Exigimos atención médica para el preso político obrero Rodney Álvarez

0

Por prensa Ccura

Caracas, 2 de noviembre de 2021.- Como ha sido ampliamente difundido por varios medios, organizaciones sindicales, grupos de defensa de los trabajadores presos, dirigentes políticos y sindicales a título personal y también organizaciones de derechos humanos, desde mediados de agosto, estamos solicitando con carácter de urgencia, al gobierno de Maduro, a través de su Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario (MPPSP), dirigido por la abogada Mirelys Zulay Contrera Moreno; asistencia médica para el trabajador preso: Rodney Álvarez, quien está recluido injustamente en el internado judicial El Rodeo II.

Desde el mes de junio aproximadamente, Rodney Álvarez viene presentando fuertes e incesantes dolores de cabeza, perdida de la visión, mareos y dolencias provocadas por una sinusitis sin la atención y tratamiento médico adecuado. Esta exigencia ha tomado diversos caminos, con el propósito de hacer presión, sin que hasta el momento se asuma la responsabilidad que tiene el gobierno de Maduro, en el cumplimiento del derecho a la vida y salud de una persona presa. Por ejemplo, en manos de funcionarios de la Defensoría del Pueblo, descansa un informe del abogado defensor: Luis Aguilera, solicitando celeridad en el caso. De igual forma, ante la oficina de correspondencia de la sede nacional del MPPSP, reposan varias cartas, de dirigentes sindicales y políticos solicitando atención medica para Rodney Álvarez. También se han realizado gestiones para que médicos privados lo atiendan, en alusión a que altos funcionarios del MPPSP (en un acto de evasión de sus responsabilidades), alientan que se permitiría su trasladado, si se consigue por la defensa o allegados.

Es evidente que el gobierno autoritario y antiobrero de Maduro, no quiere asumir su responsabilidad y pretende dejar a su suerte la salud de Rodney Álvarez, estando obligado a garantizarle la atención médica requerida y debida a todo detenido. Es esta una obligación y su falta es una burla, de la que ya conocemos nefastos resultados, en las cárceles del país. A inicios de este año, el pemón Salvador Franco, murió en El Rodeo II, producto de un cuadro de desnutrición y tuberculosis, que fue denunciado y nunca atendido. El pasado 29 de agosto, Gabriel Medina Díaz, fallece en el hospital Manuel Núñez y Tovar, luego de su traslado de la Pica (Monagas), debido a una no tratada insuficiencia respiratoria. Podemos darnos cuenta, ya que los casos abundan, y que la violación del derecho a la salud de los presos es una política premeditada.

No podemos ceder en la exigencia de respeto y cumplimiento del derecho a la salud de los trabajadores presos. Esta campaña solo cesa con la libertad inmediata y plena de cada uno de las compañeras y compañeros, que el gobierno de Maduro ha detenido para sembrar terror en la clase trabajadora en medio de la aplicación de un paquete antiobrero, que beneficia a la alta burocracia y al capital transnacional y local.

A Rodney Álvarez, no solo se le desconoce su derecho a la salud. Es esta la forma que hoy asumen en una cadena de incesantes violaciones de sus derechos por parte del gobierno. Como a él, también a otros trabajadores, que por defender sus derechos laborales y denunciar actos de corrupción hoy están tras las rejas, y para nombrar solo algunos, de una lista que pasa de los 150 trabajadores presos, también están: Eudis Girot, Guillermo Zarraga, Guillermo González, Robert Franco, Bartolo Guerra, Alfredo Chirinos, Aryenis Torrealba, Darío Salcedo, Tania Rodríguez, Marcos Sabariego, Gil Mujica, Derbys Rodríguez, Javier Tarazona, Rafael Omar Tarazona, Miguel Abreu Vélez, y ahora la profesora de la ULA, Aidaluz Guarisma Mérida.

Desde la Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma –Ccura-, pensamos que debe privar la movilización unitaria de las organizaciones sindicales, de derechos humanos, de familiares de las trabajadoras y trabajadores presos en la exigencia de libertad inmediata y plena para cada uno de los compañeros. De igual forma en su condición de detenido, debemos movilizarnos por el respeto a su salud, en la exigencia de que sean atendidos médicamente. Es responsabilidad del gobierno de Maduro, la condición de Rodney Álvarez y de cada compañera y compañero preso. Hoy más que nunca, exijamos en las calles, libertad inmediata y plena para Rodney Álvarez y su atención médica como la de las demás compañeras y compañeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *