Retrasos en las inversiones agravaron la crisis de Sidor

0

Un grueso de las fallas que han incidido en el bajo rendimiento de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) tiene su raíz en la desinversión, de acuerdo con la memoria y cuenta 2013 del Mi

Un grueso de las fallas que han incidido en el bajo rendimiento de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) tiene su raíz en la desinversión, de acuerdo con la memoria y cuenta 2013 del Ministerio de Industrias.

La acería retrocedió en 10% su producción de acero líquido, respecto al 2012, tal como informó Correo del Caroní en el primer mes de este año. Pero el retroceso no se quedó allí, sino que a la par la estatal redujo su techo potencial de producción de 5,1 millones de toneladas de acero líquido que constituyen su capacidad instalada a 4,2 millones de toneladas, lo que significa una pérdida de su disposición operativa.

El balance anual del Ministerio de Industrias indica que durante el período enero-octubre 2013, Sidor invirtió un monto total de Bs. 131,4 millones con el propósito de mejorar la productividad de sus líneas; “se destaca su distribución en las siguientes áreas: Repuestos estratégicos y cilindros 46%, Infraestructura y servicios 21%, Laminación 17%, Acerías 12%”.

Empero, agrega, el monto invertido solo representa el 5% del monto total de las inversiones presupuestadas para el año 2013, existiendo un déficit en materia de inversiones de 2.883 millones de bolívares (95%).

El rezago en inversiones va atado a las limitaciones financieras que, una vez más, Sidor y otras industrias de Guayana -como Alcasa y FMO- asocian a la crisis mundial de hace cuatro años.

Bs. 2.999,9 millones en pérdidas
Pese a que la producción de acero líquido de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) fue menor en el 2013, respecto al 2012, la memoria y cuenta señala que los ingresos subieron y la mezcla de esta variable con la disminución de los costos totales, permitió que las pérdidas crecieran de forma desacelerada.

Así, las pérdidas al cierre de 2013 se ubicaron según el balance anual en Bs. 2.076 millones, una cifra 54,4% inferior a las pérdidas del 2012.

No obstante, el aumento de los ingresos no permitió aminorar los pasivos laborales que por el contrario se elevaron 32,4% de Bs. 1.825 millones a Bs. 2.417 millones al cierre del año pasado.

El comportamiento en Sidor, se repitió con algunas variantes en FMO. El primer eslabón de la cadena del hierro-acero registró pérdidas por Bs. 923,6 millones, una cifra 20,5% inferior al balance negativo del 2012; pero a diferencia de Sidor, los ingresos fueron menores.

Los pasivos laborales, por su parte, repuntaron 56% a Bs. 673,2 millones.

“Las limitaciones financieras estuvieron relacionadas con los efectos colaterales que aún genera la crisis económica financiera mundial 2009-2010, escenario en el cual, la empresa ha jerarquizado la garantía de bienestar social de los trabajadores priorizando la cancelación de sueldos, salarios, beneficios y algunas obligaciones contraídas”.

La regulación de varios rubros siderúrgicos, sin revisión desde 2006, y que obligan a la industria a producir a pérdida es incluida entre las limitaciones.

El costo unitario de producción de una tonelada de acero líquido se ubicó al cierre de 2013 en Bs. 4.926, lo que cual refleja un incremento de 249% en los últimos cinco años. En 2009, producir una tonelada de acero costaba Bs. 1.413.

Sin embargo, el balance muestra un ligero descenso de 13,7% en los costos totales al pasar de Bs. 8.343 millones a Bs. 7.196 millones.

FMO en mínimo
Ferrominera Orinoco no fue la excepción al deterioro en el sector hierro-acero. Además del escándalo por presunta corrupción en el segundo trimestre del año, que precipitó la destitución del tren directivo y la detención del ex titular de la industria, Radwan Sabbagh, los registros productivos son desalentadores.

La producción de mineral de hierro, de acuerdo con la memoria y cuenta 2013, se ubicó en 10,5 millones de toneladas, 75% de la programación y 46% de la capacidad instalada de la industria. La cifra muestra además un retroceso de 30%, respecto al 2012.

La producción de pellas fue mínima -la menor de los últimos cinco años- y se ubicó en 103 mil 081 toneladas, debido a la paralización de la Planta de Pellas durante el resto del año. El registro equivale al 3% de la capacidad instalada de la planta.

La producción de briquetas fue de 126 mil 315 toneladas, una cifra 80,5% inferior a la del 2012 y que representa apenas el 13% de la capacidad instalada de fabricación de briquetas de la industria de un millón de toneladas. Los costos totales de la estatal descendieron 10,4% hasta ubicarse en Bs. 5.750 millones.

Al igual que Sidor, la estatal del hierro situó entre las limitaciones que afectaron su desempeño el año pasado a “la crisis financiera mundial (caída de precios de los rubros y volumen de ventas)”, aunado a los efectos acumulados del “viejo esquema de gestión capitalista que predominaba y la falta de gobernabilidad de la empresa”.

Asimismo, resaltan el incremento de los costos fijos (principalmente la fuerza laboral y los ajustes económicos contractuales), “lo que trae como consecuencia que las plantas transformadoras del sector no cancelaran la mayor parte del mineral de hierro despachado, aumentando las cuentas por cobrar de Bs. 261 millones en el 2009 a más de Bs. 4,5 mil millones al 2013. Las empresas reciclan -para este 2014- algunos proyectos que desde hace varios años prometían en aras de la recuperación operativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *