas encomiendas prácticamente se esclavizó a los indígenas en las haciendas, las minas y la recolección de perlas preciosas. Otro grupo indígena tuvo que refugiarse luego de una GRAN RESISTENCIA en las montañas, porque los españoles con una mejor tecnología, incluyendo la pólvora, se tomaron todos los territorios en donde habitaban, sobretodo en la costa del pacífico, alrededor de los principales ríos, valles y llanuras.
La esclavitud indígena se combinó con la esclavitud de negras y negros del África a quienes trajeron en condición de esclavos a nuestras tierras para desarrollar el capitalismo, que en ese momento se encontraba en su fase mercantil. NO ES EXAGERADO DECIR QUE EL CRECIMIENTO ECO-NÓMICO DE AQUEL MOMENTO SE HIZO A COSTILLA DE LA ESCLAVITUD Y LA EXPLO-TACIÓN INMISERICORDE DE LA MANO DE OBRA INDÍGENA Y NEGRA Y EL SAQUEO DE NUESTROS RECURSOS. Lo que se ha llamado la acumulación originaria, el capital inicial se hizo con la sangre y explotación de indígenas y negros a quienes sacaron de sus tierras, unos aquí y otros en África.
A ambos los utilizaron en las haciendas, las minas, y en el caso particular de Panamá, para el tránsito a través del istmo, paso importante para el flujo de los minerales y otras mercancías que según historiadores europeos, norteamericanos y de América Latina, sobrepasaban el 50% de toda la mercancía de Europa a América y viceversa.
NO TENEMOS NADA QUE CELEBRAR
Los trabajadores y trabajadoras y sectores populares, conformados mayoritariamente por descendientes de estas etnias y el mestizaje, debemos reflexionar sobre como el capitalismo ha sumergido en la miseria a la mayoría de nuestros hermanos indígenas considerados los más
NO TENEMOS NADA QUE CELEBRAR
REPUDIO TOTAL A LA CELEBRACIÓN DE ASESINATOS Y SAQUEO DE NUESTRAS TIERRAS POR LOS CONQUISTADORES JUNTO A LOS CRIOLLOS ESPAÑOLIZADOS
pobres entre los pobres, hasta por los organismos como el Banco Mundial y demás instituciones financieras, los conquistadores actuales, y por las estadísticas de los “criollos españolizados” actuales, como le llamó José María Morelos a quienes luchaban por una independencia (de mentirita) y querían seguir diciendo como ahora lo hace el gobierno “viva el rey”.
Precisamente la lucha por nuestra independencia no termina, mientras los conquistadores actuales, el imperialismo, con sus empresas multinacionales, sean gringas o europeas, sigan explotando nuestra mano de obra y recursos, agigantando las fortunas de los grandes capitalistas.
Como tampoco se solucionan los problemas indígenas mientras no libremos entre todos la batalla por la liberación nacional y social. El gobierno de Martinelli con esta celebración no hace más que probar una vez más que para ellos los indígenas son una estadística de miseria que utilizan para adornar un discurso o mantener la división de los sectores populares, mientras son cómplices (y parte) de los capitalistas responsa-bles históricamente de la extrema pobreza en que viven nuestros pueblos originarios en todo el continente.
Por favorecer a esas multinacionales que siguen con la minería y destrucción de la naturaleza, usurpando como ayer las tierras que le quedan a nuestros hermanos originarios, reprimen a nuestros pueblos. Por eso reprimieron en Changuinola y en Chiriquí a nuestros hermanos Ngabe Bugle, asesinando y dejando a centenas de heridos y detenidos. Al mismo tiempo se enfrenta a nuestros hermanos Gunas, Emberá Wounana, Teribes o Bokotas, usurpando territorios que hace miles de años poblaron en proyectos antinacionales y contra la naturaleza.
Sólo la unidad de trabajadores y trabajadoras de la ciudad y del campo, indígenas y demás sectores populares podemos buscar el camino para acabar con la miseria, la opresión y discriminación que después de 500 años se mantiene. Mientras no reconozcamos los derechos de todas y todos, mientras haya miseria y sobreviva la explotación de una minoría sobre la mayoría, NO TENEMOS NADA QUE CELEBRAR.
VIVAN LOS GRANDES LUCHADORES INDÍGENAS POR LA DEFENSA DE SUS TIERRAS HACE 500 AÑOS
REPUDIO TOTAL A QUIENES QUIEREN QUE SIGAMOS HABLANDO DE “·MADRE PATRIA” REFIRIÉNDOSE A ESPAÑA, CUANDO NUESTRA PATRIA ES ABYA YALA, UNIDA DESDE MÉXICO A LA PATAGONIA, INCLUYENDO AL CARIBE: LA PATRIA GRANDE QUE QUERÍA MARTÍ.
PARTIDO DE LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES DE PANAMÁ.

1 pensamiento sobre “Panamá: ¡No tenemos nada que celebrar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *